Enlaces accesibilidad

Sarkozy propondrá un férreo control de la inmigración cuando Francia presida la UE

  • Francia quiere ampliar los acuerdos bilaterales para expulsar a los 'sin papeles'
  • El documento recoge un 'contrato de integración' y respeto a las leyes de cada país
  • Se quiere obligar a los inmigrantes a aprender la lengua del país de acogida
  • La propuesta será presentada cuando Francia asuma la presidencia de la UE en julio
  • El contenido del documento ha sido revelado por el diario Financial Times
  • El rotativo recuerda que Sarkozy es hijo de inmigrantes húngaros

Por

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha anunciado que pedirá a la Unión Europea un cambio radical en la política común de inmigración cuando su país asuma la presidencia rotativa, a partir del 1 de julio, según informa Financial Times.

Según el diario económico, que cita un documento del gobierno francés al que ha tenido acceso, la propuesta contempla medidas de protección de las fronteras más eficaces, reclama lecciones obligatorias de las lenguas de cada país para los inmigrantes, además de otras como una identificación biométrica de cada persona que entre al territorio UE.

El documento galo reconoce que la UE necesita a los inmigrantes para su crecimiento demográfico y económico, pero señala que "Europa no tiene los medios para acoger con dignidad a todos aquellos que la ven como un Eldorado".

Contratos de integración

Otra de las medidas, que ya se escuchó en la campaña electoral de las pasadas generales en España, es la del contrato de integración para los recién llegados.

Este contrato llevaría consigo un compromiso de aprender la lengua del país receptor, así como el respeto a los valores europeos, en especial los relacionados con la igualdad de género y la tolerancia.

Deportaciones

El documento también habla de establecer una política para deportar a los inmigrantes que no vengan por los cauces legales. Además, el documento también recoge la posibilidad de levantar las restricciones a los trabajadores de los países del Este que entraron en la UE en 2004.

Sarkozy cree poco probable que la medida repita el mismo fenómeno del Reino Unido o Irlanda, que levantaron las restricciones hace dos años. El presidente galo quiere ganarse el favor de los países orientales para "normalizar" el papel de Francia en Europa.

Acuerdos con países de origen

París quiere establecer acuerdos de readmisión con los países emisores de inmigrantes irregulares. El motivo es que ahora se expulsa a uno de cada tres porque no hay suficientes acuerdos de expulsión, y el documento propone la expulsión de todos.

El documento recomienda utilizar como medidas de presión en las negociaciones cualquier contrapartida, ya sea diplomática o meramente económica. Por el momento, hay negociaciones abiertas con países como Turquía, Marruecos y Pakistán.

'Sólo los inmigrantes necesarios'

La propuesta gala quiere acabar con las llegadas masivas de inmigrantes, y establecer uno en el que se acoten las necesidades laborales reales de cada país, permitiendo sólo la entrada a aquéllos profesionales que cubran las necesidades de personal de cada territorio.

Sarkozy ya ha iniciado los contactos con otros países para consensuar estas propuestas, aunque Financial Times no revela con cuáles, para lograr un encuentro sobre el asunto con todos los países miembros a finales de año.

El diario económico recuerda que el propio Sarkozy es hijo de un inmigrante húngaro, aunque en parte debe su victoria a su dura postura sobre la inmigración. Desde que llegó al poder, ha endurecido los requisitos para la reunificación familiar.

También ha propuesto el sistema de inmigración por cuotas para cada país, sistema similar al que utiliza Estados Unidos.

Noticias

anterior siguiente