Rubens, la colección del Prado