Enlaces accesibilidad

Triatlón | ITU World Series 2017

Gómez Noya se exhibe en Montreal

  • El pentacampeón mundial logró su segunda victoria del año en el campeonato
  • El español completó el recorrido con un tiempo de 1 hora 47 minutos y 50 segundos
  • El mallorquín Mario Mola mantien el liderato del Mundial tras acabar decimocuarto

Por
Gómez Noya se exhibe en Montreal
Javier Gómez Noya vence en las prueba de las Series Mundiales de Montreal. EFE JMN SS

Javier Gómez Noya, único pentacampeón del mundo de triatlón, encabezó una nueva gesta para España al exhibirse en Montreal (Canadá), donde logró su segundo triunfo del año -tras el de Abu Dabi- en una prueba en la que sus compatriotas Vicente Hernández y Mario Mola -que conservó el liderato- fueron décimo y decimocuarto, respectivamente.

El campeón gallego, de 34 años, asimismo cuádruple campeón de Europa y medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, firmó, de nuevo con una sensacional actuación, su decimocuarta victoria en una prueba del Mundial desde que éste que se disputa por etapas. Marca que sólo supera el inglés Alistair Brownlee -doble campeón olímpico-, que en Leeds, su casa, amplió a 22 su propio récord al capturar el único triunfo no español del Mundial este año.

Javi volvió por sus fueros y arrasó, ganando por delante del noruego Kristian Blummenfelt, casi once años más joven que él -que repitió el segundo puesto de Yokohama (Japón)-; y del surafricano Richard Murray, que lo acompañaron en el podio de Quebec.

El astro ferrolano demostró que, a pesar de que su objetivo principal del año es el Mundial 70.3 -de media distancia, en Chattanooga (Tennesee, EEUU)- no debería renunciar a luchar por un sexto título mundial, una semana después, el 16 de septiembre, en la Gran Final de Rotterdam (Holanda). Con el permiso de su compatriota el mallorquín Mola, que, a pesar de sufrir un desfallecimiento que le supuso acabar decimocuarto -cuando parecía que iba a ser quinto- sigue líder del certamen, con 3.664 puntos, 303 más que él.

En una prueba en la que el cuarto español fue el talaverano Fernando Alarza, que había entrado segundo en la general en Montreal y que con numerosos problemas este domingo, incluso con el sillín de su bici, perdió toda opción y acabó trigésimo primero. Alarza perdió dos puestos en el campeonato y ahora es cuarto, con 3.172 puntos, 25 menos que Murray, tercero en la general.

Gómez Noya acabó octavo en la natación

Como era de esperar, Richard Varga fue el más rápido en el primer segmento, la natación, que fue bastante estirada. El eslovaco fue el primero en salir de las aguas del río San Lorenzo, justo delante de su 'jefe de filas', que en este caso fue Jonathan, en vez de Alistair -operado este domingo de una cadera y que no competirá más en 2017-, del estadounidense Ben Kanute y del australiano Aaron Royle, que integraron el primer cuarteto.

A éstos se les unieron Gómez Noya (el mejor español en el agua, de la que salió octavo) Blummenfelt y el estadounidense Seth Rider -otro que se desinfló al final-, integrando, en la primera selección, el grupo cabecero, de siete unidades.

Por detrás, se formó un pelotón de 27 unidades, en el que iban, , entre otros, los españoles Hernández -vigésimo quinto en el agua, a 41 segundos- y Mola -trigésimo primero, a 52-, Murray; y los mexicanos Irving Pérez y David Mendoza, vigésimo sexto y vigésimo octavo al final de la prueba. En la que el mejor representante de la 'tricolor' fue de nuevo Crisanto Grajales, ocasional compañero de entrenamientos de Javi y de 'Chente', que acabó undécimo, justo por detrás del tinerfeño.

Por detrás de todos ellos, en un tercer grupo, se esforzaban, entre otros, de forma infructuosa, Alarza y el australiano Jake Birtwhistle, que llegó a Montreal tras acabar segundo en Edmonton, asimismo en Canadá, hace dos sábados. Y que este domingo fue el 40.
Los siete fueron abriendo hueco y, tras la quinta de las nueve vueltas en bici le sacaban un minuto y dos segundos al gran grupo, del que tiraban 'Chente' y Mario. Dos giros más adelante, con Javi azotando en cabeza, se mantenían las distancias.

A falta de uno, el danés Andreas Schilling -que se había adelantado y lo acabó pagando con el decimonoveno final- pasó a 47. Y el grupo perseguidor a 56.

El español superó a sus rivales en el tercer segmento

Con esas diferencias comenzó el tercer segmento, en el que Javi demarró junto a Brownlee y a Blummenfelt a las primeras de cambio; y los dejó en la cuesta del segundo giro.

Vista la gran dificultad de lograr un quinto triunfo seguido, Mola, ganador de las cuatro últimas pruebas del Mundial que había afrontado -Gold Coast (Australia), Yokohama (Japón), Hamburgo (Alemania) y Edmonton-, debía intentar mejorar el octavo puesto logrado en la prueba inaugural de Abu Dabi pensando en la general definitiva del certamen. Para la que sumarán los mejores cinco resultados, más el de la Gran Final -en Rotterdam (Holanda), el 16 de septiembre-, valorada un cincuenta por ciento más.

Así que, como es habitual en él, el mallorquín comenzó a completar de nuevo una carrera de menos a más y fue escalando puestos, hasta llegar al quinto.

Por delante, Gómez Noya pasó el primer cinco mil con nueve segundos sobre Blummenfelt y 21 respecto a Jonny; y en la tercera vuelta, por detrás de ellos ya iban Murray y Mario, al que el surafricano consiguió dejar atrás.

El hombre que elevó a rango social el triatlón, al ganar el Premio Princesa de los Deportes en 2016 antes de tener que renunciar, por lesión, a intentar mejorar en Río la plata olímpica de Londres pasó la tercera vuelta con 13 sobre el noruego y con 47 sobre un Brownlee seriamente acosado por Murray, que le acabaría arrebatando la tercera plaza, con el mejor parcial en el diez mil (30 minutos y 51 segundos, cinco menos que Gómez Noya).

Mario se desinfló en la última vuelta de la carrera a pie -"me quedé con el tanque vacío", indicaría, luego, en meta- y, lejos de dar alcance a Jonny Brownlee, que acabó cuarto, por delante del francés Raphael Montoya y del belga Jelle Geens, se tuvo que conformar con la decimocuarta plaza.

En una prueba en la que 'Chente' se resarció del vigésimo quinto de Edmonton y cumplió su objetivo de acabar entre los mejores diez. En la que Gómez Noya -que sin competir en las mejores condiciones, venía de ser sexto hace dos sábados- se volvió a exhibir. Hizo sonar, por sexta vez esta temporada, el himno español. Y demostró, que con nuevos objetivos en su carrera deportiva, sigue siendo el rey.

Deportes

anterior siguiente