Enlaces accesibilidad

El fin de dos siglos y medio de Monarquía en Nepal

  • El monarca Gyanendra será destronado tras su reinado corrupto y lleno de excesos
  • En 2006 la guerrilla maoísta y los partidos del Gobierno acordaron un proceso de paz

Por
Nepal, la república más joven

Alrededor de 17,6 millones de nepalíes acuden a las urnas para dar un adiós definitivo a la Monarquía en este pobre país asiático -uno de los diez más paupérrimos del planeta-. De las urnas saldrán los 601 miembros de la Asamblea Constituyente que instaurará formalmente la República de Nepal en su primera sesión.

En esa primera sesión la Asamblea Constituyente ratificará la abolición de la Monarquía nepalí tras 240 años de historia. Esta Asamblea se constituirá en Parlamento de transición que también tiene como misión redactar una nueva Constitución que siente las bases del nuevo sistema político de Nepal.

Las elecciones -pospuestas dos veces en junio y noviembre de 2007- son la culminación de un proceso de paz que se inició el 21 de noviembre de 2006- con la firma de un acuerdo entre la guerrilla maoísta y los partidos que entonces formaban la coalición de Gobierno- incluido el del actual primer ministro-.

Se ponía fin así a una guerra civil de más de diez años de duración y que costó la vida a 13.000 personas iniciada por los maoístas para luchar contra un sistema impasible a la pobreza del campesinado, en un país en el que 95% de la población se dedica a la agricultura.

Monarquía bicentenaria

En Nepal, según la tradición, el rey es la reencarnación del dios Vishnu. Y así ha sido por casi dos siglos y medio, hasta que los excesos y la corrupción del actual rey Gyanendra -que será destronado tras estos comicios- han derivado en su punto final. No obstante, en 1990 el pueblo nepalí logró acabar con el sistema que prohibía los partidos políticos, aunque la monarquía siguió vigente.

Ha sido precisamente el desprecio con el que Gyanendra ha tratado a la clase política nepalí y a su pueblo lo que ha logrado suscitar el acuerdo histórico entre guerrilla, Ejército y partidos para instaurar la República.

Gyanendra accedió al trono en junio de 2001 tras la matanza en extrañas circunstancias por parte del hijo del monarca Birendra (hermano de Gyanendra y de carácter más democrático) de sus progenitores y seis miembros más de la familia real antes de suicidarse de un tiro en la cabeza.

Pero el desprecio del pueblo hacia Gyanendra se acrecentó cuando en febrero de 2005 disolvió el Parlamento y se erigió en rey absoluto bajo la premisa de acabar con la guerrilla maoísta, comandada por el camarada Prachanda.

El pueblo nepalí se lanzó a la calle en abril de 2006 en masivas protestas que fueron duramente reprimidas y el rey tuvo que renunciar al absolutismo y aceptar la restauración del Parlamento. Tras el acuerdo de paz de noviembre de 2006 entre el Gobierno y la guerrilla maoísta, en enero de 2007 el rey quedó privado de poder ejecutivo y su rostro incluso eliminado de los billetes.

Proceso electoral

El proceso de paz contempla también que la guerrilla maoísta se integre en las Fuerzas Armadas. Además, a las elecciones los maoístas concurren con su brazo político, el Partido Comunista de Nepal-Maoísta (CPN-M), que se ha convertido en la segunda fuerza política del país y que se ha comprometido a respetar el resultado electoral.

Los otros dos partidos -se presentan un total de 55- con mayor fuerza son el Partido Comunista de Nepal (Unido Marxista-Leninista) y el Partido del Congreso del actual primer ministro, Kirija Prasad Koirala.

Otra fuerza que se ha sumado al ruedo político son los representantes de la importante minoría madheshi del sur llano del montañoso Nepal, donde algunos grupos armados han llamado a boicotear los comicios.

El partido que defiende la causa del rey Gyanendra es el Partido Nacional Democrático, que junto a otros grupos menores reclama un referéndum sobre la Monarquía.

La campaña electoral ha estado marcada por episodios de violencia política, étnica y religiosa, que se han cobrado la vida de 22 personas y han causado inquietud en la ONU, encargada de supervisar el proceso de paz. Tres de los muertos eran candidatos.

Los resultados electorales no se conocerán hasta dentro de diez días.

 

 

 

Noticias

anterior siguiente