Enlaces accesibilidad

Copa del Rey | R. Madrid 93-83 Bilbao B.

El Madrid no da lugar a las sorpresas y se mete en semifinales de la Copa tras ganar al Bilbao Basket

Por
El pívot del Madrid Walter Tavares, en un momento del partido.
El pívot del Madrid Walter Tavares, en un momento del partido. ACB PHOTO

Ficha técnica:

93 - Real Madrid (23+27+23+20): Campazzo (13), Carroll (7), Deck (16), Randolph (9) y Tavares (12) -quinteto titular- Causeur (10), Fernández (3), Llull (19), Mickey (2) y Taylor (2).

83 - RETAbet Bilbao Basket (21+26+16+20): Martínez (7), Rouselle (16), Bouteille (13), Sulejmanovic (8) y Balvin (12) -cinco inicial- Rodríguez (7), Schreiner (-), Rigo (-), Cruz (-), Lammers (7) Tyler Haws (-) y Kulboka (13)

Árbitros: Carlos Peruga, Fernando Calatrava y Juan de Dios Oyón. Sin eliminados.

Incidencias: Segundo partido de cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el Martín Carpena de Málaga ante 10.070 espectadores.

El Real Madrid ha cumplido los pronósticos frente al Bilbao Basket y ha vencido su duelo de cuartos por 93-83 en el día 1 de la Copa del Rey de baloncesto en el Martín Carpena de Málaga. Se toma así el equipo blanco la revancha de la derrota en Miribilla en Liga regular.

El ganador se enfrentará el sábado al Valencia Basket vencedor frente al Barcelona del partido anterior de cuartos.

[#EnLista: Las estrellas de la Copa del Rey de baloncesto]

El equipo que dirige Álex Mumbrú, exjugador del Madrid entre otros equipos y campeón del mundo en 2006, dio la cara hasta agotarse al final. Se marchan los 'hombres de negro' con la cabeza alta tras meterse en la Copa en el año de su regreso a la máxima categoría.

Tavares, 'MVP'

Los vizcaínos chocaron contra un muro, más bien una torre, en forma de pívot de Cabo Verde: Walter 'Edy' Tavares, autor de un doble-doble de 12 puntos y 14 rebotes para una valoración de 24 en eficiencia. Le secundaron los argentinos Facu Campazzo y Gabi Deck, con 22 y 20 de valoración.

La aportación de la pareja fue clave para seguir el ritmo que quiso poner de inicio el Bilbao Basket bajo la batuta del francés Rousselle (16 puntos, 14 de eficiencia). Laso dio instrucciones de frenar a su mejor hombre, Axel Bouteille, pero encontraron al pívot checo Ondrej Balvin para hacer frente a Tavares en los primeros minutos.

Con todo, Bouteille respondió a los ocho puntos seguidos de su compatriota Causeur con un triplazo sobre la bocina, sacudiéndose la presión que le ponía la defensa del Madrid para recortar la diferencia al descanso (50-47).

Los tiros desde la línea de 6,75 fueron la asignatura pendiente de los blancos en Miribilla y amenazaban con atragantarse en el Carpena. Pero en el tercer cuarto de nuevo la conexión argentina Campazzo-Deck puso en franquicia al Madrid y llegó la máxima renta (71-55).

El despertar de Llull desde su posición favorita

El Bilbao Basket no se daba por vencido, y a esos 16 de diferencia contestaron con el poderío de Balvin y un Kulboka que aprovechaban el descanso de Tavares. Los 'hombres de negro' se asomaron a solo cinco de diferencia mediado el último cuarto (75-70)

Pero tras ese frenazo anotador del Madrid llegó un despertar muy oportuno de Sergio Llull, autor de cuatro triples en todo el partido. Con dos seguidos, uno de ellos desde la misma posición que en la final de 2014 frente al Barça (87-74).

Esos triples simbolizaron el declive del Bilbao Basket, al que le faltó gasolina y confianza al final. El veterano Rafa Martínez falló una bandeja a la contra ante la intimidación de Tavares, una muestra de lo trascendental que resultó el caboverdiano con solo su presencia. 

Ahora el Madrid necesitará un buen descanso para enfrentarse este sábado a otro rival no cabeza de serie que viene con la moral altísima tras vencer a todo un Barça, vigente campeón.

Deportes

anterior siguiente