Japón: Un bloque compacto con 'buena Honda'

Japón: Un bloque compacto con 'buena Honda'

La selección de Japón llega a Brasil 2014 en su quinta fase final consecutiva de la Copa del Mundo, consolidándose como una de las potencias modernas del fútbol asiático.

A partir del Mundial disputado en casa en 2002 –en asociación con Corea del Sur-, la clasificación de los nipones más allá de octavos supone un verdadero hándicap a superar. Por ello, la Federación confió en la filosofía de un técnico italiano del currículo de Alberto Zaccheroni para dar el impulso que les falta a los ‘samurais azules’.

Tardó en carburar el equipo de Zaccheroni, pero a fuerza de goles fueron asimilando los conceptos del seleccionador y mostrándose como un bloque competitivo. Sendos traspiés contra Corea del Norte y Uzbekistán sembraron las dudas, pero nuevamente enderezaron el rumbo con goleadas a Omán (3-0) y Jordania (6-0).

El combinado japonés, el del país del sol naciente, sigue siendo una constelación de jugadores que giran en torno a su estrella principal: Keisuke Honda. En pleno cénit futbolístico (27 años) el mediapunta ha pasado de explotar su talento en el CSKA de Moscú en un Milan a priori más competitivo en Europa.

Además, la selección de Japón reúne jugadores que tal vez no tengan tanto renombre, pero demuestra solvencia como conjunto. Uchida y Nagatomo en defensa, Endo junto a Honda en la medular y arriba, en primera línea de ataque Kagawa y Okazaki convierten a Japón en un rival a tener en cuenta.

Estadísticas País
Clasificaciones
Ranking
Plantilla
Calendario