Enlaces accesibilidad

Final Copa del Rey

Sevilla en vísperas de la final de Copa: a la espera de las aficiones

Por
Todo listo en Sevilla para la final de Copa

Sin equipos locales en liza y con la sociedad pendiente de otras grandes citas, la víspera de la final de la Copa se vive en Sevilla con bastante tranquilidad, salvo casos puntuales. Con el paso de las horas las aficiones del Barça y el Valencia van a ir dando más colorido a la ciudad.

Este viernes por la mañana apenas se respiraba fútbol en las calles de la capital andaluza. Con guasa, algunos dicen sí que hay ambiente deportivo en Sevilla, porque está en plena celebración del triatlón, en referencia al periodo que abarca tres de sus fiestas grandes: la Semana Santa, la Feria de Abril-que este año ha caído en mayo-- y el Rocío --la romería que dentro de unos días recorrerá los caminos de esta provincia--.

Con un tiempo excepcional (para el sábado también se espera calor, pero sin excesos), esta jornada se vendían teóricamente las últimas 680 entradas disponibles para la final reservadas a personas desempleadas desde hace más de dos años.

A las 10.00, cuando abrían las taquillas, había muchos menos aficionados que policías nacionales, estos últimos preparando un dispositivo calificado de alto riesgo y que incluye a 1.360 agentes de diversas unidades).

Apenas unas cuarenta personas hacían fila para hacerse con las denominadas entradas sociales a 20 euros (en lugar de unos 100 que hubieran costado en esa zona, en un rango entre los 55 de la más barata y los 180 la más cara, sin descuento), algunos con la documentación necesaria (la tarjeta del paro); otros cuantos que no cumplían los requisitos, pero querían probar suerte o simplemente desinformados.

También unos cuantos indignados, sobre todo por el cupo más reducido para jubilados sin recursos, que salía a la venta el día anterior y que ha tenido un proceso de venta mucho más enrevesado, no del todo claro; y finalmente, los reventas mercadeando con algunos tickets, incluidos los recién adquiridos.

Manuel, con la entrada para la final RTVE.es

En apenas un cuarto de hora ya no había cola y solo una pareja ha querido hablar con la prensa. Mónica y Manuel, asesora laboral e informático, que llevan seis y siete años sin trabajo, los dos metidos en juicios contra la Junta y el Ayuntamiento, respectivamente, tras denunciar en ambos casos despidos en fraude de ley.

“Me he llevado una agradable sorpresa” con esta entrada, ha explicado él, que se ha mostrado agradecido a esta novedosa iniciativa de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Esperando a Messi

Seguidor del Betis, hubiera preferido ver a su equipo en la final y encima en casa, un sueño casi inalcanzable en este fútbol de dos velocidades: “Si tu vas a la séptima velocidad y yo voy en quinta…”, explicaba en alusión al diferente potencial de los clubes españoles.

Con todo, y con el Barça como segundo equipo, su gran ilusión, como no podía ser de otra manera, es ver “al Brujo”, a Messi.

Hasta mediodía, muy pocas personas se habían hecho con estos billetes para la final.

Desde la RFEF alertan de que para entrar al estadio se les pedirá el DNI y se comprobará que están en el listado que se ha confeccionado con quienes han pasado por ventanilla.

También las entradas para las aficiones de los dos finalistas (21.400 para cada uno) son “nominativas”, aunque en el billete no esté impreso el nombre. Inadvertidos, dos hombres venidos de Argentina se acercaron también al estadio lamentando haber sido estafados en una página de venta de tickets.

Entre tanto, operarios y técnicos trabajaban en la logística y la preparación de la retransmisión de TV para que la final se vea en todo el mundo; y a pocos metros del estadio también se ultimaban la instalación de las carpas y animaciones para las dos hinchadas, que se esperan que lleguen entre esta tarde y, sobre todo, el mismo día del partido; al igual que los dos equipos.

Los azulgrana viajarán desde Barcelona mientras que el Valencia hará un desplazamiento más corto, desde Jerez, donde se concentró el jueves.

A las 10.00 del sábado, tras pasar el primero de los tres cordones de seguridad, se abrirán las fan zone. Al oeste de Heliópolis, en la Avenida de las Razas, junto al canal del Guadalquivir, estará el área che. Al sureste, en la Avenida de Italia, al lado de la ciudad deportiva del Betis, la culé.

Quienes lleguen por tren, en la estación de Santa Justa podrán hacerse una foto con una réplica a escala de la Copa del Rey. La original estará esta noche en la cena de directivas… al mismo tiempo que en la ciudad se organizarán unos cuantos actos por el cierre de la campaña electoral.

De momento, Sevilla está a más a otras cosas. Este sábado será el turno del fútbol.

Deportes

anterior siguiente