Enlaces accesibilidad

Rugby | Seis Naciones

Gales, intratable, logra el Seis Naciones y el Grand Slam

  • Los británicos han vencido a todos sus rivales de las islas, algo que no conseguían desde 2012
  • Italia consigue su quinta 'cuchara de madera' y Escocia remonta un 31-0 a Inglaterra

Por
Gales vs Irlanda
Gales vs Irlanda AFP

La selección de Gales se mostró intratable ante Irlanda (25-7) en el Principality Stadium de Cardiff y se proclamó campeón del torneo Seis Naciones de rugby 2019, con Grand Slam incluido, logro que no conseguía desde 2012.

El neozelandés Warren Gatland, entrenador de los 'dragones rojos', suma así un nuevo éxito en su dilatada carrera y deja sin corona a Irlanda, ganadora el pasado año.

El encuentro definitivo de la presente edición comenzó a decantarse en el minuto inicial con un ensayo de Hadleigh Parkes convertido por Gareth Anscombe.

País de Gales se mostró superior a los hombres del también neozelandés Joe Schmidt en todos los apartados y fue sentenciando el choque al ritmo de golpes de castigo transformados por Anscombe.

El 16-0 con el que se llegó al descanso dejaba con vida a Irlanda. En cambio, los 'verdes' no pudieron reaccionar y tres golpes de castigo más de Gareth Anscombe incrementaron la brecha hasta el 25-0 con diez minutos por delante.

La defensa galesa fue un muro impenetrable para una Irlanda que trató de exponer su orgullo, pero que careció de recursos para encontrar el camino de la línea de marca local. Tan solo lo consiguió en los instantes finales con un ensayo de Jordan Larmour convertido por Jack Carty.

Gales logra así su vigésimo séptimo título y se sitúa a tan solo uno de Inglaterra, que cerrará el torneo esta tarde ante Escocia en Twickenham con la Copa Calcuta en juego.

Italia cierra su Seis Naciones con otra "Cuchara de madera"

La selección de Italia cayó en el estadio Olímpico de Roma ante la de Francia (14-25), y acabó el Seis Naciones de rugby con cinco derrotas en cinco partidos, lo que supuso otra "Cuchara de madera" para los italianos, el dudoso premio que se otorga al equipo que termina con el pleno de reveses.

El seleccionado italiano, entrenado por el irlandés Conor O'Shea, acabó este Seis Naciones con derrotas ante Esocia (20-33), Gales (15-26), Irlanda (16-26) e Inglaterra (14-57), además de despedirse este sábado con una prestación valiente, pero no suficiente para evitar otro revés.

Es la quinta "Cuchara" en los últimos Seis Naciones para Italia, que no gana un partido en este torneo desde 2015, cuando doblegó a Escocia en Murrayfield.

Salió agresiva Italia en un Olímpico repleto para despedir al equipo de este Seis Naciones, y se puso por delante 6-0 en unos brillantes quince minutos iniciales, gracias a dos golpes de castigo convertidos por Tommaso Allan.

Pese a arriesgar mucho al comienzo, Francia consiguió reaccionar y remontó antes del descanso. Un ensayo de Antoine Dupont, convertido por Romain Ntamack, y un golpe de castigo del propio Ntamack, le dieron a los galos una ventaja 10-6.

Italia empujó con todo y rozó varias veces el ensayo antes del cierre de la primera mitad, pero Francia aguantó. Recortó distancias Allan con el golpe del castigo del 9-10 nada más empezar la reanudación, pero otro "try" de Yoann Huget, convertido por Ntamack, frustró la ilusión "azzurra" (17-9).

Fue una ventaja irrecuperable para Italia, pese a que Tito Tebaldi (m.54) lograra en el ensayo del 14-17. Tommaso Allan falló un golpe de castigo y tampoco pudo convertir el "try" de su compañero, lo que, unido a un "drop" de Ntamack (m.62), determinó el 20-14 a favor de los franceses.

Con un descomunal esfuerzo final, Italia asedió a Francia en el intento de lograr la remontada, pero sus opciones se acabaron en el minuto 75 cuando el árbitro anuló correctamente un ensayo de Marco Zanon. Era un momento clave, ya que los galos jugaban en inferioridad numérica por la amarilla a Camille Chat.

La sentencia definitiva llegó en el 80, cuando Damian Penaud anotó el "try" del definitivo 25-14. Fue la séptima derrota consecutiva para Italia, que solo ganó tres de sus últimos 19 partidos. Por su parte, Francia acabó su Seis Naciones sin nunca tener opciones de pelear por el título, pero con dos victorias.

Escocia remonta un 31-0 e Inglaterra salva el empate en la prolongación

Escocia mantiene la Copa Calcuta tras empatar en Twickenham después de remontar un 31-0 con el que se situó a la media hora Inglaterra, a la que salvó de la derrota un acelerón final y un ensayo de George Ford (38-38).

El último encuentro del Torneo Seis Naciones 2019 fue el claro reflejo de la más antigua rivalidad del mundo del rugby, pleno de emoción y de dos equipos que nunca se rindieron.

Sin opciones ya de aspirar al título tras la victoria de Gales sobre Irlanda en Cardiff, el XV de la Rosa al menos acaba segundo y evita una derrota en este histórico trofeo que se pone en liza cuando se enfrenta a los escoceses, que retienen la Copa en Murrayfield como ganadores del choque el pasado año.

Inglaterra pareció liquidar el partido por la vía rápida. Antes de cumplirse el cuarto de hora ya dominaba por 21-0 merced a tres ensayos de Jack Nowell, Tom Curry y Joe Launchbury convertidos por Owen Farrell.

El festival inglés alcanzó a la media hora con otro nuevo ensayo de Jonny May y el acierto en los tiros a palos de Farrel (31-0). Todo parecía visto para sentencia.

Atónitos, los escoceses, que no ganan en Twickenham desde hace 36 años, comenzaron a reaccionar en los últimos minutos del primer tiempo con una marca de Stuart McInally y en los primeros del segundo, con otras de Darcy Graham y Magnus Bradbury (31-19).

El partido era claramente otro. Aunque la montaña que tenían por delante los escoceses era demasiado alta su reacción fue brutal, tanto que llegaron a situarse por delante en el marcador tras los ensayos de Darcy Graham, Finn Russell y Sam Johnson (31-38).

Con cuatro minutos por delante Inglaterra se lanzó a una ofensiva total para evitar una derrota que se hubiera considerado trágica después de haber desperdiciado 31 puntos de ventaja.

Su esfuerzo, pese a que Escocia redobló su intensidad defensiva, encontró la recompensa en la prolongación con un ensayo casi bajo palos de George Ford que convirtió él mismo para sellar el 38-38 definitivo.

Deportes

anterior siguiente