Elige usuario

  • Chronokids en inglés
  • Chronokids
  • Los Diablillos en inglés
  • Los Diablillos
  • Otto y el cumpleaños
  • 10
    Seguir viendo Poder canijo
    No te pierdas los nuevos episodios. Domingos a las 22.30 horas en clan
    Otto y el cumpleaños
  • Peg+Gato
  • Peg+Cat
Para todos los públicos Poder canijo - 09/10/16 - ver ahora
Transcripción completa

¿Cómo reaccionan los niños cuando el robot hace lo que quieren?

Pues la cara de alegría y disfrutan. -Es un proyecto piloto

porque la inteligencia emocional, hasta ahora, no se había llevado

a la escuela, ¿no? -Y usan estas metodologías

que, prácticamente, tenemos a todas participando.

Hablando de cohetes, ¿vamos a poder...?

¿Probamos? -¡Ignición!

-Ay, ay... Y ahí vas buena.

(Aplausos)

¡Madre mía! Cuanta más inercia cojas,

más momento angular tendrá. Parece un videoclip de los 80.

Es muy difícil lo que está haciendo Mario.

¡Impresionante! Eso es una prótesis, Flipy.

Es la misma prótesis que hemos impreso esta mañana

con la tecnología de impresión 3D. Por ejemplo,

Juan es el dueño del contestador. Soy el dueño.

Y él y yo somos novios. Y me dice: "Oye,...".

Hay cosas que la gente no sabe y que son curiosas.

Por ejemplo, ¿qué pregunta te has hecho hoy?

Por ejemplo, ¿de dónde sale el viento?

Y esta es la historia de Cristóbal Colón,

que un día reunió a su tripulación

y se fue surcando los mares profundos.

En busca de un Nuevo Mundo.

(Música cabecera)

¡Eh! ¡Ese saludo, ese saludo al personal!

Qué maravilla. Muy buenas, público.

Veníos aquí, chicos, que se os ve mejor.

¡"Poder Canijo"!

Demostrado con Mara, con Lola, con Fer y Adrián,

que son nuestros chicos. Estos son de la Tierra,

ellos son terrestres, pero ellos no.

Ellos son extraterrestres. Se llaman Tikis y Mikis.

(Aplausos)

-Sí, sí. -Vaya, tío, ¿qué pasa?

Bienvenidos, Tikis, Mikis. Sentaos, chicos.

Bueno, son unos extraterrestres muy particulares.

En su planeta, no necesitan brazos ni piernas ni cerebro.

(AMBOS) No, no, no.

Mira, hacemos el choque de orejas. Con eso tenemos todo. ¡Mira!

¿Estáis haciendo el choque de orejas?

-Mira, tío. -Choque de orejas...

Es lo único que pueden chocar. Pero, público,

¿por qué no chocáis vosotros también las orejas?

A ver, que os vea yo. Mirad, sí las chocan.

Cuidado, que las están chocando. Mira, hazlo ahí.

-Vaya, qué bien lo hace. En la Tierra,

también se chocan las orejas, ¿vale? No paséis la acera, ¿eh?

Estamos en un programa en el que pretendemos

es mostrarles las innovaciones que se producen

en el ámbito de la enseñanza. Sí, sí.

Antes quiero dar las gracias a los más de 1000 docentes

que nos llamaron para compartir sus innovaciones con nosotros.

Hemos tenido el asesoramiento de la Fundación Telefónica,

su comité educativo, que nos ha ayudado a seleccionar,

a elaborar este muestrario de alguna de las innovaciones metodológicas,

a nivel de enseñanza, que en estos momentos hay en España.

Cualquier profesor, a mí, me provoca admiración.

Vocacionalmente, a mí me parece que no hay nada

que supere a un maestro, una maestra, como les llamo yo...

Profesor, profesora. Por lo tanto, desde aquí,

nuestro interés por mostrar este afán que tienen por mejorar

la calidad de la enseñanza. Ya llega el momento,

una vez explicado en qué consiste este programa

más o menos, que veamos el primer vídeo.

Atención, sobre él pueden surgir preguntas

y cuestiones que nos pueden interesar mucho.

Vamos a verlo, en casa también se puede participar.

(Música triunfal)

Madre mía, qué épico es eso, ¿eh? -Vaya, los pelos como escarpias.

Totalmente. Es que impresiona. Parece la escena de una película.

A ver, este profesor y estos alumnos tienen, atención, una gran misión.

Van a hacer despegar un cohete, van a limpiar de basura el bosque

o van a rascarse la espalda con un mono amaestrado

que vive en uno de los árboles y que se apellida Domínguez.

(Risas)

La del mono, claro. -Sí, sí, lo del mono.

¡Fer! Creo que van a despegar un cohete

porque van ahí, con toda la música épica...

Ahí en plan... "Vamos". Mira, es una buena...

Crees que la música va a condicionar lo que suceda luego.

Claro. -No, no.

Por orden... ¡Lola! Creo lo mismo Fer.

Que harán despegar a un cohete porque van...

¿Lo del mono no te convence? ¿No puede haber un mono?

Lo del mono es lo mejor. -Por favor, que sea el mono.

Estoy que me tienta tanto que sea el mono...

Todo mejora con un mono. O sea, crees que van a lanzar

un cohete. En mitad del bosque, ¿esas criaturas?

Porque van caminando como si fuesen hacia un cohete,

van a despegar y van a ir a un planeta.

Me maravilla esto, público,

porque ¿cómo se camina cuando uno va hacia un cohete?

(Risas)

O sea, veo a una persona caminando y digo:

"Este... a lo mejor, luego por la tarde,

se va a un cohete". Por la forma que tienen de andar.

Estos chavales ven mucha ciencia-ficción.

Ahora estáis con la cosilla de saber cuál es la respuesta correcta.

Vamos a verla. Dentro vídeo.

(Música)

La semana pasada estuvimos trabajando en el colegio,

os acordáis, los conceptos de presión, de acción...

Me llamo Lluís Ignasi Bonastre, soy profesor en el Colegio La Farga.

Mi innovación consiste en que los chavales comprendan

los conceptos que trabajamos en los colegios.

No solo que lo aprendan en los libros,

sino que puedan probarlo, que puedan manipularlos...

Haremos una actividad:

construir un "water rocket", un cohete de agua.

Vamos a utilizar el envase para provocar presión

en su interior.

Experimentarán el concepto de presión,

el concepto de aerodinámica... Verán la confluencia

que puede haber entre la ciencia y la ingeniería.

Ahora, ¿qué es? ¿Es un cohete?

¿Qué es lo que veis desde la punta? -Un avión.

-Un avión. ¿Y esto es un avión?

(AMBOS) No.

¿Qué es?

(A LA VEZ) Un cohete.

Un cohete. -De grande quiero ser ingeniero

y esto me va a servir para saber dónde poner las alas,

dónde poner el peso, si arriba o abajo...

(Música)

Al lanzarlo, habrán de rellenarlo de agua y de aire.

Medir cuántos centilitros de agua ponen.

Después, al cargar la presión del cohete,

cuantificar los bares...

Todo lo que hagáis para el lanzamiento del cohete,

el agua que habéis puesto dentro, la presión y el ángulo

lo vamos a anotar en la pizarra. Ellos, después, van comprobando,

intercambiando las distintas variables,

qué cohete su más arriba.

(TODOS) ¡Cinco!

¡Cuatro!

¡Tres!

¡Dos!

¡Uno...! ¡Despegue!

Ah...

(Aplausos)

Lluís Bonastre. Sant Cugat, Barcelona. ¿Qué tal?

Muy bien, aquí, muy contentos. Están todos embobados.

A los niños les encantan todas estas cosas.

Lo que se evidencia aquí, viendo cómo trabajas con ellos,

es que es eminentemente práctico. Basado en experimentación directa.

Hay que hacerles participar. Que ellos experimenten,

que vean práctica, que disfruten de la alegría de ver

un producto final que consiguen ellos.

Os lo pasáis tan bien que te han llegado a preguntar

que si tú estabas trabajando o... Una vez...

Una vez estaba en clase, preparando justamente un cohete.

Estábamos mirando la aerodinámica y estaban los alumnos trabajando.

Tenía cerca un alumno y me dice: "Luis, Luis...".

Me estira del bolsillo... Me dice: "¿Te puedo hacer una pregunta?".

Y yo: "Sí, sí". Pero estaba con mi cohete.

Estábamos ahí, mirando cohete y dice que es una pregunta personal.

¡Stop! Detengan el tiempo. Dime, ¿qué quieres preguntarme?

Y dice: "Tú... ¿tú de qué trabajas?". Qué bonito, ¿eh?

Y dices: "Tío, soy tu profe". Y dice: "Pues mola".

No te veía tan... ¡Lluís!

-¡Dime! -Qué pasada es esto de los cohetes.

Oye, ¿alguna vez ha fallado alguno y os ha caído encima o algo?

-Ah...

Sí.

(Risas)

Cuéntalo, hombre. -Formulas una hipótesis, ¿no?

Este cohete subirá a 60 m de altitud y resulta que ni uno.

-Jolines. -Porque se deshace antes

y te deja empapado. Lo habitual es quedarte empapado

en el lanzamiento de cohetes. Hablando de cohetes,

¿vamos a poder...? ¿Probamos?

Has comentado que cabía la posibilidad

de hacer aquí un cohete. ¿Podemos hacerlo?

Si os parece bien, vamos a simular un cohete.

Y tengo un encargo para cada uno.

-Vale. -¿Os parece?

-Lana... Para mí, lana. -Un encargo para los chavales.

-Para Juan, después también le daremos un encargo.

Ah, vale. Lluís, ¿nosotros qué?

-¿Qué hacemos? Que tenemos experiencia en viajes.

No, ¿qué vais a hacer vosotros? Tenéis que hacer un carro.

-Yo lana. Luego nos echáis una mano.

¿La lana?

(RÍE) Qué cachondo el bigotazo este.

-Sistema de guiado del cohete. Sistema de guiado del cohete.

Ahí está. Agarra, agarra.

¿Vamos a necesitar los globos? Sí, sí.

-Hincha, a ver si podemos... Hacen falta pulmones, ¿eh?

Sí, yo es que no los he traído. Yo no puedo.

-Mara, ven, corre. ¡Fuerte! Aguanta apretando.

¡Soplando, soplando! Está a punto de...

Venga ahí. -Que se note que podéis hinchar

un globo, muchachos. Pero, Fer, macho...

¿Aguantas?

(ASIENTE)

-Muy bien, aquí tenemos uno. Tenemos un globo. ¡Lola!

-Yo soy la encargada de la cinta. -Lola, una pregunta.

Si tú soltaras el globo, ¿qué pasaría ahora?

-Pues... si suelto del globo, creo que es normal

que el globo salga volando hasta que se desinfle.

Hasta que se le acabe el combustible.

Y caiga al suelo. -Y caiga al suelo.

¿Qué hay dentro del globo? -Aire.

-¿Cómo está el aire dentro del globo? Bien, no se ha quejado hasta ahora.

(Risas)

Así volamos nosotros después de la fabada.

(RÍE)

El aire está a presión y quiere salir.

Si tú sueltas el globo, se irá. Pero nosotros queremos que vaya

a un lugar concreto. Fer, ven.

Con el globo. No lo sueltes, ¿eh?

-Sí, sí. -¿Lanzamos uno?

Vamos a lanzar este, que lo tengo entrenado.

Siempre que lo suelto, se va.

(RÍEN)

Me acabas de llenar de salivilla. Esto me ha costado mucho ensayarlo.

Estira fuerte. Bien, el globo lo ponemos debajo.

Por favor, atentos, que este momento es muy delicado.

Gírate, ponte a mi lado. Vente para acá, Fer.

A mi lado, Fer. ¿Qué hemos hecho?

Hemos hecho el cohete con un globo, que está presión.

Y con un cordel. ¿Un cordel?

Esto va adherido a una pajita... Por si lo quieren hacer en casa.

Esto no tiene peligro. Ningún tipo de peligro.

Hay que poner al padre y a la abuela sujetando el cohete.

Veremos si sale. ¿Preparados?

-Habrá que hacer una cuenta atrás o algo, ¿no?

¡Venga! ¡Vamos con la cuenta atrás!

(TODOS) ¡Tres!

¡Dos!

¡Uno...!

-¡Ignición! -¡Cero!

-¡Ahí va Dios! -¡Impresionante!

(Aplausos)

Te ha gustado, ¿eh? Toma, para que practiques.

Lluís, ha sido un verdadero placer. No, gracias a vosotros.

Esto es lo que motiva a los niños y lo mostramos en este programa,

que se puede enseñar mezclando lo lúdico

con los contenidos obligatorios para enseñar en clase.

Muchísimas gracias, Lluís. Sí, sí. Muchísimas gracias.

Si eres tan amable...

(Aplausos)

(Música)

Madre mía, vaya tío.

La mujer que viene a continuación viaja por el tiempo años atrás

lo que le da la gana y nos trae unas cosas increíbles.

Ella es increíble en todos los aspectos.

Señoras y señores,

hace su entrada en plató doña Elena Furiase.

(Música)

Lo de hace su entrada en plató... Qué bonito.

Olé, olé y olé. Pero me ha dado la sensación

como de que me iba a caer y... ¡No!

Y no me he caído. No te has caído.

No, es que yo suelo caerme siempre. ¿Porque te ibas a caer?

En todas partes y más ante tu presencia.

Ah, cómo es Elena Furiase. Lo has hecho idéntico

que en el ensayo. Muy bien. ¿Sí? Qué bien.

Elena, Elena, Elena... Hola, chicos.

Hola, guapa. ¿Cómo estáis?

Hola, Tikis, Mikis. Están colorados de verte.

Estamos locos por verte. Oh...

Nos han salido los mismos lunares que llevas tú.

-Ay, ay...

Me dan calambre. No, que son muy sensibles.

¿Sí? Vaya... Enseguida se enamoran,

enseguida quieren chocar las orejas. Sí, ¿no?

Yo sí que chocaba las orejillas con Elena.

-¡Cochino! Bueno, vamos a ver, chicos.

¿Qué nos traes hoy? Bueno, pues el objeto que os traigo,

aparte de ser bastante grande. ¡Cuidado!

Y en su época, muy útil. Fíjate.

-Vaya. Hoy lo hemos sustituido por algo

tan pequeñito, tan pequeñito que cabe en el bolsillo

del pantalón... Bueno, del pantalón de Juan sobra bastante.

Pero en cualquier bolsillo. ¿Queréis saber lo que es?

(A LA VEZ) Sí.

Atentos, por favor, a la pantalla. Esto era lo que había.

(Música)

¿Qué es?

(A LA VEZ) ¡Ah!

-Qué raro es esto.

-Qué antiguo, ¿eh? Mira que el que lo inventó

tenía que ser complejo, ¿eh? -Esto es un radiocasete, creo.

-Aquí metes un cuadradito que es de música.

Es una cajita que va soltando papel

y va haciendo música.

(INTERCOMUNICADOR) "Conexión telefónica".

¡Una radio!

-¿Qué es eso?

-Espera, espera... Que está sonando. Que eso explota.

-El volumen, el volumen. -Que eso explota, chaval.

-El mensaje salía en el mensajito. -Esto es ¡para grabar mensajes!

-Sí. -Que el de la radio se quedó sin voz.

-Ha ido al baño un momento. -¿Hola?

(Golpes)

¿Hola? -Ah, sí, ya sé.

-Se pueden mandar mensajes y llamadas.

-Es... es como un móvil, pero un móvil de casa.

-Grabadora que parece un casete. -Antigua.

-Sí, grabadora antigua. -Con llamadas.

-¡Es un contestador! -No, no.

Grabadora moderna-antigua. -No, no.

-Sí, sí. -¡No es moderna!

-Esto no es moderno. -Ahora, contratas a un señor,

te lo hace gratis y ya está.

(Aplausos)

No tenéis ni idea de lo que es, ¿no? Sí.

¿Sí? Pues es... un contestador automático.

¡Hala! ¿Y para qué servía?

Cuando tú llamabas a una casa y esa persona no estaba en su casa,

dejabas un mensaje. Entonces, había dos cintas, aquí.

¡Uy! Ahí que están.

Nos van sobrando piezas, esto suele pasar.

Me lo he vuelto a cargar, me cargo todos los objetos

que toco, no pasa nada. Lo has hecho para mostrar lo mejor.

Efectivamente. Entonces, en una se grababa

lo que tú decías, que era: "Hola, soy fulanita de tal.

Y no estoy en casa. Si quieres dejar tu mensaje...".

¿Fulanita de tal? ¿Quién es esa? Fulanita de tal soy yo. Encantada.

Fíjate, Elena Furiase es fulanita de tal.

En la otra, se grababa lo que tú decías.

Pues... Oye, que soy tal, que no sé qué,

que mañana voy a cenar a tu casa, que me llames cuando oigas esto.

Y ya está. Os hago una pregunta. Si cuando estabais hablado,

os equivocabais, ¿qué haríais?

Por ejemplo, Juan es el dueño del contestador.

Yo soy el dueño. Y somos novios.

Y él me dice: "Oye, cariño...". Más quisiera.

(Risas)

Yo primero le llamo y le digo: "Ay, Juan, que te quiero mucho".

(RONCA)

Y le dejo el mensaje en el contestador.

Vale. De pronto, antes de oírlo,

me llaman mí y me dice: "Mira, Elena, que me he enamorado

de otra mujer más guapa que tú y te dejo".

Y ella ya me ha dicho a mí que me quiere. ¡Da rabia!

Y que me quiero casar con él.

¿Qué tengo que hacer? Salir pitando de mi casa,

cruzar los semáforos en rojo, irme corriendo a su casa,

romper la cerradura... O trepar por la fachada

porque no tiene la llave. Menos mal que es un bajo.

Entrar en su casa, coger el contestador,

quitar la cinta rápidamente, romperlo y ya, en ese momento,

me quedo tranquila para que no oiga el mensaje.

Qué fácil. ¡Un aplauso! ¡Madre mía!

¡Madre mía! ¡Qué peliculón! -Me ha encantado.

-Quiero verlo ya, dame el DVD. -¡Elena!

Quiero que sepas que yo te hubiera contestado.

Ah, ¿sí? Sí.

Yo también. Puse este mensaje.

Y esto les juro que es cierto que me hizo reír durante años.

"Por favor, deja tu mensaje antes de oír la señal".

Y la gente... ¿Ha dicho antes? ¿Cómo va a ser antes?

(RÍE)

¿Pero qué estás haciendo? Juan tiene en el contestador

que deje la señal antes. ¿Cómo va a ser antes?

Será después. Todas estas conversaciones, les juro,

las tenía grabadas... Luego nadie te dejaba el mensaje.

Era todo una historia de... Volvían a llamar

y se cabreaban. "¡Dice antes!". ¡Ponlo después, Juan!

Era muy divertido. Pero esto se acabó.

Bueno, público, Elena nos ha traído este artefacto del pasado

y ella, que es muy contestona, se va a tener que ir...

Al futuro. Porque ha terminado...

Adiós.

(RÍEN)

(Música)

Seguimos y lo hacemos a nuestra manera.

proponiendo juegos a niños y espectadores

a través de vídeos de imágenes. Esta profesora consigue

que los niños convivan con algo que nosotros

vamos a tener que hacerlo toda la vida,

pero que está ahí, como oculto,

y que tiene una importancia transcendental en nuestra vida.

No digo más para que sea misterioso y tengamos más interés en el vídeo.

(Música)

Empezaremos esta sesión acordándonos un poco...

Ya hemos empezado a trabajar la...

(A LA VEZ) ¡La tristeza!

Dentro del mundo de la educación, la innovación que se lleva a cabo

es sobre educación emocional. Todavía, todo lo que sea

que el apartado de sentimientos es un tema que es muy tabú.

No sabemos cómo tratarlo.

-No tiene sentido trabajar, por un lado, lo racional

y, por otro lado, lo emocional, sino que los dos se complementan.

-Empezamos la actividad explicando un cuento que trata

sobre el sentimiento de la tristeza.

Ana le dijo a Javier, su hermano... "Mira cómo el buey le traslada.

Dice un amigo mío que es mi tristeza".

A continuación, pasamos a ponerles un ejemplo.

Daniel está triste. Estamos viendo que tiene el saco de la tristeza.

Ponemos su saco de arena y les tiramos un balón.

Les pedimos que lo cojan. Entonces, los niños no pueden

porque están muy ocupados manteniendo el saco con ambas manos.

¿Qué te podría ayudar para sentirte mejor?

-Como si fueras al parque con tu mejor amigo.

-¡Así! ¿Qué pasa con los abrazos de los amigos?

Si hay alguna cosa o una persona que lo ayuda

a sentirse mejor, el saco cada vez se irá vaciando más.

-Ya no pesa tanto.

-Entonces, ellos mismos llegan a la conclusión

de que la tristeza viene, pero se marcha.

Y que podemos hacer cosas que nos lleven a sentirnos mejor.

(TODOS) ¡Bien!

Yo tengo el deseo de que la educación emocional

se tenga en cuenta porque... la emoción es la chispa

que prende el aprendizaje.

(Aplausos)

Aquí tenemos a Violeta Jiménez, a la que voy a besar.

Encantada. Bueno, igualmente.

Hemos visto ahí que, primero, que adoran tus alumnos.

Normal. Normal, ¿verdad?

Aquí se han esforzado poco los alumnos,

pero es muy importante que la gente sepa

que es un proyecto piloto. ¿En qué consiste?

Es un proyecto piloto porque la inteligencia emocional,

hasta ahora, no se había llevado a la escuela.

Siempre pensábamos en aprendizajes, en aprender inglés, castellano...

en aprender... matemáticas. Entonces, digamos, estaba descuidada.

Lo que yo quiero saber porque público y niños también,

¿todos sentimos las mismas emociones?

Todos tenemos nuestros sentimientos, pero la medida cambia.

Es como el dolor. A lo mejor, si a mí me pinchan,

no siento el dolor de la misma forma que tú.

Entendido. Tikis, Mikis, ¿qué os parece esta historia?

No sé si tenéis algo que decir.

Sí, hombre, estamos impresionados. Fíjate, Violeta,

yo veo a mi compañero que está un poquito triste.

Ahora mismo, ¿qué podría hacer para que se animara un poquito?

¿Qué debería hacer yo? -Primero, preguntarle qué le pasa.

Interesarte por lo que... Claro.

Tienes que preguntarle. -Ay...

-¿Qué te pasa, Mikis? Cuéntamelo, por favor, que estoy preocupado.

-Que estoy tristísimo, muchacho. -Vaya, está triste.

Entonces, ¿qué hacemos? ¿Qué hacemos cuando un amigo está triste?

¿Qué le digo? -Le puedes decir...

pues lo mucho que lo quieres, que le quieres ayudar.

Le puedes decir que... Que es buen amigo,

que es buen compañero... Sí.

-Voy a intentar animarle, a ver si lo consigo, ¿vale?

Venga, inténtalo, inténtalo. Amigo, amigo, te tienes que animar.

Porque nosotros hemos hecho muchos viajes juntos

y viajando conocemos cosas impresionantes y rarísimas...

El abismo de Sarlacc, las Puertas de Tannhäuser...

-Murcia. -¿Qué?

-¡Murcia!

(Risas)

Si Murcia es muy rara, pero impresionante y muy bonica.

-Sí, sí, sí. ¡Vamos a chocarlos las orejas!

Ya se encuentra mejor. Vamos a aplaudirle

que ya se encuentra mejor, hombre. Vamos a animarle.

Sí, señor. Están chocando orejas,

no pueden chocar las manos. Que le tocase y le chocara.

Pues, mira, la profesora dice que está bien tocarse.

Que eso que habéis hecho de las orejas de manera innata

y espontánea, pues resulta que es positivo.

Chicos, ¿qué hacéis vosotros cuando veis que un ser querido,

que un amigo, un compañero está triste, decaído? ¿Qué hacéis?

Pues yo hago... Si un amigo está triste,

hay que animarle, hay que decirle cosas bonitas.

-Muy bien. -Como te quiero.

-Eso es muy bonito. Eso está muy bien, me ha gustado.

Nosotros sí que te queremos, Mara. Eso es positivo, está muy bien.

Atención, Violeta, ¿es posible trabajar la autoestima

de nuestros chicos ahora mismo con algo que nos puedas sugerir?

Yo les he traído una cosa. Les he preparado una cosa.

¿A ellos? Eso sí que me alegra, fíjate.

-Necesito unas cajas que he traído. Unas cajas...

¿Qué será? ¿Qué será? -Muchas gracias.

Las cajas misteriosas. ¿Te ayudo? ¿Qué hay dentro? Abrevia.

Cómo me gusta a mí un regalo, madre mía.

Hasta que no se os diga, no podéis abrirla.

Por favor, muy importante para el experimento.

Muy importante. No, que me la dé ella.

-Ahí dentro puede haber como repuestos para mi bote...

por lo menos. -Son todas iguales, ¿eh?

No puedes abrirla, de verdad.

Gracias. -De nada, guapa.

Cuando me dijeron que iba a venir, pensé ¿qué puedo llevarles?

Entonces, pensé que les podía hacer un regalo.

-¿Qué guay? -Les he traído una cosa única,

que es el mayor tesoro que vais a poder tener nunca.

¡El tesoro de su vida! Violeta es como un hada madrina.

¿Cuándo la pueden abrir? Necesito que hagamos un trato.

Os voy a pedir una cosa y, entonces, la podréis abrir.

Necesito que penséis una cosa bonita de vuestro compañero.

¿Por quién empezamos? Yo, yo quiero empezar.

-Yo había pensado que... ¿Por los extraterrestres?

-Claro. -Que ellos también sabe.

-Venga, pues algo bueno de Adrián. Me han contado que es muy bueno

con sus amigos. -Gracias.

Ahora, lo siguiente sería... Que necesito que Adrián

le diga algo a Lola, que le haga sentirse bien a ella.

-Que me gusta su humor. -Vaya...

-Me gusta. -Gracias.

Lola ahora ¿de...? De Mara, ¿verdad?

Sí. Lola de Mara. Te va a decir algo bonito.

Fer, atención, por favor. Mara es muy graciosa.

Vale. Y se porta muy bien con nosotros.

-Fíjate. -Más de una cosa, me encanta.

-Gracias. Ahora Mara dice algo de...

De Fer.

-Yo quiero a Fer.

(PÚBLICO) ¡Oh...!

-Hombre, eso es precioso. Eso está muy bien.

Y Fer, ¿de quién?

Tienes el pelo tan bonito como el bigote de Juan.

(AMBOS) ¡Oh...!

(RÍE)

Un aplauso.

Eso es una venganza, por lo menos.

-Es un piropo. -El bigote de Juan y Medio

es tremendo. -Es un piropo.

-¡Eso no es un piropo es una venganza!

A mí me has matado. Nada de nada.

Me enfado. Bueno...

Entonces, ahora yo les quiero preguntar

cómo se sienten. ¿Cómo os sentís? que después de oír algo bonito

que os ha dicho vuestro compañero. Pues...

yo me siento orgullosa, que me digan algo bien y cariñoso.

-¡Claro que sí! -Me gusta.

Bueno, pues ya pueden entonces. Ya podemos, sí.

¿Qué pueden hacer ahora con esas cajas?

Qué emoción. -Quiero que abráis

la caja con cuidado y miréis lo que hay dentro.

A ver qué veis.

-Ay, qué intriga. -El mayor tesoro eres tú.

-Mira, hay un espejo para que te veas a ti misma.

Déjame un momento, que vamos a ver lo que pone en su interior.

Porque ahora el público está intrigado, no sé si aquí,

bueno, aquí habéis visto ya parte pero Violeta, muestra a cámara

en qué consiste. Bueno, cuando la abrimos

nos vemos reflejados, y entonces la frase es: El mayor tesoro eres tú.

-¡Claro que sí, somos nuestros mejores tesoros!

Bueno, pues queda claro, el mayor tesoro del mundo, la persona,

no hay cosa más valiosa.

Pues muchas gracias, Violeta, ha sido un placer.

(Música)

Bueno, que quede claro, educación emocional imprescindible

ya en todos los sitios porque lo que es la materia de toda la vida

tiene que ir acompañado por cómo procesemos la información

y para eso tenemos que tener lo más educadas posibles las emociones.

Pero, si hay algunos hombres que emocionan al resto del planeta

son ellos dos, un profesor y un ayudante.

El profesor Roberto y su ayudante Mario Picazo, adelante, por favor.

Demostración científica espectacular.

Don Roberto. Querido ayudante.

Aquí está el profesor Roberto, mi profesor.

Y hoy Roberto, creo que tiene una cosa preparada para nosotros.

Vamos a hablar de... Me da mucho miedo.

Fuerzas. A mí me emocionan estas cosas

que tenemos previstas, que pasen por el programa

estas demostraciones científicas. Acércate, Juan.

Aquí tengo a Roberto, que me propone algo.

Que unas esto con esto. Pero, ¿con una mano?

A ver si te va a dar calambre o algo, Juan.

Yo no tengo que tocar la pesa y tengo que conseguir que suba,

¿verdad? Que suba hasta este punto.

Vale. No puedes utilizar la mesa.

Cada poco me pones una prohibición. Estás haciendo trampa.

Pues me rindo, no sé cómo puedo... A ver, profesor.

Cómo puedo hacer que la pesa suba cogiendo el palito si no puedo

utilizar la mano. Venga Roberto, tú puedes.

Muy bien, ¡toma ya! Aplauso para él.

Ha subido. Ha subido.

Puedes hacerlo vertical si quieres. Vertical, ¿y lo vemos?

Ahí está. Vas a salir volando, muchacho.

Qué bueno. Hoy vamos a hablar,

hay dos conceptos básicos que tenemos que poner muy claros

porque hoy es física pura la que vamos a hacer aquí.

Una cosa que se llama torque, el torque es la fuerza que aplicado

a un objeto, lo hace rotar, dar vueltas, ¿vale?

Y una vez ese objeto empiece a rotar y corrígeme profesor si me equivoco,

empieza a rotar, tiene inercia, esa inercia que se mantiene

es el momento angular, es una fuerza bastante abstracta

pero lo vamos a demostrar hoy aquí en nuestro Poder canijo laboratorio,

porque es muy fácil y la verdad es que tiene un riesgo

que vamos a intentar que nadie salga de aquí perjudicado.

Yo me acuerdo de aquel programa que hiciste que te cargaste

una grada de público. Efectivamente, ese mismo.

Pero no, qué bien lo pasamos.

Sí, sí, nosotros antes éramos tres extraterrestres y murió uno, ¿eh?

Rueda de bicicleta, aquí tenemos por cierto a Carlos,

que nos va a ayudar con este experimento.

En qué momento ha venido Carlos, cómo ha desenganchado...

No puedo hacer este experimento sin mis guantes.

Y no sé si necesitamos máscara, también, ¿no?

No me la voy a poner porque para este experimento

no es tan necesario.

Póntela por si acaso, que tú Juan, nunca se sabe lo que puede pasar.

Mario usa guantes y a Miki, no hay quién le aguante.

Bueno, pues lo que tenemos que hacer, hemos definido dos cosas,

el torque que es lo que hace que gire un elemento, un objeto,

en este caso va a ser nuestra rueda y lo que queremos crear

es momento angular, esa fuerza que ya hemos visto a una escala menor

y que vamos a ver a otra escala un poco más impresionante.

Aquí tengo un aparato de los que utilizamos para afilar los cuchillos

y demás. El afilador.

Y lo que vamos a ver es que si yo cojo esta rueda y la cuelgo

de aquí, ¿qué pasa? Se queda boca abajo,

¿vale? No hace nada porque la gravedad actúa.

Vamos a introducir una fuerza nueva que se llama momento angular,

y lo que vamos a hacer más que una fuerza es una inercia,

voy a poner la rueda de la bicicleta, la tengo que coger

muy firme y lo que queremos hacer es que en el momento

que empiece a rodar colgarla ahí y ver lo que hace la rueda,

y os vais a quedar todos impresionados.

Como salga disparado, eso sí que es gravedad.

Este es mi tor, el torque del que os hablaba

que está haciendo que haya rotación.

Cuanta más inercia coja, más momento angular tendrá.

Fíjate, es un videoclip de los 80.

Esto es muy difícil lo que está haciendo Mario.

¡Madre mía que pasada! Ahí está el momento angular.

Bueno, pues aquí habéis visto claramente que el momento angular

actúa y como estamos hablando de fuerza, ¿tú estás fuerte?

No. No me digas.

No, no, no, te puede decir gran parte del público

que pierdo mucho desnudo. Pues, si no estás fuerte...

Bueno, a ver, depende para qué, si es una cosa...

Mira, lo que vamos a hacer es lo siguiente.

Aquí tengo una barra de metal y vamos a salir aquí fuera

porque requerimos un poquito de espacio.

Una barra de metal con una pesa de cinco kilos, que tampoco es tanto,

los que vais al gimnasio... cinco kilos, eso no es nada.

Pero te voy a pedir que la intentes levantar así, y la levantes

todo lo que puedas. Levantar, no romper, ¿eh?

No, no, no puedo. Que se nos rompe Juan y medio.

No, no, no, no. Que sepáis yo tengo un problema,

yo tengo piernas de pianista y me afecta mucho.

No, no, y tiene que ser con la mano por detrás, ¿eh?

No puedo.

O sea, puedo, puedo, pero..., no, no, es que no se puede.

No se puede, entonces lo que vamos a hacer es...

Aquí el problema es la fuerza de gravedad,

obviamente está... También te lo digo,

traer una sección en la que me deja en ridículo, muy mal, Mario.

Yo tampoco he podido, Juan.

Mira, lo estoy intentando y no he podido, pero...

es complicado sobre todo porque tienes esta barra larga.

Lo que vamos a hacer es vamos a volver a utilizar un torque

que consiga que esto empiece a rotar, que tenga inercia

y volvamos a tener ese momento angular

que tanto nos facilita las cosas, ya has visto lo que ha hecho

la rueda de la bicicleta, pero antes de hacerlo.

¿Tú crees que si lo consigo nos invitas al profe y a mí a cenar?

Y a nosotros.

Yo creo que es más fácil que lo consigas a que yo te invite a cenar.

¡Pero sí! ¡Os invito a cenar!

Pero, hemos visto antes que la rueda giraba a alta velocidad

pero tú la sujetabas, si vamos a levantar esto,

por seguridad vamos a pedir que los chicos, por favor, subiros ahí

donde el público. Roberto, vete también allí, al público.

De nosotros nadie se acuerda, ¿o qué? Nos quedamos aquí, ¿eh?

Vosotros, Tikis, Mikis, tranquilos, si veis que hay algún problema,

salid corriendo, ¿vale?

Sí, haciendo la croqueta, no te digo.

Hoy tengo un taladro para que nos proporcione el torque,

esa rotación de la que hemos hablado.

Silencio, por favor, en la sala, que la abuela está mala.

Por favor, tener cuidado por favor.

Ahí estamos cargando...

Ay, ay, ay, ¡aléjate de nosotros! Míralo, míralo, ¡el circo!

¡Madre mía! Un aplauso. Sí, señor. -Las olimpiadas acabaron ya, Mario.

-Jobar, macho. -Un aplauso de nuevo, es increíble.

-Sí, sí. -Un aplauso más fuerte, ¿eh?

Te mereces una cena, Mario, claro que sí. Qué maravilla.

Bueno, y básicamente...

Oye, profesor, ¿cuál es tu comida favorita?

¿Qué es lo que más te gusta comer? ¿La pasta?

¿Los nuggets? ¿Los nuggets?

Pues, nos vamos a comer nuggets a algún sitio.

Pues nada, hay que ir. Lo ha puesto fácil, ¿eh?

Muy bien, pues oye, muchas gracias profesor

por esta demostración científica, gracias, Mario Picazo,

dale un beso a Carlos en la frente cuando le veas.

Gracias, Carlos.

¿Qué? ¿Os ha gustado, o no os ha gustado?

¡Nos ha encantado, muchachos!

Atención, porque volvemos a tener vídeo.

Bueno chicos, ¿qué es eso? Un tren, vale.

Hola, soy Ignacio Arias, profesor de robótica en el colegio El Pinar,

e imparto robótica desde cinco años hasta primero de bachillerato.

Mi innovación es utilizar la robótica como medio

para transmitir materia a lo largo de varias etapas educativas.

Nosotros empezamos con robótica en cinco años, en infantil,

en el que separamos un poco la programación de la construcción

y a partir de primero de primaria, empiezan a principio de curso

con instrucciones y a partir del segundo trimestre

ya se les plantea un problema

que ellos tienen que buscarle una solución.

Por ejemplo en tercero de primaria estaban con las figuras geométricas

y los niños pues claro, se tienen que estudiar cuántos lados

tenían los polígonos, los ángulos y demás y como que les costaba entrar.

Hicimos un programa en el que los niños, programaban y diseñaban

su figura geométrica, a partir de ese momento nunca más tuvieron

que estudiarse ninguna figura geométrica.

Lo realmente interesante es que los alumnos aprendan construyendo

el conocimiento con sus manos. -Con esto aprendemos mucho

y te diviertes haciendo, montando cosas, construyendo, innovando.

-Yo iría de la práctica a la teoría. El libro se da en clase,

desde hace 200 años. Hoy en día tenemos que utilizar

las nuevas tecnologías, el stik, tak, y por supuesto la robótica.

-¡Qué cosa guay! Ignacio Arias, bienvenido.

¿Cómo estamos? De Alhaurín, Málaga. Muy bien.

A todo el mundo le interesa la robótica, creo que tanto,

que atención, público, los padres han pedido...,

¿o qué es esa historia de los padres?

Los niños llegan a casa apasionados a casa contando lo que han hecho clase,

con fotos, con imágenes y demás, que llegan los padres y dicen:

"Oye, ¿yo puedo entrar a clase de robótica?

¿Tú me puedes dar clase de robótica?".

¿Os gustaría que vuestros padres fueran a clase?

(NIÑOS) No, no, no. ¿No, por qué?

Ellos van a clase y vosotros os vais, ellos que se queden en clase.

(NIÑOS) Eso sí. Ah, eso sí, ¿verdad?

Nada, eso es trampa, eso no vale. Bueno, la robótica la gente pensará:

Eso es solo para ingenieros, ¿qué pintan los niños? Porque...

Para nada, por ejemplo yo soy licenciado en bellas artes,

yo no soy ingeniero en nada de eso, o sea que lo pueden hacer

casi todos los profesores, ¿no?

La sensación de conseguir que una máquina se mueva

porque tú la has fabricado, ¿cómo reaccionan los niños

cuando el robot hace lo quiere? Eso es lo más interesante.

Porque claro, yo planteo siempre al principio de la clase un reto

que los niños nunca creen que lo pueden hacer.

Llegas allí y dices: "¿Vosotros creéis que en los 45 minutos

que quedan de clase podemos construir un cepillo eléctrico que funcione?".

Claro, para ellos es: "Esto es imposible, profe".

Pero cuando pasan 40 minutos y lo tienen, la cara de alegría

es brutal. No dan crédito.

No, y se puede. -Oye, una cosa Ignacio.

¿Alguna vez habéis programado un robot y nos ha hecho ni caso, tío?

Claro...

El error es parte de la educación también.

Ignacio, ¿crees que podríamos ver alguno de los robots que han hecho

tus alumnos? ¿Lo podrían ver ellos aquí, palpar?

Sí, claro que sí. Tengo una pruebecilla.

¿Un robot de 2 metros o algo así? Pues venga, adelante, por favor.

Mira, entra la mesa que vemos que viene ya con un ordenador

y aquí, ¿qué tenemos? Pues mira, esto fue un ejercicio

que estuvimos haciendo en clase, el que os comentaba antes

y los niños en 40-45 minutos construyeron un cepillo eléctrico.

¿Con qué materiales? Porque esto es tremendamente curioso.

Es un cepillo eléctrico construido...

Hecho con piezas de Lego. Son piezas de Lego.

Y tiene un motor simple y después tenemos un HAP,

que lo une con el ordenador. -¿Pero eso funciona de verdad?

No me lo creo, tío. -Sí, sí.

-Funciona y además le vamos a poner dos programas diferentes.

El sistema de programación que utilizamos es Scratch,

que es libre y gratuito y como veis aquí hemos hecho una programación

número uno, que cuando le demos a la tecla uno va a girar,

y aquí le damos las indicaciones, para que gire en una dirección

y aparte para que gire durante cinco segundos.

Entonces cada alumno puede hacer el sistema de limpieza bucal que quiera.

Y también hay múltiples soluciones, porque siempre hay seis equipos

en clase y salen seis cepillos diferentes.

-Qué bueno. -Ninguno es mejor, Miguel.

Bueno, ha sido fantástico esto de poder contemplar cómo la robótica

hasta en los sitios más increíbles puede aparecer.

Muchas gracias, profesor. A ti.

Atención, porque llega ella, llega como un cohete.

Una mujer que cada semana se hace una pregunta sobre algo,

ahí se cuestiona, pero tiene muchas, muy variadas

y genera inquietud y a veces hasta ansiedad

porque es muy concienzuda. Adelante, Berta Collado.

¿Qué tal? Hola. Espectacular como siempre.

(CANTA) "Berta Collado, nos tienes enamorados...

Berta Collado, nos tienes enamorados".

Mira, enseguida se sonrojan. en cuanto te ven aparecer.

Y se les pone el pelo más de punta. Sí, y los mofletes encendidos.

¡Qué monos! Me he hecho tantas preguntas, Juan...

Si es que eres una mujer... no es que seas preguntona,

que tú a ti misma te las haces. Sí, y que a veces es peor.

Porque, claro, yo muchas no puedo... No descansas.

No me las puedo responder... Hoy tengo una que me intriga mucho.

Si cuidamos del medio ambiente,

¿quién cuida del otro medio? Estoy superpreocupada.

-Esta tía es lo mejor que le ha pasado al programa

y al universo entero. Está enamorado.

Me voy a poner roja... Preguntas.

Preguntas que a los niños, y a la gente en general...,

porque tienen base científica..., que tú te las haces,

luego lo haces divertido..., pero hay cosas que la gente no sabe

y son curiosas. ¿Qué pregunta te has hecho?

Por ejemplo, ¿de dónde sale el viento?

¿Te lo has preguntado alguna vez? -Claro.

Sí. Cuando me molesta digo: "¿Y esto ahora?".

¿Por qué? ¿De dónde sale? ¿Quién está soplando?

Exactamente. ¿Dónde está cuando no se mueve?

Vamos a verlo. Dentro vídeo.

-¿Adónde está el viento cuando no sopla?

-No lo sé.

-¿Y tú lo sabes, Martina? -No...

-En otro...

-En otros países, en otros continentes.

-En otros pueblos.

-¿Dentro nuestra?

-Pero se puede ir a sitios. Como... ¡a España!

Bueno, España... estamos dentro. A Marruecos.

-En Australia, en China, en todo el mundo.

-Pero cuando no está en España

no siempre tiene que estar en Marruecos.

-Dentro nuestra, y también vive en el espacio.

-¿No?

-Toda la vida... A ver, toda la galaxia, hay aire.

-Que no, que no, en el espacio no está,

porque ya sabes, en el espacio no hay viento.

-Puede... el viento no estar aquí ahora mismo

pero estar más arriba.

-Está en otro lado.

Porque si no sopla...

estará en otro lado soplando.

-Pero, también, a veces no está en ninguna parte.

-Ah, yo sé, yo sé. En los riñones.

-En los riñones dice.

Mara está dentro, está fuera, está con nosotros, está en pantalla,

pero eso es lo que han dicho ellos. ¿Realmente es así?

Bueno, el viento, es muy fácil, es el aire en movimiento.

Así que, si el aire no se mueve, no tenemos viento.

El problema del viento es que siempre aparece

cuando menos te lo esperas, Juan.

Vas a la peluquería, te pones mona, viene un golpe de viento, ¡zasca!

y parece que acabas de salir de un pajar.

Entonces, esas cosas molestan. Incomodan.

A mi el viento me recuerda al amigo...

el típico amigo pesado que nunca va a verte,

pero se presenta un día y se come toda tu nevera.

Acaba hasta con el papel que separa los tranchetes.

Pues el viento es una cosa así.

Así que, cuando hay viento, suelo cerrar la cocina con candado...

por si acaso. Por si alguien aparece en la nevera.

Pero, Berta, esta es una pregunta,

pero no te limitas normalmente a una.

El planteamiento es que tú, como no paras,

otra te ha llamado la atención. Otra me ha llamado la atención.

Hoy he dormido fatal, Juan. Y me he preguntado...

¿Por qué roncamos? Porque a mí, lo que me hecho dormir fatal,

es que mi vecino hoy ha roncado mucho.

¿Tú sabes que yo tengo comprobado, por encuestas,

que he hecho a miles a lo largo de mi vida,

podemos hacer hoy, que ninguna señora ronca?

¿A que ustedes no roncan? No, no, ninguna, ninguna...

-Uy, me parece a mí que... No hay una mujer que ronca.

Y te dicen, que a mí me encanta esta respuesta que dan de:

"hombre, puede que ronque, pero como estoy dormida...".

Ah, claro, entonces ya te salvas. Mira, mira, hay gestos de sí.

Dime, Mara.

Yo doy pataditas a mi madre cuando estoy dormida.

-Vaya bicha. Adrián.

Yo creo que sé por qué roncamos. -¿Sí?

¿Por qué? Sí. Porque al estar así,

creo que roncas porque se te atrapa algo y el aire tiene que salir

y hacia una especie de ruido raro. Eso es lo que dice él,

pero tú has preguntado a otros niños.

Yo he preguntado a otros niños y Adrián me está sorprendiendo mucho,

no va desencaminado. Vamos a ver qué han dicho

y ahora ostento por qué roncamos. -Dentro vídeo.

-Mi padre, cuando ronca hace... (IMITA RONQUIDO)

(RÍEN)

-¿Por qué los padres roncan?

-¿Porque tienen sueño?

-Porque tiene tanto sueño, tanto sueño, que le entra...

pues roncar. -Porque respira muy fuerte.

-Mi madre dice que respira pero mi padre y yo sabemos que ronca.

-Mi papá a veces ronca y se escucha cuando estamos durmiendo.

Y me molesta. Me pongo de lado y me caigo de la cama.

(IMITA RONQUIDO) Y peor. No sé. Es que es muy alto.

Es que podría cantar con el ronquido. Es que no puedo.

(RÍEN)

-Le grabé una vez. Creo que me pasé una hora sin dormir.

(RÍEN)

-Sirve para despertar a la gente.

(IMITA RONQUIDO)

Lola, te hemos visto. Ahí estaba Lola.

¿Por qué roncamos? Pues porque el aire, a veces,

se queda atascado en las vías respiratorias.

¿Por qué se queda atascado?

Muchas veces puede ser porque tenemos una mala postura,

porque tenemos un pequeño problema en la nariz, tabique desviado o algo,

o algo en la garganta, porque tenemos sobrepeso,

por un montón de motivos...

Pero hay gente que ronca... muy muy muy muy fuerte.

Hay gente que ronca tan fuerte que a veces se despierta a sí mismo.

Esto es muy fuerte.

Esto es como si quiero dar un susto a alguien

y, en vez de hacerlo, me asusto yo. Mira. ¡Uh! ¡Ay, qué susto!

(Risas)

¿Ha quedado explicado? Un aplauso para Berta. Madre mía.

Berta Collado que va a seguir haciéndose preguntas

y nos las va a traer aquí. Nos vemos la próxima semana.

Muchas gracias, Berta.

Pero, como siempre, ¿os apetece un nuevo reto?

¿Sí o sí? ¡Sí! Vamos a verlo en pantalla.

(Música)

Utilizando un matamoscas varios en clase.

¿Me puede decir alguien esto por qué es?

Hay muchas moscas en clase y han ido dos y las han matado.

Vale, creéis que ha habido una plaga de moscas...

Y las han matado. Las están intentando matar.

No sabemos si lo han conseguido.

Bueno, son teorías que aventuran los niños.

Vamos a ver si se corresponden con la realidad.

Lo desciframos viendo estas imágenes.

(Música)

Vamos a repasar el vocabulario que hemos aprendido

de la circunferencia con un juego. Soy María Orero

y trabajo en el Instituto Gonzalo Anaya

y doy clases de física y química en bachiller y ESO

y también de clases de matemáticas y biología en 1 de la ESO.

¿Qué es esto? (ALUMNOS) -El círculo.

-Intento dar clase con métodos divertidos, con juegos,

que estén todos interaccionando, les doy materiales para que estén

todos trabajando en clase continuamente...

Si están jugando y participando... todos te atienden.

Entonces, ahora con las raquetas, yo leo una definición

y en las raquetas me ponéis uno de los dibujos.

"Curva cerrada y plana cuyos puntos están situados

a la misma distancia del centro".

Si tengo 25 alumnos tengo que tener 25 respuestas buenas.

Cuando no lo tienen bien, les digo que no

y tienen, otra vez, otra oportunidad para intentarlo.

¡Once! ¡No!

Además es muy bonito porque entre ellos se ayudan.

Es decir, si uno lo tiene bien y otro mal,

el que lo tiene bien le puede ayudar. No decirle la respuesta,

pero si explicarle cómo ha llegado a esa respuesta.

Es la... (ALUMNOS) -Circunferencia.

-Son definiciones complicaditas. Lo estáis haciendo muy bien, chicos.

El otro juego es el de los matamoscas.

Este lo utilizo para vocabulario.

Hago dos grupos y salen con matamoscas.

Yo digo una definición y ellos tienen que darle,

en la pizarra, a la definición correcta.

"La parte del círculo comprendida entre dos radios".

-Nos divertimos y aprendemos a la vez.

Entonces, ya no es tan aburrido como leer y subrayar y...

hacer teorías y todo eso.

-¡Es así!

Yo llevo todo este año feliz.

Están tan orgullosos de lo que saben y lo que han aprendido

y cómo les salen de bien los exámenes que están ellos felices. Y yo más.

(TODOS) ¡Por "Poder Canijo"!

Profesora María Orero, de Xirivella, Valencia. Bienvenida.

Un placer tenerte aquí. Ella tiene ese eslogan:

"Aprendemos todos jugando. Aprendemos jugando todos".

¿De dónde nace la inspiración

para enfocar la enseñanza de esta manera?

¿Dónde tuviste tú una vivencia o...?

Muy fácil. Me fui a Estados Unidos a trabajar y allí,

la responsabilidad de que aprendan, es totalmente del profesor.

Si un alumno no aprende es cosa del profesor.

Y entonces te ves involucrado en buscarte la forma

de que todos estén participando y todos estén aprendiendo.

¿Qué diferencia hay? ¿El método es distinto?

El de enseñanza allí respecto... La base es esta que te esté diciendo.

Yo me llevé a mi hijo a Estados Unidos.

Hacía segundo de bachiller.

A mi hijo no le gustaba ir al instituto en España.

Aquí venía todos los días, en Estados Unidos, tan contento,

y me contaba todo lo que había hecho en clase, que yo quería saber

qué hacían para tenerlos tan involucrados.

Y utilizan todas estas metodologías, que, básicamente,

es tenerlos a todos participando. Están haciendo multiplicaciones,

divisiones, lo mismo que cualquiera, pero están compitiendo entre ellos,

les de chocolate cuando ganan, es una competición.

Hay que incentivarlos. Pero, esto es una pequeña obsesión mía

desde que era un crío,

¿hay que llegar al examen para demostrar que uno sabe?

No. Bueno, en España no he conseguido todavía

implantar lo que allí hacíamos, que era que cada día las respuestas

eran grabadas en el ordenador.

Porque, en vez de las pizarras,

lo hacían con unos mandos a distancia.

Yo cada día me llevaba una nota de ellos.

Ellos no se daban ni cuenta de que estaban siendo examinados.

Entonces, tienes una evaluación continua de verdad.

Cada día hacen eso y con eso haces la nota.

¿Y podemos hacer aquí con ellos, sobre la marcha...?

Yo he traído las raquetas. La fortaleza de esta herramienta

es trabajar con 25 o 30 alumnos,

lo que tienen la mayoría de los profesores.

No tienen cuatro alumnos. Esto sería una gozada.

Esto son clases particulares.

Pero las he traído para que lo prueben.

Para que los demás profesores que lo quieran hacer...

Lo que buscamos también es que el programa sea visto

y utilizado por profesores... Atended. Mara, chicos...

A pintar. Las pizarras las he hecho yo forrando...

Tenéis papelito para borrar. Yo, cuando entro en clase,

todos mis alumnos toman su pizarrita y su rotulador. Lo tienen siempre.

Ahora, por ejemplo, vais a escribir el nombre de un invertebrado.

Me escribís el nombre de un invertebrado.

Ahora es cuando debes enseñarle a Mara que es un invertebrado.

Dile una pista, no le digas la solución.

-Un animal que no tenga hueso. -Muy bien, Fer. La definición.

-Que no tenga huesos...

Levantamos pizarritas. Mara, puedes decirlo.

-Corre, dilo. -¡Spiderman!

-Spiderman, muy bien. -Gusano, gusano, mosca y...

Spiderman, una araña. Un invertebrado.

Público, y en casa, ¿han visto ustedes cómo se puede hacer

que los niños participen y se motiven y se emocionen

y quieran aprender y se expliquen las cosas entre ellos?

Eso, eso es muy importante. Pues cuéntenlo por ahí.

Salgan a los campos y a los caminos y díganlo.

Proclámenlo, por favor.

Un aplauso para esta superprofesora.

Gracias. Un placer.

Bueno, pues atención,

quiero que todo el mundo esté prevenido.

Pero que la gente disfrute de la sección que viene a continuación.

Es interesante, nos habla de algo que no esperábamos que sucediera,

y menos de forma tan inmediata,

pero, sobretodo, es tremendamente conmovedora.

Vamos a ver la aplicación que tiene, lo que nos trae,

el gran ídolo de masas que es Flipy.

(Aplausos)

Es muy bonita la sección tuya porque nos traes esas cosas

que uno cree que están tan lejos en el futuro...

Os traigo el futuro, pero que no están futuro, que es presente.

Hoy la gente va a alucinar. Hoy veremos una cosa fantástica.

Vamos a ver cómo la tecnología, el avance tecnológico,

no solo nos ayuda a nosotros los humanos, sino también a los animales.

Y de una manera... Concretamente a unos hijos de perra.

Efectivamente. Efectivamente.

Y a través de algo que es muy simple

y lleva un montón de años con nosotros: la impresora.

Perdona, Flipy. Esto es una impresora.

¿Me estás diciendo que esto puede ayudar a los animales?

Efectivamente. Lo que podemos producir con una impresora 3D

puede ayudar a los humanos, los animales, etc.

¿Sabéis que es una impresión 3D?

-Una máquina que imprime en volumen.

Con volumen. Muy bien. Efectivamente.

Fer lo ha dicho muy bien.

(Aplausos)

Una impresora 3D es una tecnología

que lo que hace es que imprime cosas con volumen, tridimensionales,

y en vez de echar chorros de tinta, echa polvos de plástico, de titanio,

de un montón de materiales diferentes,

en función de la necesidad del producto que necesitemos

y podemos llegar a hacer cosas como esta que tengo aquí.

Estos son dos piezas que facilitan muchísimo más de lo que pensamos

la vida de los animales.

Para eso quiero que entren ahora nuestros amigos...

Sujétalo y que lo vean en cámara. No lo muevas.

Mañana vendremos a recogerte sobre esta hora.

Llevo maquillaje para tres días. Nadie puede creerse...

¿Qué tiene que ver esto con los animales?

Y con la impresora, con el futuro... Por favor, que entren Buddy y Runer.

(Aplausos)

Hola, Buddy. ¿Qué tal, Buddy?

Como reconocen ellos a sus iguales cuando los tienen cerca.

Eso, Flipy, es una prótesis. Es la misma prótesis que hemos

impreso esta mañana con la tecnología de impresión 3D.

Estamos viendo estos animales, que han tenido problemas,

han tenido lesiones, han sido intervenidos,

no han podido curar de sus dolencias, ¿no es así?

Efectivamente.

-Sí, en este caso se intentó salvar su pata, pero no fue posible.

-Mira, este es el hueso que tenemos.

Se mete la prótesis y luego se pone la otra

esto es lo que hacemos. Y no solo para los animales.

En zonas como en países subdesarrollados o que no está tan...

Se está comiendo la prótesis. Es caníbal.

Ven aquí... ¿Qué decíamos?

La aplicación que tiene... Se está utilizando en el tercer mundo.

Se utiliza en países del tercer mundo porque tiene un coste más barato

que las prótesis normales y está facilitando que la gente

a la que le falta algún miembro pueda tener una vida más normal

gracias a esta prótesis. Yo no alcanzaba a imaginar...

Ellos, en el parque, corren, juegan...

Vamos a hacer la demostración final. Voy a coger una pelota de estas.

Mira cómo salta.

Hace una vida perfectamente igual.

Pero estas prótesis son del Instituto...

Tecnológico de Canarias. Les queremos agradecer desde aquí...

que nos han prestado estas prótesis y la labor que hacen con los animales

y con el resto de seres humanos.

Hemos visto estas prótesis que van de la articulación

de una pata posterior al suelo, pero también hay caparazones,

se hacen prótesis para alas... Para todo.

Picos de pato. Fíjense ustedes, picos.

Me parece algo increíble. Se hacen prótesis para todo ello.

El mundo avanza a una velocidad vertiginosa

y Flipy es el que se encarga de ponernos al día,

a lo largo de todos estos programas que ustedes pueden ver

en "Poder canijo", de aquellas cosas que, de verdad,

suceden en la vida real y parece que son de ciencia ficción.

Muchas gracias, Flipy. Gracias, señoras. Gracias, perros.

Han de conocer ustedes a los siguientes artistas,

a los que van a cantar a continuación,

un grupo que está revolucionando el panorama musical

porque son realmente ingeniosos.

Componen para cada programa una canción distinta

y lo hacen de una manera genial. Ellos se llaman Antílopez.

(Música)

Hoy presentamos "El descubrimiento de América".

¿Qué te ha pasado? -El dedo, tío. Me lo he roto.

-Pues otra vez que estamos aquí

y parece que no viene nadie a por nosotros.

-No, no. -Oye, y si, para pasar el rato,

¿practicamos el baile que hemos aprendido esta semana?

Menudo temazo. -Me encanta, tío, dale.

-Vamos a empezar. Venga, posición central. Y empezamos.

(CANTA) "Los ojos para arriba... Los ojos para abajo...

y como los gorilas... fun, fun, fun..."

-¿Era esto? -Sí. Yo te digo una cosa...

Vamos a poder ir a un concurso de esos de habilidades.

seguro que ganamos. -A un "talent show" de esos.

-Sí, pero antes deberían recogernos, porque anda que...

Yo no sé qué pasa.

Voy a tener que hablar con mi representante.

Poder canijo

6 Episodios

  • Poder canijo - 04/12/16

    Poder canijo - 04/12/16

    Poder canijo 55 min, 31 sec

  • Poder canijo - 20/11/16

    Poder canijo - 20/11/16

    Poder canijo 55 min, 53 sec

  • Poder canijo - 23/10/16

    Poder canijo - 23/10/16

    Poder canijo 55 min, 49 sec

  • Poder canijo - 16/10/16

    Poder canijo - 16/10/16

    Poder canijo 55 min, 48 sec

  • Poder canijo - 09/10/16

    Poder canijo - 09/10/16

    Poder canijo 55 min, 50 sec

  • Poder Canijo - 02/10/16

    Poder Canijo - 02/10/16

    Poder canijo 53 min, 58 sec

Poder canijo - Poder canijo - 09/10/16

Mayores de 5 años

Sobre Poder canijo

Poder canijo

Poder canijo

Un espacio para toda la familia que quiere mostrar a los profesores que despiertan la inquietud de sus alumnos con métodos innovadores, un formato para toda la familia que quiere reconocer el talento de los docentes y servir de escaparate de los metodos de enseñanza más innovadores para acercarlos a los padres. Un total de 32 profesores contarán cómo despiertan cada día la inquietud de sus alumnos en las diferentes materias.

Presentado por Juan y Medio y con cuatro colaboradores encargados de aportar una perspectiva divertida sobre ciencia y tecnología: Berta Collado, Mario Picazo, Elena Furiase y Flipy.

En Clan TV Domingos a las 22.30 horas.