Enlaces accesibilidad

La jueza archiva la causa contra 21 mujeres que abortaron en las clínicas de Morín

  • Los autos consideran que las mujeres actuaban convencidas de que era legal
  • La culpa es de los facultativos. que debieron "informarlas correctamente sobre su conducta"
  • La instrucción de la causa contra el médico y sus colaboradores sigue abierta

Por

Una juez de Barcelona ha decidido archivar provisionalmente las actuaciones contra 21 mujeres que practicaron abortos presuntamente ilegales en las clínicas del doctor Carlos Morín. Mientras, la instrucción contra el médico y sus colaboradores sigue abierta.

La titular del juzgado de instrucción número 33 de la capital catalana, Elisabeth Castelló, subraya en los autos que ese grupo de mujeres, que declararon como imputadas por un delito de aborto, se sometieron a las intervenciones presumiblemente ilegales "con el convencimiento de que su actuación era legal".

Según se desprende de las palabras de las 21 mujeres que declararon ante la juez, éstas decidieron abortar en los centros de Morín porque estaban reconocidos por la Generalitat de Cataluña y los facultativos que las atendieron, "que debían informarles correctamente sobre su conducta", les aseguraron que era legal, señala la juez.

La trama de abortos supuestamente ilegales practicados en centros de Barcelona del doctor Carlos Morín, especialmente en mujeres en avanzado estado de gestación fue descubierta a raíz de un reportaje de la televisión danesa en 2006 y se investigó en España tras una querella presentada por la asociación E-Cristians.

Indicios de ilegalidad en los abortos

Pese a que la juez cree que hay indicios que acreditan que los abortos a los que se sometieron las pacientes no respetaban las excepciones previstas por la ley, también considera que a las mujeres no se les puede imputar un delito de aborto porque desconocían que lo pudieran estar cometiendo.

Asimismo, Castelló remarca que en España "los tecnicismos del sistema penal sobre el delito de aborto" hacen que su comprensión por el común de los ciudadanos resulte "harto difícil" e impiden que cuando una mujer se encuentra en la tesitura de un embarazo inesperado no pueda siquiera llegar a saber si su conducta constituye un delito.

A la espera de analizar uno a uno cada caso, la Fiscalía ya ha avanzado que previsiblemente no formulará ningún recurso contra el sobreseimiento respecto a las mujeres, ya que considera "acertados y razonables" los puntos expuestos por la juez en su auto.

Noticias

anterior siguiente