Enlaces accesibilidad

Programas para todos los públicos Repor Logotipo de 'Repor' Todos los Jueves 00:00 y domingos 20:30 horas en Canal 24H

El reporterismo vuelve a estar de moda en televisión. Este espacio se introduce en los barrios y los pueblos para mostrar historias anónimas de carácter social, con un lenguaje directo y sin guionización.

REPOR es un programa de producción propia de los Servicios Informativos de TVE. Con rigor, compromiso y voluntad de servicio. REPOR aborda en sus reportajes contenidos sociales, de denuncia o retratos y situaciones de la vida cotidiana que preocupan e interesan a todos.

REPOR refleja todos estos asuntos desde la naturalidad y la agilidad. El estilo de los reportajes hace que los profesionales del equipo se conviertan en testigo mudo de lo que ocurre; las cámaras se acercan a las personas sin forzar las situaciones, porque 'REPOR' busca ser un puente entre los ciudadanos y la televisión pública. El lenguaje es directo, las escenas no se preparan, en definitiva se trata de mostrar lo que ocurre en nuestras ciudades, en nuestros pueblos, en nuestras calles.

Reemisiones: Miércoles a las 05:30 y a las 16:00 horas (en el Canal 24 horas) y la noche del miércoles al jueves a las 01.30 horas (en La 1).

Puedes ver también las adaptaciones radiofónicas de los reportajes en "Repor en Radio 5", los sábados a las 18.05 horas.

Añadir a favoritos

La guerra del graffiti - Avance

20.01.2020

Lucas fue sorprendido por la policía cuando iba a pintar un vagón de tren. El susto, el disgusto de sus padres, y también la multa que le impusieron hicieron que reflexionara sobre el lugar donde estaba haciendo sus pintadas. Hoy pinta comercios, domicilios e imparte talleres de graffiti a chavales con dificultades: “al hacerlo “legal” me di cuenta de que algo que no reconocía nadie pasaba a darme prestigio social. Ahora puedo decirle a todo el mundo que soy graffitero, y me siento orgulloso”. Como Lucas son muchos los “escritores” de graffiti que comienzan pintando sin permiso, y eso es lo que más problemas de convivencia genera: “El problema es el graffiti ilegal, ese que te pintarrajea las paredes, las puertas y los portales, que convierte el barrio en un lugar marginal”; es la denuncia de Jordi Gordon, portavoz de la plataforma SOS Malasaña, que intenta llamar la atención de las autoridades de Madrid para que pongan coto a esta práctica. Más sanciones o aumentar las brigadas de limpieza no parece ser la solución, y ya hay lugares como Cheste, en Valencia, que ha cedido sus paredes para que los graffiteros se expresen libremente y lo han convertido en ruta turística.