Enlaces accesibilidad

Champions League | PSG 3-0 Real Madrid

El PSG deja en evidencia al Madrid con un gran Di María

  • Dos goles del argentino y otro de Meunier desdibujan a un rival sin alma
  • Datos y narración del PSG 3-0 Real Madrid, jornada 1 de la Champions League

Por
El argentino Di María, del PSG, celebra el primer gol ante el Madrid.
El argentino Di María, del PSG, celebra el primer gol ante el Madrid. REUTERS

Ficha técnica:

3 - París SG: Navas; Meunier, Thiago Silva, Kimpembe, Bernat; Verratti, Marquinhos (Herrera, m.70), Gueye; Sarabia (Diallo, m.89), Icardi (Choupo-Moting, m.60), Di María.

0 - Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Militao, Mendy; James (Jovic, m.70), Casemiro, Kroos; Hazard (Lucas Vázquez, m.70), Benzema y Bale (Vinicius, m.79).

Goles: 1-0, m.14: Di María; 2-0, m.33: Di María; 3-0, m.91: Meunier.

Árbitro: Anthony Taylor (ING), amonestó a Di María y Bernat, por los locales; y a Carvajal y Vinicius, por los visitantes.

Incidencias: Encuentro de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el Parque de los Príncipes de París ante unos 40.000 espectadores.

El Real Madrid se estrena con derrota ante el París Saint-Germain por 3-0, en su visita al Parque de los Príncipes de la primera jornada de la Champions League. Un equipo y un proyecto en entredicho, tocado para colmo por un ex de la casa: el bigoleador Ángel di María.

Para redondear la pésima jornada, el empate sin goles entre Brujas y Galatasaray les condena al 'farolillo rojo' del Grupo A.

[Datos y narración del PSG 3-0 Real Madrid, jornada 1 de la Champions League]

El extremo argentino, titular por las bajas en ataque del equipo que entrena Thomas Touchel, hizo 'touché' -valga el juego de palabras- por dos veces con su zurda, poniendo en evidencia las carencias defensivas de los merengues. En el tiempo añadido Meunier puso la puntilla.

Ya desde la previa se venía hablando de un partido condicionado por las bajas. Con Neymar y Mbappé mirando desde la grada en el bando local, Zinedine Zidane alineó un ataque visitante por primera vez con Karim BenzemaGareth Bale y Eden Hazard.

Pero fue un exmadridista como Ángel di María el que empezó destapando las carencias defensivas de sus antiguos compañeros. El extremo argentino remató al primer palo un centro raso de Juan Bernat sin que nadie le taponase (minuto 14).

Hazard quiso arreglarlo y estrenarse, pero su disparo se fue rozando el palo. Y después lo intentó James en asociación con Benzema, alto. Los madridistas lo intentaban desde fuera, sin pisar área.

Un espejismo. El intento de reacción del Madrid duró lo mismo que la pelota en los pies de sus centrocampistas. El PSG dominaba a placer ante un rival que perseguía sombras. Solo a balón parado se veía a un desaparecido Bale, y eso que rozó la madera en un lanzamiento directo.

Más puntería tuvo en la siguiente ocasión Di María para ponerla lejos del alcance de Courtois desde la media luna (minuto 33). Casi inmediatamente sí que fue capaz de responder Bale, con la derecha y ayudado de algún rebote. También se ayudó de la mano, y el VAR se encargó de anularlo.

El galés se enrabietó tras esa decisión y se le vio más activo. De hecho, tuvo la última clara antes del descanso, pero nuevamente sin encontrar portería. Aunque no entró, el resultado de 2-0 era más que justo visto lo visto.

El Madrid, de menos a aún menos

El PSG salió en la segunda parte con una intención más clara de esperar, lo que alivió en parte la presión sobre la defensa del Madrid. Pero ni por esas vislumbraban los de Zidane algo de claridad en su juego. Tal vez había algo de causalidad en la decisión táctica de Touchel.

Incluso tuvieron ocasiones para ampliar la ventaja, gracias a las incesantes pérdidas de balón del Madrid en zona peligrosa. Di María y Sarabia rozaron el tercero en sendas ocasiones claras.

Llegaron los cambios, uno de ellos el consabido de Lucas Vázquez, que le tocó suplir a Hazard, y el otro fue el de Jovic por James. El Madrid pasó a un 4-4-2 con Bale en la izquierda y Lucas por la derecha, algo que no quiso probar con Hazard sobre el césped.

El caso era que la lógica no podía ser suficiente si no se tenía el balón, y este seguía siendo del PSG. Tampoco había fortuna, ya que otro gol era anulado; esta vez por fuera de juego de Lucas en la jugada que acabó Benzema de tiro raso. El galo lo intentó sin éxito de cabeza después.

Zidane terminó de quemar sus naves con Vinicius por Bale, mientras minutos antes Touchel terminaba de 'españolizar' su once con Ander Herrera. Diallo en lugar de Sarabia lo compensó al filo del 90, unos minutos en los que el Madrid no hizo nada.

Quedaba en el campo Bernat, que cuajó un gran partido con dos asistencias: en el 1-0 a Di María y en el último gol a Meunier, ya en tiempo añadido y con el Madrid rendido a la evidencia.

Deportes

anterior siguiente