Enlaces accesibilidad

Palabra de ingeniero Logotipo de 'Palabra de ingeniero' Todos los Domingos a las 09.25 horas en Radio 5

Un espacio de la Real Academia de Ingeniería (www.raing.es), en colaboración con Radio 5, que pretende dar a conocer y poner en valor el idioma español como lengua científico-técnica para más de 560 millones de hispano-hablantes en todo el mundo. Algoritmo, ingeniería de tejidos, impresión 3D, biorreactor, nanopartícula... Así hasta más de 50.000 términos recogidos en el Diccionario Español de Ingeniería, obra de acceso abierto a los ciudadanos que quieran descubrir y disfrutar de la riqueza y el enorme potencial del vocabulario técnico en español empleado hoy en día en el mundo.

Contacto: www.raing.es

Añadir a favoritos

Nuestra vida diaria está plagada de un buen número de objetos dotados de propiedades físicas y químicas impensables hace unas décadas que nos facilitan la existencia. Entre ellos se encuentran los fotodiodos, dispositivos que transforman la luz en corriente eléctrica. Según José Antonio Martín Pereda --ingeniero de telecomunicaciones y miembro de la Real Academia de Ingeniería--, el fotodiodo genera una cantidad de corriente eléctrica proporcional a la cantidad de luz que lo ilumina. La mayoría vienen equipados con un lente que concentra la radiación electromagnética y suelen estar dotados de un amplificador que aumenta la intensidad.
Por lo general estos elementos se fabrican en Silicio, Germanio, sulfuro de plomo, indio, galio o arsénico, cada uno de los cuales posee su propia sensibilidad a determinadas longitudes de onda. El fotodiodo responde a gran velocidad a los cambios de luz y oscuridad y pueden emplearse en circuitos con tiempo de respuesta más pequeño. Sus primeras aplicaciones fueron en los lectores de códigos de barras de los hipermercados en la década de 1970, y ahora su empleo es masivo en lectores de CD, comunicaciones y en los mandos a distancia.