Enlaces accesibilidad

Mundial 2018

El debut más difícil de España

|

Por

Hierro durante el entreno previo al partido debut contra Portugal.
Hierro durante el entreno previo al partido debut contra Portugal. REUTERS gb

La selección española de fútbol empieza su camino en el Mundial de Rusia 2018 con un debut muy complicado ante la Portugal de Cristiano, el reto más importante de la fase de grupos y que suma un plus de dificultad tras la crisis desatada por el fichaje del Real Madrid de Julen Lopetegui y su posterior destitución por parte del presidente de la RFEF, Luis Rubiales. [Portugal - España, en vivo, viernes a las 20:00h. en RTVE.es]

Fernando Hierro ha pasado de director deportivo a seleccionador en apenas unas horas, fue nombrado el miércoles por la tarde de manera oficial. El exjugador se enfrenta a una prueba de fuego ante los lusos, en una moneda al aire que puede zanjar la peor crisis en la historia de la Roja o ahondar aún más en el problema.

El equipo que dirige Santos sabe que está ante una gran oportunidad de intentar derribar a una España, que llega con un ambiente enrarecido. Aunque también son conscientes de que una bestia herida es aún más peligrosa.

Los jugadores de la selección han querido mostrarse unidos tras la grave situación a la que se han enfrentado en las últimas horas. Dos de los pesos pesados de este equipo, Sergio Ramos y Gerard Piqué, mandaron un mensaje de unión para mostrar el compromiso de la plantilla.

El jugador del Real Madrid no dudó y dijo lo que sentía en su cuenta de twitter: "Somos la Selección, representamos un escudo, unos colores, una afición, un país. La responsabilidad y el compromiso son con vosotros y por vosotros. Ayer, hoy y mañana, juntos: VamosEspaña"

En la misa dirección escribió unas horas después otro de los habituales protagonistas de este combinado y emblema del barcelonismo: "Universidad de Michigan. Baloncesto. 1989. Campeón de la NCAA. No sería la primera vez que ocurre. Todos unidos, ahora más que nunca".

Hierro y su idea de no tocar nada

Hierro, con una experiencia de 30 años en el mundo del fútbol y que conoce de primera mano todos los entresijos de la federación, sabe que no debe tocar nada para intentar convertir la debilidad de esta crisis en la fortaleza de este equipo.

Durante la rueda de prensa comentó que no se podían cambiar dos años de trabajo en dos días. El partido ante Portugal lo llevaba trabajando Lopetegui los últimos cuatro meses, estudiando al rival y con una alineación en su cabeza.

A pesar de la dura decisión tomada por Rubiales, el presidente de la Federación hizo un cambio de última hora siendo consciente de que el mando del equipo en estos momentos solo podía recaer en dos personas: Hierro o Celades: "Vamos a tocar lo menos posible".

Hierro es un hombre de consenso dentro del vestuario y conoce bien todos los jugadores. El malagueño formó parte activa de la lista de los 23 convocados por Lopetegui el pasado 21 de mayo.

Antes del choque, el nuevo míster solo ha tenido tiempo de dirigir dos entrenamientos previos a debutar ante el actual campeón de Europa de selecciones.

La plantilla al completo está preparada para entrar en el 'once', con la única duda de Carvajal, que se incorporó a los entrenamientos tras su lesión al inicio de la semana. La falta de ritmo puede hacer que se quede en el banquillo. Su puesto estará bien cubierto por Odriozola o Nacho.

El debut más difícil de España será una piedra de toque que servirá para medir cómo ha quedado este equipo tras la crisis a la que se ha enfrentado en las últimas 48 horas. La suerte está echada al todo o nada.

Deportes

anterior siguiente