Enlaces accesibilidad

La provincia de Kosovo declara su independencia unilateral de Serbia

 

  • La decisión cuenta con el firme rechazo de Serbia y su gran aliado, Rusia
  • La OTAN confirma que las fuerzas de la KFOR seguirán desplegadas en Kosovo

Por

Con una votación a mano alzada, los 111 diputados presentes en el Parlamento de Pristina dieron su visto bueno a la creación del nuevo estado de Kosovo. A pesar del intento de boicot por parte de los representantes de las minorias, el primer ministro kosovar, Hashim Thaçi, declaró la independencia unilateral de Kosovo de Serbia y la alegría se apoderó de las calles del país recién nacido.

El presidente kosovar, Fatmir Sejdiu, dijo a la prensa en Pristina: "Ahora que se proclamó la independencia, tengo el honor de invitar a todos los países del mundo a establecer relaciones diplomáticas normales con nosotros". Por su parte, el presidente del Parlamento kosovar, Jakup Krasniqi, dijo que "se está cambiado la historia de los Balcanes y el mapa de Europa" y calificó la independencia de Kosovo como "punto de inflexión" para la región. El primer ministro, Hashim Thaçí, quien leyó en el Parlamento la declaración de independencia, aseguró que el nuevo Estado va respetar los derechos de las minorías y subrayó que "desde hoy Kosovo será un Estado democrático y multiétnico".

Serbia rechaza el nuevo Estado

"Kosovo es Serbia, y siempre será así", declaró, por contra, el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, quien arremetió contra "la política destructiva, inmoral y brutal" de Estados Unidos, al que acusó de haber llevado a la declaración de lo que denominó un "Estado falso". Kostunica dijo que la Unión Europea (UE) "bajó la cabeza" ante "la humillación" estadounidense, "y por eso será responsable de todas las consecuencias" de la independencia de Kosovo en el orden internacional. A su vez, el presidente serbio, Boris Tadic, que tiene previsto viajar hoy a Nueva York para asistir a una sesión del Consejo de Seguridad, también afirmó que su país no reconocerá nunca la independencia de Kosovo y aseguró que las reacciones de Serbia serán pacíficas, diplomáticas y jurídicas. "Serbia superará esta situación con calma, con dignidad y de forma civilizada. Serbia no recurrirá a la violencia y ése es el único enfoque que puede proporcionarnos que prosigamos la lucha legítima para la preservación de la integridad del país", indicó Tadic al dirigirse a los ciudadanos serbios por televisión.

Rusia lo lamenta y Albania lo celebra

Rusia calificó de "acto ilegítimo" la proclamación unilateral de independencia por parte de las autoridades de Kosovo y describió como "constructiva" la actitud de Serbia. "Desde el punto de vista del derecho internacional, la declaración, de facto unilateral, de la independencia de Kosovo, es un acto ilegítimo", aseguró Dmitri Peskov, portavoz adjunto del Kremlin, citado por las agencias rusas. El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne hoy, a petición de Rusia, para abordar la situación creada tras la declaración de independencia de Kosovo. Por el contrario, en Albania, unida a Kosovo por estrechos vínculos étnicos y políticos, las reacciones han sido de gran satisfacción ante la declaración de independencia. El primer ministro albanés, Sali Berisha, felicitó a los albano-kosovares por la proclamación de la independencia y destacó que se trata del momento más solemne de la nación albanesa. "Vivimos como albaneses el momento más solemne de la nación, su verdadero nacimiento", afirmó el jefe de Gobierno albanés en un discurso televisado.

Solana pide calma

Por su parte, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Javier Solana, ha instado a todas las partes en Kosovo a actuar "con calma" y de manera "responsable" y ha manifestado su convicción de que los líderes kosovares "estarán a la altura de sus responsabilidades en este momento crucial". El presidente de EEUU (el principal impulsor de la independencia de Kosovo), George W. Bush, aseguró en Tanzania (una de las etapas de su actual gira africana) que Washington cooperará con sus aliados para evitar la violencia en la zona. "EEUU seguirá trabajando con sus aliados para hacer todo lo posible para asegurar que no hay violencia", dijo Bush, según la transcripción de una rueda de prensa ofrecida en Tanzania y cuyo texto ha divulgado la Casa Blanca. Bush señaló que EEUU cree que "es necesario resolver el estatus de Kosovo para que haya estabilidad en los Balcanes" y recordó que Washington ha respaldado de forma contundente el conocido como "plan Ahtisaari", que asegura, entre otros aspectos, los derechos de las minorías étnicas.

La KFOR continuará en Kosovo

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Sheffer, ha hecho un llamamiento a "la máxima contención y moderación" de todas las partes en Kosovo y ha convocado para mañana una reunión del Consejo Atlántico, máximo órgano decisorio de la Alianza. En un comunicado, Scheffer recuerda a albano-kosovares y serbios que la KFOR (la fuerza internacional de estabilización al mando de la OTAN) "continuará cumpliendo sus compromisos con un entorno seguro en todo el territorio de Kosovo conforme a la resolución 1244 de la ONU, salvo que el Consejo de Seguridad decida otra cosa". En este sentido, el comandante de KFOR, el teniente general francés Xavier de Marnha, ha advertido hoy de que "no tolerará" actos de violencia y ha pedido que las manifestaciones que se celebran con motivo de la autoproclamada independencia transcurran "de forma ordenada y pacífica". "Es esencial que la gente evite comportarse de manera provocadora y no reaccionar a las provocaciones", afirma el militar en un comunicado redifundido hoy en el sitio web de la KFOR.

Noticias

anterior siguiente