Elige usuario

  • Chronokids en inglés
  • Chronokids
  • Los Diablillos en inglés
  • Los Diablillos
  • Otto y el cumpleaños
  • 10
    Seguir viendo Lanfeust Quest
    No te pierdas los nuevos episodios. Sábados y Domingos a las 06.00 horas en clan
    Otto y el cumpleaños
  • Peg+Gato
  • Peg+Cat
Para todos los públicos
Transcripción completa

Todos los habitantes del mundo de Troy poseen

algún poder mágico, único, pero hay un medallón

que puede conceder todos esos poderes a quien lo posea,

y esa persona es Lanfeust.

Preparados porque el mundo está a punto

de ponerse patas arriba.

(Música cabecera)

"HERMANOS DE ARMAS"

(RONCA)

Arriba y a trabajar, holgazán.

Hora de dormir, sí, sí.

Venga, ¿qué le ha pasado a nuestro trol tío duro

y reparte mamporros.

Déjame en paz, Cian.

Veo que te has acostumbrado muy bien a las comodidades.

No.

Entiendo, esto parece un caso agudo de vaguitis.

No pasa nada, creo que tengo la cura.

¡Ataque de cosquillas!

(RÍEN) ¡Cian, para!

Hoy van a saltar chispas, amiga.

(IRÓNICA) Qué bien, ya me siento más segura.

¿No crees que estás exagerando un poco?

No sería la primera vez que provocas un incendio al probar

un poder nuevo. Gracias por el voto de confianza.

Los fuegos artificiales son mañana, todo el mundo

cuenta contigo, Lanfeust.

¿De veras quieres ser el hazmerreír de Eckmül?

Por favor, no me agobies, lo haré bien.

¡Por el aliento del Magohamoth!

¡Fuegos artificiales!

No lo entiendo.

¿Qué? ¿Crees que es culpa del medallón?

¡Es tuya! Te dije que practicases.

Bla, bla, qué sabrás tú del poder definitivo.

Me he equivocado de conjuro, solo eso.

Mirad, quien ha decidido unirse a los vivos.

Sí, sí, ya vale.

Lanfeust está probando un poder nuevo, ¡a cubierto!

Oh, madre.

¿Puedo volver a dormir?

Ni te muevas.

¡Por el aliento del Magohamoth!

¡Poder de chispas!

Por las empanadas calientes de Petaurus,

¿qué ha salido mal ahora?

Hay que entrenar más.

Los... Perfecto.

Los troles atacan la ciudad.

¡Ay, madre!

-¿Troles?

¿Por qué?

-Cargad las catapultas.

Preparados, apunten...

¡Fuego!

-Adoro el aroma a catapulta por las mañanas.

¡Recargad!

Venga, troles, vamos a limpiar esta ciudad.

-Escucha, estamos en paz, esto tiene que ser un malentendido.

¿Quién porras eres tú, hojalata?

-Ignóleo, esa no es forma de hablar a un trol.

Oye, hermano, ¿se te ha mojado el coco con la lluvia?

Ven, que lo hablamos, mientras se te seca.

En argot trol, coco significa cabeza,

y los troles odian el agua.

Como si significa leche con galletas.

Solo quiero que se vayan.

-Hablar no sirve de nada, estos humanos son ladrones,

se han llevado la piedra sagrada.

-Antes tendrás que enfrentarte a mí, hermano. Es lo que hay.

-Como quieras, hermano.

-Oh no, nos van a comer vivos.

-Solo si se lo permitimos.

-Este ataque no tiene sentido.

-Traidor, tú no eres mi hermano.

¡Por el aliento del Magohamoth!

¡Poder de guardia!

Esto es lo que hacemos cuando nos...

¡Lanfeust!

¡A cubierto!

No estoy mal.

No he dicho nada.

¿Lanfeust? No puedo permitir

que hagas eso.

-Hébus, traidor.

-Son amigos míos, Kholes retírate.

¡Hébus!

-Sacadme de aquí, no puedo respirar.

Lo estamos intentando, capitán.

¡Oh, no! ¡Esto otra vez no!

Eres muy lento, muchacho.

¡Oh, no!

Llego demasiado tarde, ¿verdad?

Rápido, papá, por allí.

¡Esperadme!

-Tienen al jefe, ¡corred y salvaos!

-¿Qué vamos hacer con este monstruo cuando se despierte?

-Yo, para variar, me lo comería.

-Muy buena.

Hágase a un lado, capitán. Le encantaré.

"Tracanus, tracanus, bulus, misqueri...".

Ya estamos de nuevo.

"Trol, trol, trol".

Tiene una letra pegadiza.

Lanfeust, ¿estás herido?

Pues, digamos que no ha sido mi mejor pelea.

Caray, ¡cómo duele!

Pero ¿dónde está Hébus?

Ese de ahí es el hermano del jefe.

-¿Y qué hacemos con él?

-Le preguntaremos al jefe.

-Pero el jefe no está.

-¿Quién es el jefe cuando el jefe no está?

-Pues, el hermano del jefe.

-Nos lo llevamos.

-¿Qué ha pasado?

-Otro ataque de los troles.

-Malditos humanos, ¿qué me habéis hecho?

He lanzado el primer encantamiento de los sabios de Eckmül;

bloquea tu agresividad hacia los humanos.

Papá, ¿seguro que le has dado la dosis correcta?

Desde luego, no se comporta como Hébus.

Y ahora, dinos a qué viene esta gran guerra vuestra.

Alguien de vuestra tribu ha cometido

el mayor sacrilegio de todos.

-¿Robar la mayor piedra preciosa del mundo?

Eso parece un trabajo para Skamoth, rey de los ladrones.

Oh, sí.

Harían falta 100 troles para moverla.

Es imposible.

En fin, ya puestos me llevaré una muestra.

Esos idiotas no se darán ni cuenta.

-Sacrilegio.

-Cógeme si puedes.

-¡Desastre!

-La piedra sagrada que cayó del cielo.

¿Qué has hecho, estúpido?

-No he sido yo.

Ha sido ese tipo.

-¿Eh? No.

-¡Un humano! ¡Venganza!

-Maldición, ¿por qué mi poder solo dura 30 segundos?

Es hora de buscar la salida.

-Ese maldito humano se hizo invisible y se escapó.

Ahora mi aldea está en peligro.

¿Un humano que puede hacerse invisible?

(TODOS) Skamoth, el ladrón.

-No habrá paz entre humanos y troles mientras

no hayamos recuperado nuestra piedra.

Has dicho que tu aldea está en peligro, ¿por qué?

La piedra que cayó del cielo es una bendición de los dioses.

Cuando Hébus la descubrió... ¿Hébus?

Sí, entonces, aún era un trol.

-Parece muy profundo.

-Pues ve a comprobarlo.

¿Qué? ¿Es profundo?

-Un poquito.

"En el fondo del hoyo encontramos una piedra.

Cuando se reactivó su poder, hizo que todas las otras piedras

flotasen en el aire. Decidimos construir nuestra aldea

en ese punto".

Me pregunto si Hébus estará bien.

¿Ese traidor?

Su vida no vale mucho ahora mismo.

Pero ¿si es tu hermano?

Dejó de ser mi hermano cuando se hizo uno de vosotros.

Mi amigo es como un hermano para mí.

Encontrad a Skamoth, tengo que rescatar a Hébus.

No, Lanfeust, espera.

¡Por el aliento del Magohamoth!

¡Filo de ala!

Ese muchacho no tiene sentido del peligro,

ni tampoco de la orientación.

Esta cama es dura como una roca.

¿Qué? ¿Una cama de piedra?

Estoy otra vez en la aldea de los troles.

¿Qué estoy de haciendo aquí?

-Al jefe lo han atrapado los humanos.

-Y su hermano es un traidor.

Yo, Trololo, digo que soy yo el nuevo jefe.

-Oye, ¿quién te ha nombrado a ti jefe?

-Yo mismo, ahora soy el jefe.

(TODOS) ¡Larga vida a Trololo! ¡Trololo es el jefe!

-Vaya.

-Está temblando todo, jefe.

-La piedra sagrada está rota.

Tenemos que hacer la danza de la piedra.

Que cada uno coja una piedra.

-Pero qué...

(TODOS) Cojo una piedra, se la doy a mi hermano.

Cojo una piedra, se la doy a mi hermano.

Cojo la última, la tiro y acabado.

Cojo una piedra, se la doy a mi hermano.

-Golpeadlas entre sí y todo volverá a la normalidad.

-¿Es que tenéis piedras en el cerebro?

¡Eso no dará resultado!

-Hébus, si se rompe la piedra, todo el cráter se hundirá.

-Tenemos que salir de aquí.

-Tú no eres el jefe.

Por favor, serás idiota, estás perdido y además,

no ves nada. Tengo que subir más

para tener más luz.

¡Cuántas estrellas! Son como fuegos artificiales.

Claro, eso es lo que tengo decirle al medallón.

¡Por el aliento del Magohamoth!

¡Explosión de estrellas!

¡No me has dado!

¡Explosión de estrellas!

Me encanta este poder, y funciona.

Vaya, un trol. Eso me da una idea.

¿No ves cómo brilla?

Hazme una oferta.

-Bah, olvídalo. Devuélvela al sitio

de donde la has robado. -¿Robado? ¿Quién te crees que soy?

-Skamoth, el ladrón.

-No la he robado, te lo juro. La encontré en el suelo.

Eres un ladrón y un mentiroso. ¿Qué?

Has roto la piedra sagrada de los troles.

Entrégamela.

Con mucho gusto. ¿Cuánto dinero tienes?

Vaya, me he dejado el bolso.

¡Poder de hielo!

Todo eso es por culpa de tus amigos humanos,

y tú eres igual que ellos.

-La aldea se va a hundir, tenemos que salir de aquí.

-Sí, nosotros vamos a salir,

pero tú, te quedarás. Y él, también.

-¡Lanfeust!

-Estaba cazando en el bosque, y de repente salió de la nada.

Estos humanos están locos.

No podía encontrar el cráter, así que me deje capturar.

Un buen truco, ¿eh?

Tienes que sacarnos de aquí, Minitrol.

Usa el medallón.

-¿Te refieres a esto?

Un buen truco, sí.

Tranquilo, sé que todo saldrá bien.

Ojo por ojo, piedra por piedra.

Atacaremos la aldea humana y nos merendaremos a los paisanos.

No la hagáis, mis amigos llegarán con el trozo de la piedra.

Arreglaremos la piedra sagrada y salvaremos vuestra aldea.

¡Humanos, mentirosos!

¿Te crees que eres el jefe?

Kholes es el jefe, yo soy su hermano.

Si quieres ocupar su lugar, tendrás que luchar contra mí.

Es la tradición.

-Tiene razón. Es la tradición.

(TODOS) Sí, es la tradición.

Oye, ¿dónde están nuestras cosas?

Los humanos sois muy blandos, estos muebles de trol os curtirán.

¿Le has permitido que haga esto?

No sabía nada, he estado arriba en el estudio,

investigando sobre la piedra sagrada de los troles.

¿Te refieres a esta?

Dame eso a mí, la deshonras con tus suaves manos de humana.

También ha destrozado la cocina.

Y todos mis utensilios.

Los humanos no sabéis comer bien.

Ya nos ocuparemos de eso.

Lo primero es encontrar a Lanfeust y Hébus.

Si podemos reparar la piedra sagrada,

todo volverá a la normalidad.

Por lo menos, eso espero.

Maldita cadena de piedra, no puedo ni usar mi magia

para fundirla.

Sí.

¿Me has salvado?

-Sigue soñando, solo quiero recuperar el medallón de una pieza.

(TODOS) ¡Larga vida al nuevo jefe!

Menos mal que Kholes viene con nosotros,

hace falta un trol para encontrar a su aldea.

Por no mencionar que esta región está llena de morais.

Esas bestias de boca babeante me dan mucho asco.

Cuidado con lo que dices, rubita.

(AMBAS) ¡Los morais!

Cuidado, va a salpicarnos con agua.

Adelante, a qué esperáis.

Romperá el hechizo.

Demasiado tarde.

Gracias, ahora ya no os necesitaré más, piltrafillas.

Los humanos nos tomáis a los troles por idiotas.

Creía que iba a comernos vivos.

Tiene cosas mucho más importantes que hacer.

Como ir a salvar su aldea.

El cráter está a punto de hundirse,

tenemos que poner a los troles a salvo.

¡Por el aliento del Magohamoth!

¡Poder de guardia gigante!

Vaya, está flotando todo.

Y cayendo.

El escudo no aguantará mucho más, Hébi.

¡Oh, oh!

Aguanta, Minitrol.

Tenemos que evitar que la roca explote.

-¿A dónde te crees que vas?

¿Vuelves a escapar de los de tu raza?

-No, ¿es que no ves el intento de salvar la aldea?

¿Por qué no intentáis unir fuerzas en lugar de pelear?

He encontrado el trozo que falta; yo arreglaré la piedra.

-¿Juntos?

-Juntos.

Es demasiado tarde.

Todo por culpa de los malditos humanos.

-No los juzgues basándote en la acción de uno solo.

No puedo hacerlo solo, pero tengo que hacer algo,

eso está claro.

¡Por el aliento del Magohamoth!

¡Filo de ala!

Cian, protégeme con tus poderes sanadores.

Entendido, Lanfeust.

Adelante, hermano.

-No te has vuelto muy blando, después de todo.

Kholes, lánzame la roca.

Haz lo que te ha dicho.

La tengo. Cian, dependo de ti.

¡Poder de curación!

Magia humana.

Van a salvarnos.

Esa energía...

Venga, solo un poco más.

Ya casi está.

Venga, Lanfeust, no es momento para ablandarse.

Creo en ti, pequeño trol.

No podrá lograrlo.

Magohamoth, ayúdame.

Ya casi está.

Lanfeust, no puedo seguir.

Venga, Lanfeust, no te rindas ahora.

Magohamoth, ayúdame, por favor.

¡Lo logramos!

¡Sí!

¿Entiendes por qué me cae bien ese humano?

-Entiendo por qué dice que es tu hermano.

¿Paz entre nuestros pueblos?

Me tomaré eso como sí.

Oíd, ¿no va a haber fuegos artificiales esta noche?

¿Seguro que quieres intentarlo delante de todos?

¿Fuegos artificiales?

A los troles nos encantan los fuegos.

Pues poneros cómodos, porque va a ser un espectáculo flipante.

¡Por el poder del Magohamoth!

¡Poder de estrellas!

Tengo que admitirlo, molas.

Hermano, ¿qué me dices? ¿Dejamos de pelearnos un rato?

-Pero si fue una escaramuza de nada.

-Sí, pero la verdad es que pegas muy duro.

Lanfeust Quest

3 Episodios

  • Hermanos de armas

    Hermanos de armas

    Lanfeust Quest 22 min, 51 sec

  • El poder definitivo

    El poder definitivo

    Lanfeust Quest 22 min, 52 sec

  • Don Cupido

    Don Cupido

    Lanfeust Quest 22 min, 52 sec

Lanfeust Quest - Hermanos de armas

Mayores de 5 años

Sobre Lanfeust Quest

Lanfeust Quest

Lanfeust Quest

Cada uno de los habitantes de Troy tiene un poder mágico. Es el caso de Lanfeust, un joven aprendiz de herrero que posee la habilidad de fundir el metal. Su sueño es convertirse en el mejor caballero de todos los tiempos, pero su torpeza es legendaria. Su vida cambia radicalmente gracias a un medallón mágico que le otorga poderes extraordinarios: volar, detener el tiempo o desplazar su casa a cualquier rincón de Troy. Pero el pirata Thanos, conocedor de los poderes del medallón, tratará de arrebatárselo para tomar el control de la ciudad de Eckmul. Afortunadamente, Lanfeust puede contar con sus amigos Cian, Cixi, el maestro Nicolí¿de y el troll Hebus para mantener alejados a los piratas y defender la ciudad amenazada. Aunque, torpe como es, no podrá evitar el ocasionar algunos desastres no deseados a su paso.

En Clan TV Sábados y Domingos a las 06.00 horas.