Enlaces accesibilidad

Baloncesto | Copa del Rey 2019

El Barça desespera al Canarias y pasa a la final

  • Los azulgrana han pasado apuros al final ante un rival que se quejó del arbitraje (92-86)
  • Jugarán la final ante el ganador del Real Madrid-Joventut que se disputa a continuación

Por
Pau Ribas entra a canasta ante Iverson
Pau Ribas entra a canasta ante Iverson EFE EFE

Ficha técnica:

92 - Barcelona Lassa (17+24+31+20): Heurtel (11), Ribas (14), Claver (7), Singleton (2), Tomic (4) -equipo inicial-, Pangos (12), Seraphin (10), Hanga (11), Kuric (12) y Oriola (9).

86 - Iberostar Tenerife (15+14+23+34): White (3), San Miguel (6), Beirán (2), Abromaitis (24), Iverson (3) -cinco inicial- Staiger (6), Richotti (3), Niang (-), Brussino (3), Bassas (13), Saiz (8) y Gillet (5).

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Antonio Conde y Carlos Peruga. Eliminaron por dos técnicas al entrenador del Iberostar Tenerife, Txus Vidorreta (min. 40).
 

--Efe--

El Barça ganó en cuartos tras apretar en los últimos instantes y en semifinales ha sido al revés, pues a punto estuvo ed dilapidar una cómoda renta ante el Iberostar Tenerife. Al final, con 92-86, los campeones defenderán el título.

Los azulgrana jugarán la final ante el ganador del Real Madrid-Joventut que se disputa a continuación este sábado en el Wizink Center o Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

El Barça comenzó tomando ventaja con una actuación destacada de la pareja Claver-Ribas, que combinada acabó el primer cuarto sin fallo en tiros de dos (5 de 5), incluido un mate del pívot valenciano a pase de su compañero de selección.

Los aurinegros se basaron como de costumbre en su tiro exterior, pero los de Pesic no dejaban espacio a sus tiradores.

Mientras la afición insular, diseminada por la grada, coreaba “Vamos Canarias”, el equipo agotó su posesión sin lanzar en una muestra de impotencia. Con todo, los de Vidorreta tiraron de clase y en dos ataques seguidos Iverson y Gillet, con una bonita bandeja a aro pasado, recortaron diferencias (15-12).

Pesic no estaba dispuesto a dar alas a un rival que ya le había ganado en la primera vuelta de la Liga. Pidió tiempo muerto y cambio de quinteto por completo. Al final del primer cuarto se llegó con 17-15, pero en el segundo, poco a poco, los azulgrana fueron a más y demostraron su ambición.

El minuto de Tomic

Fue el cuarto en el que Hanga tomó las riendas, con 4 de 4 en tiros de dos. Y cuando Tomic desesperó a los tinerfeños.

El pívot croata capturó tres rebotes ofensivos seguidos. No fue suficiente: en una disputa por el que podía ser el cuarto, recibió una falta (muy protestada por la afición canaria) que le dio la quinta oportunidad consecutiva a su equipo y que culminó por fin en canasta… él mismo (27-19)

El conjunto catalán se fue en el marcador de 14 puntos (39-25). Y al descanso llegó con un cómodo 41-29.

Tras el descanso, los canarios creyeron por un momento en la remontada, sobre todo por la inyección que supuso el mate de Abromaitis nada más empezar, pero solo él y Iverson mantuvieron una regularidad ofensiva, insuficiente para contrarrestar el ataque coral de los azulgrana.

El guion no cambió en el tercer cuarto. Y con el partido cada vez más decidido, el interés casi se desplazó a las gradas. Aficiones de unos equipos se picaban con otras por viejas rivalidades, o se sumaban sin más a la fiesta del baloncesto español. Entre estas, sobre todo la de Baskonia, que a pesar de estar ya eliminada volvió a llenar la grada alta de Goya.

En un tiempo muerto, el animador de la organización intentó dirigir una ola, pero el público no hizo caso. Instantes después, tras la reanudación del juego, los vitorianos tomaron la iniciativa y, esta vez sí, lograron poner en pie a todo el público.

Vidorreta, arrodillado en el último minuto

Vidorreta, desesperado en el último minuto EFE Efe

Sin embargo, la emoción volvió en los últimos minutos. Los laguneros, que a falta de siete minutos perdían de 24 (80-56) apretaron, hicieron un parcial de 10-0 y llegaron a ponerse a cuatro puntos a falta de medio minuto.

Con las pulsaciones a mil, se quejaron además de varias decisiones arbitrales controvertidas y Txus Vidorreta --arrodillado y pidiendo perdón-- fue eliminado.

Al final, el CBC, como el año pasado, ha caído en semifinales. Pero cada vez con mejores sensaciones y con Abromaitis como máximo anotador del partido (24).

Este domingo, día en el que Tomic cumplirá 32 años, el Barça querrá celebrarlo con una Copa en una temporada donde aspira de nuevo a todo.

Deportes

anterior siguiente