Enlaces accesibilidad

El servicio de Alta Velocidad entre Barcelona, Tarragona y Lleida se estrena con éxito

  • Los trenes han partido con puntualidad desde la estación de Sants
  • Los usuarios dicen que compensa coger el AVE pese a que sea algo más caro
  • Este servicio permitirá mejorar las relaciones comerciales entre las provincias catalanas
  • Por
    Cataluña conectada por AVE

    El servicio de lanzaderas de Alta Velocidad (AVE) de Renfe entre las estaciones de Barcelona Sants, Camp de Tarragona y Lleida ha cumplido con las expectativas de los primeros viajeros y la administración en su primer día en servicio.

    El primer tren Avant ha salido con puntualidad de la estación de Sants a las 6.10 horas, mientras que desde Lleida, lo hizo a las 7.05 horas con la misma puntualidad. Ambos trenes circularon con poco pasaje, pues los billetes para este servicio se pusieron a la venta el pasado jueves.

    Los primeros usuarios, sobre todo estudiantes y gente que viaja entre las capitales catalanas por trabajo o negocios, coincidieron en reconocer la mejora que este servicio supone respecto a los trenes regionales convencionales y al servicio AVE.

    Sobre los trenes convencionales, los pasajeros aseguraron que el aumento de precio -de siete euros a 15 euros en el trayecto hasta Lleida- "compensa", puesto que el trayecto hasta la capital del Segri se hacía hasta ahora en más de tres horas y, con el Avant, se reduce a poco más de una. Para el trayecto a Tarragona, el tiempo es de media hora.

    Respecto al servicio AVE, la diferencia más importante es el precio. "El AVE es mucho más caro, se nota que es un servicio de calidad, pero los que cogemos el tren a menudo podemos renunciar a ella y ahorrar dinero", ha comentado uno de los viajeros.

    El responsable de Renfe del servicio Avant, Manuel Simón, ha asegurado que este servicio competirá directamente con el vehículo privado, aunque ha reconocido que también reducirá los usuarios del AVE y del tren regional convencional.

    Según Simón, las frecuencias del tren convencional podrían variar en un futuro en función de la demanda de este servicio Avant, que también podría circular en doble configuración dependiendo del número de viajeros por cada frecuencia.

    Próximo destino, Zaragoza

    El alcalde de Lleida, Ángel Ros, quien ha viajado en uno de los primeros trenes Avant, ha asegurado que este servicio supone una "mejora de las comunicaciones entre las capitales catalanas", pero ha afirmado que tiene que ir más allá y llegar a conectar Lleida con Zaragoza.

    Para Ros, la llegada del AVE primero, y de los Avant después, supone una "oportunidad" tanto económica como de formación para el territorio, y permitirá mejorar las relaciones comerciales entre Barcelona, Tarragona y Lleida.

    Sin embargo, ha insistido en que hay que mirar hacia adelante y trabajar para conseguir más frecuencias diarias y llegar hasta la capital aragonesa, puesto que es un centro económico muy importante para Lleida.

    Noticias

    anterior siguiente