Enlaces accesibilidad

'Karina' pide a las FARC que se acojan al "plan de reinserción" y niega que asesinara al padre de Uribe

  • La guerrillera que se entregó el domingo pertenecía a uno de los frentes más sanguinarios
  • Era la única mujer que llegó a un puesto destacado dentro de las FARC

Por

La guerrillera de las FARC "Karina", que se entregó el domingo a las autoridades de Colombia y ha comparecido ante la prensa en un destacamento militar, pidió a los rebeldes que dejen las armas y se acojan al "plan de reinserción".

"La decisión que yo tomé de reinsertarme fue por la presión del Ejército en el área. El Gobierno ha planteado muchos beneficios para todos los que hagamos dejación de las armas", dijo "Karina" y precisó que la decisión final la tomó ayer mismo.

Considerada como la jefa del frente número 47 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de nombre Nelly Ávila Moreno, fue presentada en un destacamento militar en Medellín, capital del departamento de Antioquia, región en la que operaba y donde se rindió el domingo.

Niega haber matado al padre de Uribe

La jefa rebelde invitó a los demás combatientes "a que cambien esa vida que llevan dentro de la guerrilla, que se incorporen al plan de reinserción".
"Karina" dijo no tener relación con la muerte en 1983 del padre del presidente Álvaro Uribe, el hacendado Alberto Uribe Sierra, que fue asesinado por oponerse a ser secuestrado por las FARC.

"Yo no tengo mis manos manchadas en ese hecho", afirmó la guerrillera.La rebelde fue presentada en la sede de la Cuarta Brigada militar en Medellín por la directora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia), María del Pilar Hurtado, y por el general Mario Montoya, comandante del Ejército.

Las autoridades colombianas consideraron que su rendición fue otro golpe "contundente" contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que, según dijo la propia "Karina", se encuentran "resquebrajadas".

La guerrillera se entregó el domingo junto con su compañero sentimental, identificado como "Michín", tras acordar con el departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia) que lanzaría señales de humo para que la recogiera un helicóptero, en el que llegó junto con su hija, una niña.

"Karina" admitió durante su comparecencia que la tenían cercada y que no tuvo más salida que rendirse.
Aseguró, por otra parte, que no es responsable de la mayoría de los crímenes que se le imputan y que no dirigía el frente 47 desde hace dos años.

"Me acusan de muchos hechos de los que no he sido autora ni material ni intelectual", expresó la combatiente y agregó que también le "han tildado como mujer sangrienta".

"El mensaje que le envió al pueblo colombiano es que hay que hacer algo por la paz de Colombia y es la razón de mi desmovilización", subrayó "Karina", quien ahora dijo temer por su familia, ya que lo que hizo "es considerado en las FARC como una traición".

Noticias

anterior siguiente