rtve Rtve.es

 

Las vacunas contra los virus van por autonomías: 19 calendarios distintos para inmunizar a los niños


Ver Calendarios de vacunas en un mapa más grande

  • El PP propone en el Senado unificar todos los calendarios que existen
  • Todas las comunidades incluyen el mínimo fijado por el Consejo Interterritorial
  • Pero algunas, como Madrid o Galicia, introducen otras como la del neumococo
  • La Asociación Española de Pediatría pide también un calendario único
ANA MARTÍN PLAZA - MADRID 

La inmunización contra las enfermedades va por 'barrios'. Aunque el índice de cobertura de vacunación en España está por encima del 90% y 95%, no está protegido frente a los virus y las bacterias de la misma manera, un bebé madrileño que uno gallego o aragonés. En España conviven actualmente hasta 19 calendarios vacunales distintos.

Todas las autonomías recogen las vacunas fijadas en el Consejo Interterritorial de Salud, el mínimo necesario, pero hay algunas que van más allá con la incorporación de dosis frente a otras enfermedades. Entre los calendarios más completos se encuentran los de Madrid, Navarra o Galicia.

Por ese motivo, el Partido Popular ha presentado una moción que se debate en el pleno del Senado este miércoles para instar al Gobierno a promover "la implantación generalizada del calendario vacunal único de obligado cumplimiento para todo el territorio nacional basado en criterios científicos y orientado hacia un amplio consenso dentro de la Unión Europea".

El Partido Popular no hace sino recoger la demanda que desde hace años viene haciendo la Asociación Española de Pediatría. El coordinador del Comité Asesor de Vacunas de esta sociedad científica, Josep Marès, señala la "equidad", que todos los niños puedan recibir las mismas vacunas, como la primera razón para unificar los 19 calendarios que existen actualmente.

Según explica a rtve.es este experto, no existe ninguna "razón epidemiológica" que justifique las diferencias entre las diferentes comunidades autónomas, dejando al margen la inmunización contra la hepatitis A en las ciudades de Ceuta y Melilla.

Tener un mismo calendario facilitaría también la compra de vacunas a precios más competitivos, ya que ahora cada comunidad autónoma tiene que sacar a concurso la adquisición de las dosis. Realizar una compra mayor abarataría los costes, según este experto.

Se trata también de "racionalizar" la situación de forma que si un niño nace en una comunidad pero sus padres se van a vivir a otra no pierda vacunas, pero tampoco las duplique.

No obstante, la decisión de establecer un calendario único es una decisión más política que científica, según Josep Marès.

Madrid, el calendario vacunal más completo

Las consejerías de Sanidad de las distintas autonomías diseñan la dispensación de las vacunas en función del calendario que marca el Consejo Interterritorial de Salud, pero tienen capacidad para ampliar este documento de mínimos.

Actualmente, todos los niños españoles independientemente de donde hayan nacido, reciben las siguientes vacunas: poliomelitis; difteria, tétanos y tos ferina (DTP), haemophilus influenzae tipo b; sarampión, rubeola y paperas (SRP); hepatitis B; meningitis meningocócica C, varicela (si no se ha pasado la enfermedad) y virus del papiloma humano (solo niñas de entre 11 y 14 años); aunque haya diferencias del momento de dispensación.

La vacuna del neumococo y la varicela a temprana edad

Desde la Asociación Española de Pediatría cree que entre estas vacunaciones sistemáticas debería estar la vacuna del neumococo. Solo hay dos comunidades autónomas que la tienen incorporada a su calendario vacunal: Madrid y Galicia. En el caso de esta última ha comenzado a dispensarla desde el 24 de enero.

El doctor Marès explica a rtve.es que además de estas vacunas sistemáticas, los pediatras recomiendan dos vacunas más: la del rotavirus ("la primera causa de hospitalización por diarrea en los cinco primeros años de vida en España) y la de la varicela a edad temprana. [Ver calendario de vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría 2011]

Actualmente, todas las comunidades autónomas tienen incluida la vacuna de la varicela, pero la dispensan en la preadolescencia, cuando la mayor parte de los casos de esta enfermedad se dan en niños pequeños.

"La vacuna de la varicela es absolutamente recomendable" a temprana edad, subraya Josep Marè. Actualmente solo Madrid, Navarra y Melilla la dispensan a los 15 meses.

De esta forma, con la inclusión de estas vacunas, se obtendría un calendario "óptimo, deseable y equilibrado" destaca este pediatra.

La Asociación Española de Pediatría incluye dos vacunas "selectivas" más en su calendario para grupos de riesgo: la de la gripe y la hepatitis A.

El País Vasco vacuna de tuberculosis

Además de Ceuta y Melilla, Cataluña también dispensa la vacuna de la hepatitis A en el marco de un programa piloto, dirigido a alumnos de 6º curso de Primaria, que se prolongará hasta el curso escolar 2013-2014 incluido.

Al margen de las vacunas recomendadas por la Asociación Española de Pediatría, el País Vasco administra a los recién nacidos la vacuna de la tuberculosis.

Una cobertura de entre el 90 y 95%

El coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, en cualquier caso destaca la altísima cobertura de vacunación que existe en España gracias a un sistema universal y gratuito. Entre el 90 y el 95% de los niños están inmunizados.

Otros países como Estados Unidos o Alemania funcionan de forma distinta. Tienen un mismo calendario a seguir en todo el territorio pero la dispensación de las vacunas muchas veces no son gratuitas y dependen de que el progenitor asuma su coste, por lo que la cobertura no es tan elevada como en España.

Vacunarse, una cuestión de solidaridad

Cumplir con el calendario de vacunas es, según Josep Marès una cuestión de "solidaridad".  La vacunación generalizada de la población ha demostrado ser "una de las medidas preventivas más eficaces" que han ayudado a erradicar algunas enfermedades como la viruela y a reducir de una forma "impresionante" los casos de otras enfermedades como la difteria o la poliomelitis.

Marès entiende que quienes se oponen a la vacunación de los niños pequeños o no ven que sea tan necesaria pueden estar influidos por la "percepción de salud" que existe en nuestra sociedad por el reducido número de casos que se dan de algunas enfermedades como, como por ejemplo, el sarampión.

Pero precisamente este número reducido de contagios se ha logrado gracias a la vacunación sistemática. Cuando se da un caso de estas enfermedades ya poco frecuentes se extienden precisamente por la "bolsas" de gente que no está vacunada.

Evidentemente, las vacunas tienen unos efectos secundarios ya que el cuerpo tiene que reacciona ante un virus o bacteria y puede aparecer fiebre o malestar, pero "el beneficio excede a los posibles riesgos", concluye Josep Marès.

Imágenes relacionadas

V?deos relacionados