Anterior Marc Gasol se reivindica y pierden Mirotic, Ricky y Juancho Siguiente Sin Diego Costa y contra la historia, así busca el Atlético la hazaña en Sevilla Arriba Ir arriba
Mecánicos preparan los coches en Perú en la antesala del rally Dakar 2018 AFP AFP
Dakar 2018 | Recorrido y favoritos

Altura, cambios de temperatura, arena, navegación y maratones: el extremo Dakar 2018

  • 525 participantes partirán este sábado desde Perú en la 40ª edición

  • Peugeot quiere despedirse a lo grande y en motos no hay claro favorito

  • Sigue el Rally Dakar 2018, del 6 al 20 de enero en TdP y RTVE.es

|

ETAPAS:

1 (06/01) Lima (PER) - Pisco. 272 km (31 especial)
2 (07/01) Pisco (circular). 278 (267)
3 (08/01) Pisco - S. Juan de Marcona. 502 (295)
4 (09/01) San Juan de Marcona (circular). 444 (330)
5 (10/01) S. Juan de Marcona - Arequipa. 932 (267)
6 (11/01) Arequipa - La Paz (BOL). 758 (313)
Descanso (12/01) La Paz
7 (13/01) La Paz - Uyuni. 726 (425)
8 (14/01) Uyuni - Tupiza. 584 (498)
9 (15/01) Tupiza - Salta (ARG). 754 (242)
10 (16/01) Salta - Belén. 795 (372)
11 (17/01) Belén - Fiambalá/Chilecito. 746 (280)
12 (18/01) Fiambalá/Chilecito - S. Juan. 791 (522)
13 (19/01) S. Juan - Córdoba. 927 (368)
14 (20/01) Córdoba (circular). 284 (119)

NOTA: El recorrido de las motos difiere ligeramente de este programa oficial para la categoría de coches.

La arena de las dunas peruanas, la altitud del altiplano boliviano, y el calor del accidentado territorio argentino son los tres elementos que agrandan el desafío del Dakar 2018 para los corredores que lo disputarán desde este sábado en Lima y hasta la meta de Córdoba (Argentina) después de 14 duras etapas.

La carrera tendrá cinco días sobre el desierto peruano, luego otras cinco jornadas a más de 3.000 metros de altitud y culminará con cinco etapas más por la variada y complicada orografía del noroeste de Argentina, sin opción para confiarse un solo instante.

A excepción del día de descanso previsto en La Paz, la carrera apenas dará respiro a los participantes, pues desde el primer día se adentrará en el desierto peruano, cuyas dunas de arena fina y blanda serán las primeras trampas a sortear por los pilotos.

La mayor parte de las etapas en Perú transcurrirán fuera de pista, lo que obligará a afinar las dotes de navegación de los participantes para no quedarse relegados a las primeras de cambio, especialmente en la cuarta etapa, con uno de los tramos arenosos más largos de la historia del Dakar, de hasta 100 kilómetros ininterrumpidos de competición.

Al despedirse de la desértica costa del océano Pacífico, el Dakar tomará altura y llegará por primera vez a la orilla occidental del Titicaca, el lago navegable más alto del mundo, con 3.800 metros de altitud, desde donde partirá el segundo tramo cronometrado de la sexta etapa, que terminará en La Paz.

Los corredores deberán aprovechar el día de descanso en la capital boliviana para coger aire y aclimatarse a la altura, que unida al frío puede jugarles malas pasadas en las pistas que seguirán rumbo al sur.

También deberán cuidar mucho sus vehículos, pues la etapa maratón prevista en este escenario les impedirá reparar los desperfectos o averías antes de afrontar la especial más larga del Dakar, con 500 kilómetros cronometrados entre Uyuni y Tupiza.

Seguidamente, los pilotos cambiarán el frío por el calor del norte argentino cuando se adentren en la provincia de Salta, donde se encontrarán con una sucesión de pistas rápidas sin margen nuevamente para el error.

Será el preludio para Súper Fiambalá, uno de los escenarios más famosos del Dakar en Sudamérica, la segunda etapa maratón para motos y quads, y donde sus sectores de arena y pedregales con barrancos y ríos pueden ser cruciales para decidir quién pisará el podio.

La ruta final hacia Córdoba tampoco será un viaje de placer, pues habrá dunas y paso de fesh-fesh (arena fina y blanda) en el que hay mucho que perder y poco que ganar a pocos kilómetros de llegar a la meta.

En definitiva, uno de las ediciones más duros de su historia para conmemorar su cuadragésima edición, con alrededor de 525 participantes inscritos.

Peugeot quiere despedirse a lo grande

Tras ganar las dos últimas ediciones, incluido un pleno en el podio el año pasado, la marca francesa Peugeot quiere despedirse por lo alto en su último periplo en el Dakar, y para ello cuenta con su autodenominado "dream team", compuesto por los pilotos franceses Stéphane Peterhansel, Sébastien Loeb, Cyril Despres y el español Carlos Sainz.

Sin embargo, un cambio en la reglamentación puede terminar con la hegemonía de Peugeot, pues sus buggys, más livianos, pesarán unos 80 kilos más que en años anteriores para equipararse con los 4x4, que a su vez pesarán unos cien kilos menos, lo que aumenta las opciones de triunfo para pilotos como el español Nani Roma (Mini) y el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota).

En motos, desde que el español Marc Coma se retiró y Despres se pasó a los coches, nadie ha hecho méritos para ser declarado el nuevo monarca de las dos ruedas, un trono abierto con muchos candidatos a gobernarlo.

Además del británico Sam Sunderland, vigente campeón, y el australiano Toby Price, ganador en 2016, también está el austríaco Matthias Walkner, el español Joan Barreda, el argentino Franco Caimi o el chileno Pablo Quintanilla, entre otros.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente