Enlaces accesibilidad

Copa del Rey | Real Sociedad 2 - 1 Mirandés

La Real Sociedad 'mata' pero no remata al Mirandés en el Reale Arena

  • Oyarzabal y Odegaard le dan ventaja a la Real, pero un gol de Matheus mantiene vivo al Mirandés para el partido de vuelta
  • Datos y Estadísticas del Real Sociedad 2 - 1 Mirandés

Por
Los jugadores de la Real Sociedad celebran el gol de Mikel Oyarzabal, primero del equipo ante el Mirandés
Los jugadores de la Real Sociedad celebran el gol de Mikel Oyarzabal, primero del equipo ante el Mirandés EFE

--ALINEACIONES:

REAL SOCIEDAD: Remiro; Zaldua, Aritz (Guevara, min.68), Le Normand, Monreal; Merino, Zubeldia, Odegaard; Portu (Januzaj, min.77), Isak (Willian José, min.68) y Oyarzabal.

CD MIRANDÉS: Limones; A.González, Onaindia, S.González, Kijera; Malsa, Antonio Sánchez (┴lvaro Peña, min.77), Rey (Vicente, min.86), Guridi, Merquelanz; y Mattheus (De Sousa, min.70).

--GOLES:
1 - 0, min.9, Oyarzabal, de penalti. 1 - 1, min.40, Matheus. 2 - 1, min.42, Odegaard.

La Real Sociedad se llevó el primer choque de las semifinales de Copa del Rey ante el Mirandés con una renta mínima. Oyarzabal adelantó a los txuriurdines a los ocho minutos de la primera parte, pero Matheus consiguió el objetivo de los de Miranda de Ebro en el Reale Arena: marcar fuera de casa. Odegaard desempató el encuentro y lleva a los donostiarras con ventaja hasta la vuelta en Anduva.

Sin embargo, el único gol de renta de los de San Sebastián, permite al Mirandés tener su última palabra en casa. 

[Datos y Estadísticas del Real Sociedad 2 - 1 Mirandés]

Martin Odegaard, de villano a héroe

Salió valiente el Mirandés en territorio txuriurdin, generando la primera ocasión del partido con un disparo de Merquelanz que Remiro tuvo que despejar a córner. Pero en la primera jugada que tuvo la Real, Portu se adelantó a toda la defensa, salvo a Odei, que le metió el codo y el murciano se fue al suelo. Penalti.

Oyarzábal fue el encargado de transformarlo. Con mucha calma, el delantero tiró raso, al centro y no falló. Ocho minutos en el marcador y los txuriurdines ya mandaban en el partido.

Los donostiarras dominaban también en posesión, con parsimonia y mucha facilidad para salir jugando. Los de Anduva intentaban aprovechar los múltiples errores de los jugadores de la Real, sin generar peligro pero sí muchos saques de esquina y de banda. Ninguno fructífero.

Al enésimo fallo de los donostiarras, un balón mal entregado por Odegaard, los de Miranda de Ebro demostraron que no se habían dormido. Matheus recibió el balón dentro del área, recortó, disparó y el balón entró en la portería de Remiro, para silenciar al Reale Arena. El Mirandés seguía vivo.

El delantero brasileño del Mirandés Matheus Aias (d) celebra su gol, primero del equipo ante la Real Sociedad

El delantero brasileño del Mirandés Matheus Aias (d) celebra su gol, primero del equipo ante la Real Sociedad EFE

No por mucho tiempo, porque 3 minutos después apareció la mejor versión de Martin Odegaard para redimir su error anterior. El noruego disparó desde fuera del área pero Limones despejó una vez, y otra a Portu, a bocajarro. El rebote le volvió a caer a Odegaard que, esta vez, reventó la portería del Mirandés y el estadio volvió a vibrar.

Los de Alguacil se marchaban al descanso mandando en el marcador, pero el gol del Mirandés les hacía mantenerse vivos.

La Real dominó pero Limones impidió más goles

Odegaard salió en la segunda parte ‘on-fire’ con un balón filtrado para que Portu intentara hacer el tercero, pero Limones no lo permitió. Remiro también impidió que el Mirandés empatara el encuentro, despejando un misil que disparó Antonio Sánchez desde fuera del área.

El partido se volvió a jugar al son de la Real Sociedad, con posesiones seguras y sin fallos, pues sabían que con la ventaja en el marcador, arriesgar sólo podía darle oportunidades al Mirandés.

Pero los de Miranda de Ebro demostraron que también sabían jugar al toque, con una combinación a base de triangulaciones que les plantó en el área. Sin embargo, Merquelanz mandó el balón centrado desde la banda a las nubes.

Matheus desde el suelo pidió penalti, pero el árbitro no señaló nada.

Todo el juego de los txuriurdines pasaba por Odegaard. Cada vez que el noruego intervenía en el juego, la Real se plantaba en el área rival, como el centro que se sacó para Oyarzabal, pero el extremo no consiguió desviar la pelota y se fue directa a las manos de Limones.

El centrocampista sueco de la Real Sociedad Martin Odegaard celebra su gol, segundo del equipo ante el Mirandés

El centrocampista sueco de la Real Sociedad Martin Odegaard celebra su gol, segundo del equipo ante el Mirandés EFE

El portero del Mirandés fue clave en la última jugada del partido, despejando un balón de su propio compañero Guridi, que se colaba dentro.

Con esta victoria la Real Sociedad llega con una ventaja mínima al partido de vuelta en Anduva, donde los de Miranda de Ebro tendrán su última oportunidad para meterse por primera vez en su hostoria en la final de una Copa del Rey.

Deportes

anterior siguiente