Enlaces accesibilidad

Despoblación

Teruel-Soria: cuando sí hay rival pequeño (y, a su pesar, cada vez más)

  • Los dos clubes, enfrentados en la Superliga de voley, se hermanan contra la despoblación de sus provincias
  • La emigración de los jóvenes y la baja natalidad ponen en riesgo algunas competiciones deportivas

Por
Las plantillas del Club Voleibol Teruel (arriba) y Río Duero Soria llaman a participar en la "revuelta de la España vaciada".

Este domingo se enfrentan el mejor equipo del voleibol masculino de la última década —Teruel— contra el que lo fue hace a finales de los 90 —Río Duero Soria—. Sin embargo, la rivalidad quedará a un lado porque los dos clubes tienen una preocupación mucho mayor que su clasificación en la Superliga: el futuro de sus provincias, que se quedan sin jóvenes.

En lugar del tradicional intercambio de banderines, en esta ocasión los capitanes han anunciado que mostrarán las banderolas de las plataformas ciudadanas que lideran el movimiento contra la despoblación en España: Máximo Torcello, del equipo local, saltará a la cancha del pabellón de Los Llanos con el emblema de Soria Ya; y Manuel Sevillano, entrenador-jugador de los visitantes, hará el gesto recíproco con Teruel Existe.

Por su parte, los recogepelotas exhibirán una pancarta que llama a la manifestación del 31 de marzo en Madrid convocada por estas dos plataformas (a la que se han sumado muchas más) y que han dado en llamar la revuelta de la España vaciada.

“No podemos ser ajenos a lo que pasa en la sociedad”, afirmaba esta semana el presidente del CV Teruel. “Es un hermanamiento entre dos provincias y dos clubes deportivos que intentamos sobrevivir temporada tras temporada con las dificultades que tiene estar en una zona con baja densidad y tantas dificultades en materia de infraestructuras”, explicaba Carlos Ranera, que puso de relieve ese hándicap añadido respecto a los equipos radicados en lugares con “mucho mejores comunicaciones”.

En efecto, Teruel y Soria son las provincias con menos habitantes por kilómetro cuadrado del país (en torno a 9, frente a los 92 de la media española).

>> Frente al espejo: El mapa de la España despoblada

Y para unir sus capitales, que distan apenas 200 kilómetros, se necesitan unas tres horas por carretera mientras que por tren es sencillamente inviable (habría que hacer una serie de conexiones interminables y ni siquiera Renfe contempla dicho trayecto).

Unas vías férreas que además han quedado obsoletas y que desde Soria solo conducen dos veces al día a Madrid, a menos de 80 km/h de velocidad media en el mejor de los casos: y es que el año pasado se registraron 30 retrasos de más de 15 minutos, algunos con trasbordo en autobús o íntegramente por carretera (siete veces), según los datos recopilados por la Asociación Soriana de Amigos del Ferrocarril.

Así no es de extrañar que el Real Madrid rechazara el año pasado el ofrecimiento que le hizo la plataforma Soria Ya de desplazarse a la localidad por ese medio para enfrentarse en la Copa del Rey al Numancia.

Pueblos sin niños

Ante la protesta del domingo 31, este club de fútbol ha pedido jugar el sábado para no coincidir con esa convocatoria. Los equipos modestos, como el de Teruel (Segunda B), se han implicado más, con un mensaje grabado por la plantilla.

“No me cabe en la cabeza que alguien que sea de aquí no quiera apoyar esto”, explicaba este jueves en rueda de prensa el capitán del Río Duero, que está cerrando su etapa como profesional del voley de vuelta en Soria; y que ve el futuro con preocupación.

Más aún cuando —después de haber jugado por todo el mundo: ha sido más de 260 veces internacional—, Manuel Sevillano mira a su pueblo, Rioseco, que en un siglo ha perdido cuatro de cada cinco habitantes.

En el ámbito rural “todo se ve más acentuado que en la capital”, explicaba en declaraciones a Heraldo Diario de Soria el presidente del club de pelota Urbión, Emilio Cabrerizo, cuyos jugadores lucen este año en su manga la leyenda Soria quiere futuro.

La comarca de Pinares “ha bajado muchísimo y las personas que vivimos ahí nos damos cuenta de que muchos pueblos desaparecerán en pocos años y con ellos, parte de la cultura”, añadía el también delegado provincial de este deporte.

Y es que la cuarta parte de los municipios sorianos ya no tienen ni un solo niño o adolescente empadronado.

En la ciudad, donde el invierno demográfico es menos acuciante, tampoco hay un panorama esperanzador. Y aunque los factores para explicar las tendencias del deporte son muy variados —y más a pequeña escala—, un caso ilustra bien esta situación: el deporte femenino más practicado en España con diferencia, el baloncesto, no cuenta con ningún equipo de mujeres en categoría absoluta en Soria.

Hubo un intento esta temporada, pero fracasó: "los junior tienen que salir mayoritariamente para estudiar una carrera universitaria” y los que llegan no compensan las salidas, se lamentó el Club Soria Baloncesto el pasado verano.

El tópico deportivo dice que no hay rival pequeño. La realidad a veces es más cruda y es que ni siquiera hay rival.

Deportes

anterior siguiente