Enlaces accesibilidad

Champions 2018 | Barcelona 4-1 Roma

La fortuna y el renacer de Suárez en Champions, claves del Barça 4-1 Roma

|

Por
Luis Suárez celebra con sus compañeros su gol ante la Roma.
Luis Suárez celebra con sus compañeros su gol ante la Roma. AFP

Cómoda victoria del Barça sobre la Roma en la ida de cuartos de la Champions (4-1), que no debería suponer un problema para la vuelta en terreno italiano para los de Valverde. No obstante, el encuentro disputado este miércoles dejo sensaciones positivas y negativas. [Crónica: El Barça se encamina a semifinales por una cómoda calzada romana, por Mario Vallejo]

Lo mejor, el resultado

El 4-1 debería bastar, sobre todo a la vista de la endeblez de la Roma. Los de Di Franchesco tuvieron momentos, pero les faltó regularidad y confianza en su juego. Demasiado respeto al pentacampeón y ahora deberán apelar al ambiente en el Olímpico para la vuelta.

Faltó Messi, volvió Suárez

No marcó el argentino y ya es noticia, pero apareció oportunamente el uruguayo Luis Suárez para volver a marcar en Champions tras más de un año de sequía (el mítico 6-1 al PSG).

Goles en propia puerta

De Rossi y Manolas contribuyeron a la tranquilidad del Barça con el séptimo y octavo gol de un rival del Barça en su propia portería en lo que va de temporada. A falta de un juego más convincente por parte de los de Valverde, la suerte también les sonríe. No obstante, los goles de este miércoles tienen una explicación: demasiada acumulación de jugadores en su propia área terminan empujando los balones a su propia portería.

Muchas imprecisiones

Desde los primeros compases, los jugadores del Barça perdieron más balones que de costumbre. Y no sólo en ataque, donde Messi también estuvo impreciso en esa fase. También en la defensa. Semedo o Umtiti hicieron sendos regalos a los atacantes romanos.

Poco ritmo

Algunos de los errores del Barça llegaron por la falta de intensidad. Eso también se tradujo en ritmo más lento. Los azulgrana echaron de menos a Coutinho, que no puede jugar en la Champions, y cuya llegada en el mercado de invierno ha supuesto un revulviso para el equipo en la Liga.

Ter Stegen

El portero azulgrana hizo dos paradones en la segunda parte. El primero fue para enmedar un error suyo. Como dijo después del partido su entrenador, Ernesto Valverde, “lo hizo todo él: El regate, perder el balón y el paradón con el lo arregló”. En la jugada siguiente, volvió a lucirse en un disparo de Perotti.

Deportes

anterior siguiente