Enlaces accesibilidad

Sarkozy considera que la ampliación está "paralizada" si no se ratifica el Tratado de Lisboa

  • El presidente francés asegura que es una idea "ampliamente compartida" en el Consejo
  • El presidente de turno, el esloveno Janez Jansa, cree por el contrario que no afectará
  • Los Veintisiete darán tiempo a Irlanda para estudiar una estrategia de ratificación 

Por

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, considera que la ampliación de la Unión Europea a los países de los Balcanes occidentales está "paralizada", mientras los Veintisiete no encuentren una salida a la ratificación del Tratado de Lisboa rechazado por Irlanda.

"Es seguro que, sin resolver el problema institucional, la ampliación se paraliza de iure y de facto", ha dicho Sarkozy en rueda de prensa tras participar en la primera jornada de la cumbre de la UE. "No vamos a continuar con la ampliación sin lograr antes un acuerdo entre los Veintisiete. No es razonable", ha añadido el jefe del Estado francés.

Sarkozy ha subrayado que está "a favor" de extender la UE hacia los Balcanes y ha dejado claro que no tiene "nada contra Croacia", pero al mismo tiempo ha subrayado que la UE decidió llevar a cabo la reforma institucional porque el Tratado de Niza -que sigue en vigor mientras no se ratifique el de Lisboa- "no permitía la ampliación".

Una idea compartida

Según el mandatario francés, ésta es una idea "ampliamente compartida" por los líderes. No obstante, el primer ministro esloveno y presidente de turno de la UE, Janez Jansa, se ha mostrado convencido de que se encontrará una solución "antes de que ningún candidato esté listo para la adhesión".

"No veo razones para que estos países sean víctimas de lo ocurrido" por el rechazo irlandés al Tratado de Lisboa, ha comentado Jansa.

Sarkozy, sin embargo, ha insistido en que "sería curioso" que una Unión de 27 miembros que no puede ponerse de acuerdo para diseñar unas instituciones que funcionen pudiera hacerlo para incorporar a nuevos socios.

Presidencia francesa

Respecto a cómo afrontará la presidencia francesa de turno de la UE, que comienza el 1 de julio, el escenario creado por el no irlandés al Tratado de Lisboa, Sarkozy ha resaltado que su intención es trabajar en asuntos que considera prioritarios, como la inmigración, el cambio climático, la energía y la defensa.

"Tenemos que demostrar que nadie se para por las dificultades institucionales", ha afirmado. En este sentido, ha explicado que el Gobierno irlandés se tomará unos meses de reflexión, hasta octubre, cuando informará a sus socios de cómo evalúa la situación y los Veintisiete definirán entonces su estrategia.

Noticias

anterior siguiente