Anterior Javier Fernández y la lucha por las plazas para los Juegos Olímpicos, en directo en +tdp Siguiente El Madrid se toma la revancha y pasa la presión al Barça Arriba Ir arriba
Aduriz celebra el 0-1 del Athletic frente al Zorya.
Aduriz celebra el 0-1 del Athletic frente al Zorya. REUTERS
Zorya 0-2 Athletic de Bilbao | Europa League

El Athletic se mete en dieciseisavos de la Europa League como primero de grupo

  • El conjunto bilbaíno asalta la cancha del Zorya en Ucrania (0-2)

  • Aritz Aduriz y Raúl García anotan los goles de los rojiblancos

|

Un Athletic de Bilbao triste tras la eliminación en Copa frente a un Segunda B, se alivia en la Europa League tras la victoria frente al Zorya ucraniano en la última jornada (0-2). En un torneo donde han ido de menos a más, los de Ziganda logran el pase a dieciseisavos como primeros de grupo y estarán en el sorteo del lunes junto a Villarreal, Real Sociedad y Atlético de Madrid.

Se hicieron de rogar los goles, pero en la segunda parte llegaron los tantos salvadores de Aritz Aduriz y Raúl García. El primero lleva ya ocho goles en la presente Liga Europa y 28 en total, siendo el quinto máximo goleador de la historia de la competición.

Los pupilos de 'Kuko' Ziganda no fallaron su primera final de la temporada. El punto les valía para seguir con vida, pero los bilbaínos no se conformaron y fueron a por la victoria desde el comienzo, conscientes de que una derrota les dejaba fuera de la segunda competición continental.

Todos los escenarios pudieron caer sobre un Athletic que arrancó de la mejor manera. De hecho, el árbitro anuló un gol legal a Iñaki Williams a la media hora tras ser asistido por Aduriz. El tanto hubiese cambiado un partido que tuvo su fase más oscura en los minutos posteriores.

Fue entonces cuando el Zorya se desperezó e intentó inquietar la portería defendida por Iago Herrerín, uno de los baluartes de los leones en esta competición. Entre tanto, Raúl García replicó con una media-chilena que estuvo cerca de matar a los ucranianos en su mejor momento. Lunyov y Gromov pueden dar buena cuenta de ello.

El gol no llegaba por mucho que lo buscase Williams, con un remate frontal, y Raúl García con un lanzamiento potente que acabó en el larguero. Así que tanto fue el cántaro a la fuente que el marcador terminó por sonreír a los vascos a 20 minutos del final. Una falta botada desde el costado diestro permitió a Aduriz cabecear con parábola y colocar el 0-1.

En los últimos minutos, y por si quedaban dudas, otra falta de Susaeta cayó en el corazón del área y Raúl García la amortiguó antes de llevarla al fondo de las mallas. El navarro definió a la perfección para cerrar la victoria y el primer puesto del grupo J después de que el Ostersunds sueco empatase con el Hertha Berlín (1-1) fuera de casa.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente