Enlaces accesibilidad

Eurobasket

Serbia completa la final balcánica del Eurobasket y España peleará con Rusia por el bronce

  • La selección de Djordjevic se impone en la segunda y reñida semifinal (87-79)
  • El domingo se disputará la gran final tras el partido por el tercer y cuarto puesto

Por
Un lance de la semifinal entre Serbia y Rusia EFE Efe

La selección de Serbia ha derrotado a Rusia (79-87) en las semifinales del Eurobasket gracias a una excelsa actuación de Bogdanovic (24 puntos) y Marjanovic (18), que hicieron inútil el arsenal ofensivo de Shved (33), que lideró a una Rusia que se medirá a España por el bronce.

El duelo tan esperado entre Shved y Bogdanovic no defraudó pero contó con un invitado de excepción, Marjanovic. El jugador de los Detroit Pistons y el reciente fichaje de los Sacramento Kings, Bogdanovic, se echaron el equipo a la espalda y, gracias al acierto exterior del segundo y el poderío interior del primero, dieron las primeras ventajas a su selección ante una Rusia que se apoyaba en Shved para no perderle la cara al encuentro (20-25, primer cuarto).

Poco a poco, Serbia, que su única derrota en el Eurobasket fue precisamente ante Rusia, fue imponiendo su juego mezclando una defensa sólida con una rápida circulación de balón que permitía anotar con facilidad. Mientras, a los rusos, no les salía nada. Se apoyaban en su estrella y en su quinteto inicial para mantenerse en el partido. Y es que al descanso (34-48), tan solo habían anotado cuatro jugadores para Rusia por los nueve de Serbia.

Pese a que la máxima ventaja de Serbia alcanzó los 16 puntos (39-55), los pupilos de Serguéi Bazarévich reaccionaron y se fueron a por la remontada, gracias a un descomunal Shved (33 puntos y 5 asistencias), que, junto a Khvostov (10) y Vorontsevich (14), pusieron a su selección a cinco (52-57). Dos triples de la estrella del Khimki y un error de Guduric, que perdió una posesión y cometió una antideportiva en la misma jugada, hicieron que el marcador se ajustara aún más (75-73).

Rusia no consiguió aprovechar su buena dinámica y finalmente, los serbios se acabaron llevando el partido y el billete a la final del domingo ante la Eslovenia de Doncic y Dragic, que llega invicta al duelo por el trono europeo. Los rusos, por su parte, se medirán a España por el bronce y así terminar con buen sabor de boca.

Deportes

anterior siguiente