Enlaces accesibilidad

NBA

Sorpresas y decepciones en el primer mes de competición en la NBA

  • Raptors, Bucks, Lakers, Clippers y Grizzlies, entre lo mejor del arranque de campaña
  • Wizards, Cavaliers, Rockets, Sixers y Jazz no cumplen las expectativas

Por
Kawhi Leonard, Marc Gasol y Giannis Antetokoumpo, jugadores de la NBA
Raptors, Grizzlies y Bucks, sorpresas del inicio de la temporada NBA AGENCIAS

Se cumple un mes del inicio de la temporada 2018/2019 en la NBA y, aunque es pronto para sacar conclusiones, algunos equipos han dado pistas de lo que pueden dar de sí en la campaña, para bien y para mal.

Los dos principales candidatos a jugar la final se han mostrado poco consistentes: Golden State Warriors ganando pero con problemas entre sus estrellas, que ponen en duda la continuidad de hombres como Kevin Durant la próxima campaña; y Boston Celtics, erráticos, perdiendo más partidos de los previstos y sin que el esperado Gordon Hayward termine de entrar en la dinámica del conjunto de Brad Stevens.

Pero, más allá de estos dos conjuntos, que con casi total seguridad estarán entre los aspirantes al final de temporada, hay un grupo de equipos que han sorprendido y otro que han decepcionado. Aquí va la relación.

Lo mejor

  • Toronto Raptors

El conjunto canadiense apostó fuerte esta tamporada: despidió al que había sido su técnico las últimas siete campañas, Dwane Casey -elegido mejor entrenador de la pasada tamporada- y realizó un arriesgado movimiento al traspasar a una de sus estrellas, DeMar DeRozan, a cambio de un Kawhi Leonard que, tras un año en blanco, suponía una incógnita.

Pero los Raptors están funcionando como un tiro: Leonard parece plenamente recuperado, Kyle Lowry es el máximo asistente de la liga y Serge Ibaka está brillando más cerca del aro. En los últimos años, Toronto fue un equipo duro en temporada que se deshizo en playoffs ante los Cavaliers de LeBron. Pero este año tienen pinta de poder dar un paso más y aspirar, por fin, a jugar la final de la NBA.

  • Milwaukee Bucks

Desde la irrupción de Giannis Antetokounmpo, los Bucks parecían llamados a ser algo más que un equipo cuya única aspiración fuera meterse en playoff, pero lo cierto es que en los últimos años no han sido capaces de pasar de la primera ronda.

Pero algo parece haber cambiado esta temporada en Milwaukee: con un Antetokounmpo cada vez más maduro, pese a su juventud, el equipo ha notado para bien la llegada al banquillo de Mike Bundeholzer. El buen momento de hombres como Khris Middleton o Brook Lopez obliga a que, por fin sí, nos tengamos que tomar en serio a estos Bucks.

  • Los Angeles Lakers

Hace un par de semanas, los Lakers estarían en el apartado de decepciones. Pero desde que LeBron James dio un toque público de atención a la plantilla -dijo que su paciencia se estaba agotando-, todo ha cambiado en la franquicia angelina, que ha pasado de perder sus tres primeros partidos a estar con balance positivo y en puestos de playoffs.

Es aventurado pensar que, pese a la llegada de 'King' James, los Lakers vayan a ser un equipo aspirante al anillo pero desde el fichaje de Tyson Chandler son cada vez más sólidos en defensa y su joven camada de promesas (Kuzma, Ball, Ingram, Hart) tienen un espejo en el que mirarse en LeBron James, que es ya el quinto máximo anotador de la historia de la NBA.

  • Los Angeles Clippers

Hace un par de años, los Clippers eran un equipo plagado de estrellas: Chris Paul, DeAndre Jordan, Blake Griffin... Hoy ninguno de ellos juega en la franquicia angelina pero las sensaciones que transmite el equipo de Doc Rivers son más que positivas.

De momento, su balance de victorias es favorable y han sido capaces de vencer a conjuntos teóricamente superiores como Oklahoma City Thunder, Houston Rockets -en dos ocasiones- y los todopoderosos Warriors. Quizá el secreto es que se trata, precisamente, de un equipo coral, sin grandes estrellas pero con un alto nivel defensivo. Pero es imposible dejar de destacar el alto nivel que están mostrando en este arranque hombres como Tobias Harris, Lou Williams, Danilo Gallinari o Montrezl Jarrell.

  • Memphis Grizzlies

Tras un par de campañas lastrados por las lesiones y la salida de jugadores importantes -Tony Allen, Zach Randolph-, los Grizzlies parecían abocados a una travesía en el desierto. Incluso se había especulado con el traspaso de alguna de sus estrellas, Marc Gasol o Mike Conley, con el fin de iniciar la reconstrucción de una franquicia que siempre había parecido rendir por encima de sus posibilidades.

Pero los de Tennessee han recuperado su mejor versión defensiva y se han consolidado en la zona de playoff de la siempre complicada Conferencia Oeste. Equipos en teoría superiores como los Bucks, Jazz o Nuggets han tenido que doblar la rodilla ante estos Grizzlies.

Lo peor

  • Washington Wizards

Los Wizards aparecían a principio de temporada como uno de los aspirantes a destacar en el Este tras la marcha de LeBron James de los Cavaliers. Pero en este primer mes de competición los de la capital han dejado a la vista las carencias de un proyecto en el que sus dos jugadores más importantes, John Wall y Bradley Beal, carecen de la química suficiente entre ellos como para llevar a su equipo a los puestos altos de la clasificación.

Con apenas unas semanas de temporada, jugar los playoffs se antoja poco menos que imposible y ya hay quien habla de que podrían traspasar a Wall y pensar en una reconstrucción a largo plazo. Pinta mal.

  • Cleveland Cavaliers

Todos sabíamos que la etapa de los Cavs tras la marcha de LeBron iba a ser complicada pero lo que hay en Cleveland ahora mismo es poco menos que un solar. Tras cuatro temporadas consecutivas jugando la final, los Cavaliers no levantan cabeza: despidieron a su técnico Tyronn Lue –ganador del único anillo de la franquicia- tras perder los seis primeros partidos de forma consecutiva y su sucesor, Larry Drew, no parece tener la varita mágica para enderezar al equipo.

Por si fuera poco, su principal estrella, Kevin Love, se lesionó tras apenas cuatro partidos y no ha vuelto a jugar; y su gran apuesta en el ‘draft’, el base Colin Sexton, no ha demostrado hasta el momento ser el hombre que pueda aguantar el peso de una franquicia. Tiempos duros para Cleveland.

  • Houston Rockets

La pasada campaña fueron el único equipo que puso realmente en aprietos a los Warriors, forzando el séptimo partido en la final del Oeste. Pero este año los Rockets no levantan cabeza y, aunque han enmendado en parte su mal arranque de temporada, ahora mismo están lejos de ser un verdadero aspirante.

Las razones son varias: la salida de algunos baluartes defensivos como Trevor Ariza y Mbah a Moute, la jubilación del técnico asistente Jeff Bzdelik, arquitecto del sistema defensivo de los Rockets; o la falta de integración de un veterano como Carmelo Anthony, un fichaje que pintaba mal desde el inicio y que, al final, ha tenido que dejar la franquicia, quizá como chivo expiatorio de la situación. Pero sería aventurado descartar a Harden, Chris Paul y compañía a estas alturas. Será en mayo y no ahora cuando haya que calibrar su verdadero potencial.

  • Philadelphia 76ers

Tras muchos años siendo uno de los peores de la liga, el pasado año los Sixers empezaron a carburar de la mano de los jóvenes Ben Simmons y Joel Embiid, bien rodeados de un grupo de veteranos. Juntos lograron llegar a la semifinal de la Conferencia Este para finalmente doblar la rodilla ante los Celtics.

Todo parecía indicar que este año se daban las condiciones para que el equipo de Philadelphia, uno de los históricos de la NBA, mostrara su verdadero potencial. Pero las cosas no han funcionado como se esperaba en este arranque y la directiva ha tenido que acometer un movimiento arriesgado, fichando a Jimmy Butler, un jugador tan extraordinario como problemático, que ha forzado su salida de Minnesota debido a su mala relación con algunos de sus compañeros.

Habrá que ver cómo sale la jugada: si Butler muestra su potencial y encaja con los jóvenes, éxito seguro; pero si hay choque de egos en el vestuario, Philadelphia habrá perdido una gran oportunidad de recuperar la gloria de antaño.

  • Utah Jazz

Los Jazz de Ricky no están en una situación desesperada pero, desde luego, no están mostrando el potencial que se presuponía a una plantilla que es casi idéntica a la de la pasada campaña, cuando alcanzaron las semifinales del Oeste.

Con un Ricky Rubio cada vez más maduro, la capacidad defensiva de Rudy Gobert y el talento ofensivo de Donovan Mitchell y Joe Ingles, la franquicia de Salt Lake parecía llamada a estar entre los aspirantes de su conferencia. Pero el arranque de campaña no invita al optimismo y, aunque los Jazz han logrado victorias importantes ante equipos como Rockets y Celtics, también han perdido otros de manera inexplicable, incluyendo la paliza que les propinaron los Dallas Mavericks de Luka Doncic: una derrota por 50 puntos de diferencia, la peor de la historia de la franquicia. Lo mejor es que aún hay mucho margen de mejora.

Deportes

anterior siguiente