Enlaces accesibilidad

Cataluña aprueba la primera ley de fosas comunes

  • El proyecto pretende localizar e identificar a los desaparecidos en la Guerra Civil
  • Los allegados podrán pedir la exhumación de los restos, que será costeada por la Generalitat

Por

El Gobierno catalán ha dado un paso adelante en la recuperación de la llamada memoria histórica. Atendiendo a la petición de numerosos familiares de desaparecidos durante la Guerra Civil y el franquismo, acaba de aprobar el anteproyecto de ley de fosas comunes, que promoverá la "dignificación y la señalización" de estos espacios para evitar que caigan en el olvido.

"Reconocer la dignidad de las personas desaparecidas, hacer efectivo el derecho de los familiares a obtener información sobre el destino de sus parientes, a la señalización del lugar del enterramiento y, si procede, a la recuperación de los restos".

Éstos son los objetivos de una ley que, como primer paso, vendrá acompañada de la publicación de un mapa de las 170 fosas comunes que la Generalitat calcula que hay en la comunidad.

Exhumaciones sufragadas por el Govern

La medida contempla la posibilidad de que los familiares pidan la exhumación de los restos encontrados en las fosas, cuyos gastos correrían a cargo de la Generalitat.

Estas exhumaciones sólo se podrán realizar a petición de los allegados o de entidades sin ánimo de lucro dedicadas a la investigación de la memoria histórica.

Las peticiones serán estudiadas por una comisión asesora formada por expertos y personal de la Dirección General de Memoria Democrática, dependiente de la Generalitat, que sólo las autorizarán si existen "pruebas documentadas" que las justifiquen.

Esta ley, la primera de estas características que se aprueba en España, nace como respuesta a una moción aprobada en 2003 por el parlamento catalán, donde se pedía la dignificación de las fosas comunes así como el rescate de los restos si los familiares así lo creían necesario.

 

 

Noticias

anterior siguiente