Anterior Los pregoneros del WorldPride reivindican el Orgullo y demandan una ley estatal contra la homofobia Siguiente Más de 300 efectivos trabajan en un incendio en la Sierra Calderona, entre Castellón y Valencia Arriba Ir arriba

La joven asesinada en Logroño tenía un hijo de cinco años con su agresor

  • La mujer, una colombiana de 26 años, pudo morir asfixiada

  • El detenido, un camerunés, se autolesionó y fue atendido en un centro médico

|

La Policía Nacional ha detenido a un camerunés como presunto autor de la muerte de su compañera sentimental, una joven colombiana que apareció muerta el pasado viernes en su domicilio de Logroño.

Ambos mantenían una relación estable desde hacía más de seis años y tenían un hijo en común de cinco. Según ha detallado la Delegación del Gobierno en La Rioja, la mujer colombiana encontrada muerta en su domicilio del barrio de San José de Logroño es X.A.O. y tenía 27 años.

El hombre, un camerunés de 33 años cuyas iniciales son J.B.B. fue detenido ayer, tras ser atendido en un centro sanitario de la capital riojana por las lesiones que se provocó a sí mismo tras la muerte de su pareja, y ha pasado ya a disposición judicial.

El pasado viernes, una vecina alertó a la Policía Nacional, que encontró en el domicilio de la pareja el cuerpo sin vida de esta mujer, que no presentaba signos de violencia aparentes, por lo que fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para hacerle la autopsia.

Ayer, la Policía Nacional recibió un aviso de una pensión de Logroño por el intento de suicidio de un huésped, que era el compañero sentimental de la fallecida.

Los agentes interrogaron al hombre en el centro hospitalario en el que le asistieron de las lesiones que se produjo en el supuesto intento de suicidio, según la Delegación del Gobierno. Allí, el camerunés reconoció a los policías que había sido el autor de una agresión a su pareja.

Sin embargo, debido a la ausencia de signos externos de violencia, no se sabrán las causas del fallecimiento de la mujer hasta que no se conozca el informe del forense.

La pareja, con residencia legal en España y una situación laboral estable, mantenía una convivencia normal, según los vecinos, y la mujer nunca había presentado denuncias por malos tratos, como recogen las primeras averiguaciones de la Policía Nacional.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente