Enlaces accesibilidad

Triatlón

Gómez Noya se marca como objetivo Tokio 2020 y deja apartado el 'ironman'

  • El triatleta español retoma la distancia olímpica y revela un ambicioso calendario competitivo en este año

Por
Gómez Noya aparca el ironman para centrarse en Tokio 2020

El mejor triatleta español de la historia, Javier Gómez Noya, ha anunciado que deja en suspenso el reto del ironman --que centró su calendario el año pasado--, y retoma la competición en la distancia olímpica, más corta, con el gran objetivo de los Juegos de Tokio 2020.

"Por lo menos hasta junio me centraré de nuevo en la corta distancia y haré las Series Mundiales", ha explicado Gómez Noya en una rueda de prensa este lunes en Madrid.

El superatleta gallego, de 35 años, ha citado una larga lista de competiciones en las que espera tomar parte en 2019, en diversas distancias, pero ha sido claro en cuanto a su próximo gran objetivo: los Juegos Olímpicos, para los que tiene que ganarse el puesto en los próximos meses.

El triatleta retomará las Series Mundiales próximamente para volver a la competición en la distancia olímpica (1.5 km a nado, 40 km en bici y 10 km a pie), aunque ha lamentado que cada vez haya más pruebas de distancia corta en este circuito profesional de la federación internacional y que da la mayoríad de puntos para el ranking olímpico (la clasificación individual que prima a la hora de hacer la selección para los Juegos). "Es incomprensible", ha dicho.

Con todo, posiblemente se salte la prueba sprint de Abu Dabi y vuelva a la competición con la trilogía Bermudas, Yokohama y Leeds.

Pontevera, Niza, Tokio y más

Gómez Noya ha dicho que tiene que ver cómo reacciona su cuerpo de vuelta a las distancias intermedias, donde ha cosechado un sinfín de éxitos en los últimos 15 años (incluida la medalla de plata de Londres 2012, así como cinco mundiales). "La competición me pondrá en mi sitio", ha dicho en el acto organizado por su patrocinador, Banco Santander, pero se ha mostrado confiado en volver a sentirse "competitivo".

Y tras un año sin puntuar en el ranking olímpico (que va de mayo de 2018 a mayo de 2020), ha revelado también que en principio intentará conseguir el billete directo en la prueba test de Tokio 2019, que se celebrará en agosto.

No obstante, también ha dicho que en esta temporada tiene otra fecha marcada en el calendario: el Mundial de larga distancia, que se celebra en mayo en su Pontevedra, sobre un recorrido de 3 km de natación, 112,5 km en bici y 30 km de carrera pedestre.

Pero aún tiene en mente otra distancia más: el triatlón 70.3 (distancia total en millas del medio ironman, es decir, 1.9 km, 90 km y 21,1 km en cada uno de los sectores).

Tampoco descarta competir en el Campeonato de Europa. Aunque siempre con un "objetivo claro": Tokio. Esa sería su última oportunidad de competir en unos Juegos después de perderse los de Rio por una lesión.

Y para más adelante, también ha asegurado que volverá a Kona, donde el pasado octubre solo pudo acabar 11º en su debut en la distancia más larga (donde con un registro de 8 horas y 10 minutos se convirtió en el mejor español de la historia en la ya mítica prueba hawaiana).

Deportes

anterior siguiente