Enlaces accesibilidad

Tenis | Madrid Open

Djokovic se deshace de Thiem y espera rival en la final del Madrid Open

  • El serbio ha superado un partido duro y competido (7-6 (2) y 7-6 (4)) contra un rival en un estado de forma espectacular
  • Mutua Madrid Open en directo, del 4 al 12 de mayo en Teledeporte y +tdp

Por
Djokovic se mete en la final del Madrid Open

Novak Djokovic ha sufrido para vencer por 7-6 (2) y 7-6 (4) a Dominic Thiem en las semifinales del Madrid Open y espera rival del duelo entre Rafa Nadal y Stefanos Tsitsipas. El número uno del mundo ha demostrado el porqué de su privilegiada posición en el ranking ATP venciendo al jugador más en forma del circuito y uno de los mejores en tierra batida.

Ha sido uno de esos partidos que hacen afición al tenis, con alternativas para los dos, breaks, devoluciones de roturas, tie-breaks y algunos de los mejores puntos del torneo. Solo la experiencia del serbio y su capacidad para dar el máximo en las situaciones más comprometidas han decantado el choque.

El partido se jugó en la pista central Manolo Santana con las gradas prácticamente a rebosar, aunque el ambiente parecía algo más sosegado debido a la ausencia de jugadores locales en la primera semifinal. Aunque entre punto y punto se asomaba algún: “¡Vamos, Novak!”.

Djokovic: "Esta noche vamos a bailar"

Excelso primer set que acabó con la Caja Mágica puesta en pie

Thiem pareció empezar sirviendo algo nervioso, con una doble falta en su primer servicio pero lo solventó en el siguiente juego restando. El austriaco rompió el saque de Djokovic en el segundo turno de servicio del serbio combinando un revés invertido cortado que hizo fallar dos veces a Nole con un golpe de derecha cruzado potente a la esquina que le dio otro de los puntos para conseguir el primer break del partido para ponerse 2-1 y con saque.

El austriaco estaba entonado, ni la mala fortuna con 15-30 y una bola que roza la red para cambiar de trayectoria le afectaba. Estaba rápido de piernas y no sólo llegaba sino que le daba tiempo a colocarse de derecha para lanzar otro ‘winner’ para confirmar el break poco después.

Nole respondía con un juego en blanco, cerréndolo con una dejada espectacular. Ambos demostraban el nivel que había en la pista central de la Caja Mágica. El mejor jugador de la actualidad frente al más en forma en esta superficie. En el sexto juego subíó aún más el listón, maravilloso espectáculo tenístico entre estas dos figuras, con el primer deuce se vio algunos puntos en los que la bola corría casi más que el ojo humano seguido de otro punto con pique a dejadas para extasiar al público de Madrid y que terminó con el serbio recuperando el break perdido y corroborándolo después para ponerse 4-3 arriba.

Thiem parecía dudar tras un inicio brillante, el rival que tenía delante aprovecha el más mínimo resquicio para colarse de nuevo en el partido y exige más del cien por cien para ganarle. Pero el austriaco estaba dispuesto a mantener el pulso y cortó la racha de Djokovic para poner el 4-4. Se comenzaba a igualar la pelea también en la grada, comenzaban a oírse tantos '¡vamos, Nole!' como '¡vamos Thiem!'.

El austriaco amenazaba el saque de Djokovic en un punto tan crítico de un set como el 4-4 y se ponía con dos bolas de break, ni eso ni el warning del juez de silla podían con ‘Nole’ que respondía castigando con su servicio y ganando el juego.

Y con los dos al nivel que estaban demostrando no quedaba otra opción que el ‘tie-break’ en el que Thiem comenzó ganando el primer punto sacando Djokovic que se le devolvía en los dos siguientes en un toma y daca constante que el público madrileño disfrutaba. Del posible 3-0 de haber mantenido sus saques Thiem se pasó al 4-1 para 'Nole' con uno de los puntos del partido con un globo defensivo a la esquina que puso en pie al público. Demasiada ventaja para el número uno del mundo que cerró el desempate con un claro 7-2.

El segundo set fue otra oda al tenis

El segundo set deparó la misma igualdad o mayor que la primer manga, se llegó al 2-2 con los dos manteniendo su saque y ahí comenzaron dos juegos eternos, en el primero consiguió mantener su saque Dominic Thiem y en el siguiente en la enésima bola de break del austriaco consiguió romperle el servicio pero el serbio desespera, después de haber sudado sangre para doblegar su potente saque el número uno del mundo le devolvió el break a la primera oportunidad que tuvo y ahí se estaba fraguando la única diferencia en el partido, el porcentaje de bolas de break aprovechadas, dos de ocho para Thiem y dos de dos para el líder del ranking ATP.

Así se llegó al 4-4, muchos jugadores se hubieran venido abajo ante el nivel demostrado por Nole, pero Thiem no desistía, volvía a ganar su juego pero no era capaz ni de complicarle el siguiente al serbio para el 5-5. Desesperado pareció Thiem por primera vez en el partido cuando mandó a la red una bola sencilla para redondear el 3/3 para Nole en bolas de break. Con 6-5 a favor y saque para el serbio la situación era extrema para Thiem si quería meterse en su tercera final de la temporada.

Pero este partido no aceptaba guiones preconcebidos ni lógica, el serbio vio como Thiem se colocaba 0-40 y tras desperdiciar otra bola de rotura más consiguió romper el saque de su rival por tercera vez en el partido para llevarnos al segundo tie-break de la tarde. Cada vez más aficionados animaban al austriaco por el bien del tenis, para que siguieran jugando el tiempo que quisieran porque para los espectadores era un espectáculo 'con altura', con mucha altura como la canción de Rosalía y J Balvin que amenizaba los descansos.

Los dos cedieron un minibreak a su rival hasta el cambio de pista al que se llegó con empate a tres. Djokovic ganó el punto que le quedaba al saque y llegó el error del partido, cometió muy pocos Thiem en el partido pero éste le condeno. Mandó dos saques a la red y la doble falta ya no la pudo recuperar, le dio la ventaja que a la postre fue definitiva para 'Nole' que lo celebró como se merecía un partido de esta categoría.

Los datos del partido reflejan la tremenda igualdad del partido, supera levemente el serbio en los primeros servicios, con un 64% por el 53% del austriaco. Pero si 'Nole' ganó un 10% más con el primero (74 a 64), Thiem le superaba en el mismo ratio con el segundo (47 a 57). Nueves juegos ganaron cada uno al servicio y otra estadñistica curiosa, dos dobles faltas en todo el partido cometió el número cinco del mundo, una en el primer juego y otra en el último del partido, la que le condenó. En puntos y juegos ganados Djokovic se impuso con 90 por los 81 de Thiem que supusieron los 14 juegos ganados por los 12 de su rival.

Enorme partido de ambos tenistas, el serbio tiene la frialdad de un asesino en serie, con sus 3/3 bolas de break aprovechadas y sus dos tie-breaks ganados ha demostrado su clase y su capacidad para gestionar los momentos clave del partido. Dominic Thiem, a sus 25 años, debe salir contento de este partido, ha certificado que puede poner en serias dificultades al número uno y al dos ya le ganó en el Conde de Godó, Rafa Nadal. Tiene tiempo para ir puliendo esos detalles que le puedan llevar de ser unos de los mejores a ser el mejor, que hoy era el que tenía enfrente.

Deportes

anterior siguiente