Enlaces accesibilidad

Champions | Manchester United 1-2 Sevilla

Ben Yedder hace la revolución industrial

  • Los andaluces pasan a cuartos de la ‘Champions’ 60 años después
  • Los de Montella se han crecido en Mánchester con doblete del francés (1-2)
  • Así hemos contado el Manchester United 1-2 Sevilla, por Oscar López Canencia

Por
Ben Yedder celebra un gol REUTERS Reuters

Ficha técnica:

1 - Manchester United: De Gea; Valencia (Mata, m.76), Bailly, Smalling, Young; Matic, Fellaini (Pogba, m.59); Lingard (Martial, m.76), Alexis, Rashford; y Lukaku.

2 - Sevilla: Sergio Rico, Mercado, Kjaer, Lenglet, Escudero; N'Zonzi, Banega; Sarabia, Vázquez (Pizarro, m.87), Correa (Geis, m.89); y Muriel (Ben Yedder, m.71).

Goles: 0-1, m.74: Ben Yedder. 0-2, m.78: Ben Yedder. 1-2, m.84: Lukaku.

Árbitro: Danny Makkelie (HOL). Amonestó a Rashford (m.93), del Manchester United; y a Banega (m.5), Ben Yedder (m.78), Correa (m.88) y Sarabia (m.90), del Sevilla.

Partido disputado en el estadio de Old Trafford ante 74.000 espectadores, aproximadamente.

El delantero Ben Yedder ha hecho historia para el Sevilla, que con sus dos goles ha eliminado al Manchester United en la Champions League (1-2), y ha pasado a cuartos de final de la máxima competición continental por primera vez desde hace seis décadas.

En la capital de la revolución industrial, con tintes históricos, el francés ha sido el verdadero protagonista, ya que con su acertada entrada en la segunda parte hizo justicia para los sevillistas, tras el buen partido de la ida (0-0) y otra meritoria actuación en la vuelta.

El partido comenzó con dos sustos para los de Montella por su punto débil este martes, el lateral derecho, donde no contaba con ninguno de los hombres que ocupan ese puesto (Jesús Navas y Sébastien Corchia por lesión; y Miguel Layún porque no puede jugar la Champions).

Lukaku, la gran referencia de los de Mourinho en el ataque, estuvo cerca de marcar en esos primeros compases. Pero el Sevilla se asentó y cometió pocos errores más en el resto del partido.

Rico, providencial

En esa primera parte, Correa y Muriel tuvieron sus oportunidades, aunque la principal la creó Fellaini, al que Rico hizo un paradón.

Tras el paso por los vestuarios, el partido no cambió de guion. Los equipos estaban mejor en defensa que en ataque: cada cosa en su sitio, como las mercancías en la Ciudad Almacén (Warehouse City, en inglés), el sobrenombre que recibió Mánchester en la era victoriana.

Correa y Muriel para los visitantes, y Fellaini para los de casa, volvieron a estar imprecisos, y de nuevo Rico tuvo que salvar a los suyos, en este caso con una estirada para parar un disparo de Lingaard.

Y así hasta que Montella dio entrada a Ben Yedder. A los dos minutos, el francés recibió una asistencia de Sarabia y batió a De Gea. Otros dos minutos más, y volvió a batir al guardameta español al rematar de cabeza un saque de esquina.

El 0-2 a falta de un cuarto de hora era insalvable para los ingleses, que echaron de menos la creatividad de Mata, a quien Mourinho dejó en el banquillo. Tuvieron tiempo de recortar distancias, con el gol de la consolación por mediación de Lukaku, pero nada más.

Dos meses para soñar

De esta forma, los de Nervión rompen el maleficio de los octavos, que no habían superado las otras tres veces en las que accedió a esta ronda bajo el nuevo formato de torneo, y que sólo lo hizo una vez cuando era la Copa de Europa, en la edición de 1957-58.

Además, aunque en Liga se ha quedado descolgado de la pelea por la cuarta posición, el equipo puede acabar la temporada a lo grande, dado que también luchará por el título de la Copa del Rey.

El rival europeo del Sevilla saldrá del sorteo que se celebrará este viernes, y en el que se podrá cruzar con el Real Madrid y, si certifica su pase, este miércoles, con el Barça.

Está por ver si, en tiempos de tardocapitalismo, la aristocracia recupera el poder o los ganadores vuelven a ser, como esta noche, los burgueses.

Deportes

anterior siguiente