Enlaces accesibilidad

Mutua Madrid Open 2019 | Final

Djokovic hace valer su experiencia frente a Tsitsipas y alza su tercer Madrid Open

Por
Djokovic recibe el trofeo de campeón del Madrid Open

El serbio Novak Djokovic se proclama campeón del Mutua Madrid Open tras vencer la final masculina ante el griego Stefanos Tsitsipas, primero contra noveno del mundo. 'Nole' hizo valer su experiencia para acabar imponiéndose 6-3 y 6-4 en escasa hora y media. [Estadísticas]

Y eso que el único antecedente entre ambos no invitaba al optimismo al serbio, que cayó ante el de Atenas en octavos del Masters 1000 de Canadá del año pasado. El mismo torneo que vio la final Tsitsipas - Nadal del último Masters 1000 ganado por el español.

Nole' logra la triple corona en Madrid, después de las de 2011 y 2016, sumando los mismos títulos en la capital de España que Roger Federer y los mismos en el circuito de Masters 1000 que el español Rafa Nadal: 33 títulos, logrados en 48 finales. Es su segundo trofeo de la temporada después del Open de Australia, precisamente ante el balear.

Además, se toma la revancha frente a Tsitsipas del mencionado encuentro en Toronto y afianzará su posición en el ranking este lunes, después de que el año pasado cayera en octavos frente a Kyle Edmund.

Novak Djokovic logra su tercer Madrid Open

Por su parte, el griego se llevará también una importante suma de puntos (750), que le puede aupar más de un puesto en la clasificación: está a solo un centenaer del argentino Del Potro (8) y, además, Nishikori (7) y Anderson (6) se verán penalizados; uno por su derrota ante Wawrinka y otro por su ausencia, después de hacer semifinal el año anterior.

Romper y defender

El partido comenzó de forma inmejorable para 'Nole', puesto que en menos de un cuarto de hora se puso 3-0. Tsitsipas pagó en el juego de su servicio sus propios errores; lo tenía hecho para salvar la segunda bola de 'break' con 30-40, pero envió una derecha fácil demasiado larga.

Con el marcador en contra, ya se le perdonó la 'afrenta' de la jornada anterior contra Rafa. Algunos se lo recordaron desde la grada con un "vamos, Rafa". La tarde era apacible, sin rastro del aire frío de la noche anterior, e invitaba a ver buen tenis.

Poco a poco se fue soltando el heleno, pero Djokovic daba muestras de no caer en la misma trampa Rafa y estaba atento a sus dejadas. El partido se igualaba, el público se lo pasaba en grande y Tsitsipas afianzaba su servicio, mejorando sus primeros. Pero la ventaja seguía estando del lado de Djokovic, salvo catástrofe.

En sus juegos de saque el de Belgrado se mostraba muy seguro, apenas se le veía correr y, por contra, movía a su rival donde quería como si su raqueta fuera una varita mágica.

Solo tuvo que esperar al noveno para aprovechar la segunda de sus tres bolas de set. Romper y defender, nada de experimentos en la final de un Masters 1000. Primera manga en 41 minutos.

Paciencia y espera

Por su juventud (20 años), ser la 'cenicienta' e ir un set abajo, Tsitsipas se había ganado a esas alturas el favor del público, que celebró una gran volea desde la red en un duro intercambio con 'Nole'. Un espectador le bautizó cariñosamente como 'Chispitas'.

Con sus 1,93 de altura el ateniense corría a todo lo que le tiraba Djokovic, por eso este buscaba sobre todo el contrapié y obligarle a fallar, con bolas bajas o al cuerpo. Así tuvo que salvar Tsitsipas otras dos ocasiones de rotura para el serbio en el tercer juego.

En ese segundo parcial seguía mostrándose con menos dudas al servicio el todavía bicampeón que el novato, que cedió una doble falta en el quinto juego aunque acabó ganándolo. 'Nole', en blanco.

Los errores penalizaron a Tsitsipas. Aunque cometió menos, llegaron en momentos puntuales. Y aunque no cuenten para las estadísticas, errores fueron sus subidas a la red precipitadas que le costaron la rotura en el noveno juego, sumada a una derecha fuera que consumó el 'break'.

Djokovic se ponía 5-4 y servicio para ganar, aunque también tuvo que sufrir los nervios del campeón y desperdició tres bolas de partido. Armándose de paciencia, tanto como para ganarse un 'warning', a la cuarta fue la vencida en Madrid.

"Mi convicción y mi calidad, más fuertes que las dudas"

Después de secarse las lágrimas por la victoria, un emocionado Djokovic agradecía al público de Madrid -278.110 espectadores durante la semana, récord- "el apoyo a todos los tenistas, sois grandes. Este torneo es de los más grandes del mundo".

Djokovic: "Este torneo es uno de los más grandes del mundo"

La entrevista con Álex Corretja para Teledeporte y la megafonía fue para grabar por su 'buen rollo'. "¿Creías que podías ganar?", "Siempre, macho, siempre. Mi convicción y mi calidad son más fuertes que mis dudas", aseguró entre bromista y emocionado. También se acordó de su rival y le felicitó "por una gran semana, Stefanos".

Tsitsipas: "Una gran semana"

El subcampeón le devolvió la felicitación en el discurso de la entrega de premios, por lo que calificó como "una gran semana", repartiendo felicitaciones al torneo y agradecimientos al equipo. También se acordó de las madres por ser su día, aunque en España fue una semana antes.

"Realmente espero volver el año que viene, gracias", concluyó su discuros Tsitsipas, que agradeció al público por el hecho de que "realmente apreciáis el tenis".

Fue el preludio al momento de gloria de Djokovic, que alzaba el trofeo por tercer vez bajo una lluvia de conffetti. Luego pidió "hablar un poquito de inglés, por favor". Se sentía más cómodo para agradecer y felicitar. Como a su rival, "una verdadera estrella del tenis", como le calificó y reconoció entre risas que era "más grande y más fuerte" físicamente.

Después de los agradecimientos al público, voluntarios y organización, tuvo dos momentos especiales. Primero a su hermano, Marko, "por hacer de entrenador aquí" y otro con su habitual sentido del humor a Feliciano López, director del torneo: "Estás increíble, te sienta genial el traje".

Deportes

anterior siguiente