Enlaces accesibilidad

Fútbol | LaLiga

La justicia impide el Villareal-Atlético en Miami al no dar luz verde al partido hasta que se celebre el juicio

  • El juez desestima autorizarlo cautelarmente, como pedía LaLiga, hasta el juicio por la negativa de la Federación
  • La decisión anula, en la práctica, el encuentro, ya que se fijó para el 6 de diciembre y el juicio oral será en febrero

Por
El Villareal - Atlético no se jugará en Miami

El partido entre el Villareal y el Atlético no podrá jugarse finalmente en Miami, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid decidiera este viernes desestimar la petición de medidas cautelares que presentó LaLiga que para que pudiera celebrarse pese a la negativa de la Federación Española de Fútbol, de quien depende, en última instancia, la autorización para sacar un encuentro del campeonato liguero fuera de las fronteras de España.

Después de celebrar una vista con ambas partes este jueves, el juez Moisés Guillamón se ha pronunciado en contra de la pretensión de LaLiga, al concluir que la Federación ha justificado debidamente los motivos de su oposición a la medida cautelar de un caso que nace del primer intento de la entidad que preside Javier Tebas, el frustrado Girona - F.C. Barcelona de la campaña pasada, de llevar a Estados Unidos un encuentro, y cuyo juicio oral está previsto que se celebre en febrero de 2020.

Dado que el partido Villareal-Atlético, correspondiente a la jornada 16, estaba fijado para el próximo 6 de diciembrela resolución judicial impide en la práctica su celebración tal como estaba prevista, frustrando así la segunda iniciativa de este tipo por parte de LaLiga, que busca llevar la competición liguera fuera de España con el objetivo de promocionar la marca y abrir mercados ante la pujanza de otras ligas europeas, como la Premier League.

Sin embargo, el juez argumenta que, ante una solicitud de celebración de un partido de liga en el extranjero y ante ausencia de regulación al respecto en España, debe acudirse "al reglamento de FIFA", pero siempre "en coordinación con la Real Federación Española de Fútbol y de acuerdo con los criterios del Consejo Superior de Deportes". La Federación se ha mostrado, hasta ahora, frontalmente en contra de la celebración de partidos fuera del país.

El Villarreal-Atlético del 6 de diciembre podría disputarse en Miami

El juez critica el "empeño anticipatorio" de LaLiga

De hecho, la resolución judicial cuestiona que la decisión se haya tomado "unilateralmente", manteniendo el "empeño anticipatorio del partido en el extranjero a sabiendas de que está pendiente de resolución" en una vista oral prevista para febrero de 2020 sobre la demanda principal, el Girona-Barcelona que tampoco se llegó a disputar en Miami.

Tras conocer la decisión, LaLiga ha mostrado su "máximo respeto" por una resolución "que no prejuzga el fondo del asunto" y que será resuelta en febrero, al tiempo que incidía en la importancia de jugar fuera de las fronteras españolas.

"Se trata de una estrategia a largo plazo para el crecimiento internacional, por lo que esperamos que a partir de esa fecha LaLiga pueda llevar a cabo la organización de un partido oficial fuera de nuestras fronteras", insiste en un comunicado.

En cualquier caso, el partido, que contaba con el visto bueno tanto del Villarreal como del Atlético de Madrid, deberá disputarse finalmente en el Estadio de la Cerámica de Villareal.

Rubiales pide la destitución de Tebas

Por su parte la RFEF ha mostrado su satisfacción por la medida cautelar y ha aprovechado par cargar duramente contra el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LaLiga por su nombre comercial).

"Del auto del Juez queda patente que, a pesar de los intentos en sentido contrario del presidente de la Liga, ésta no es un ente independiente, sino que forma parte de la RFEF y sus actuaciones deben coordinarse con la Federación", explica en otro comunicado.

El organismo que preside Luis Rubiales recuerda otra serie de diferendos en diversas instancias, incluidos otros tribunales, que se han dirimido en contra de la Liga. Para la RFEF esta actitud es “absolutamente hostil e irresponsable” y está generando perjuicios para el fútbol español y para los clubes que forman parte de la Liga, por lo que pide el "cese inmediato del presidente de la Liga o bien su inmediata dimisión".

Deportes

anterior siguiente