Anterior Arbeloa anuncia su retirada Siguiente El Getafe regresa a Primera División un año después de su descenso Arriba Ir arriba
El jugador del Real Madrid Anthony Randolph en el suelo durante el partido.
El jugador del Real Madrid Anthony Randolph en el suelo durante el partido. REUTERS KP
Baloncesto | 'Final Four'

Fenerbahce hace cortocircuitar al Real Madrid (84-75)

|

Ficha técnica:

84 - Fenerbahce (21+23+19+21): Dixon (9), Kalinic (12), Bogdanovic (14), Vesely (12) y Udoh (18) -equipo inicial-, Sloukas (9), Nunnally (2) y Datome (8).

75 - Real Madrid (13+21+16+25): Randolph (7), Maciulis, Ayón (2), Llull (28) y Doncic -equipo inicial-, Rudy, Carroll (21), Hunter (6), Draper, Taylor (3) y Thompkins (8).

Árbitros: 

Luigi Lamonica (ITA), Borys Ryzhyk (UKR) y Olegs Latisevs (LET). Sin eliminados.

Incidencias: 

Partido correspondiente a la segunda semifinal de la Final a Cuatro de la Euroliga de baloncesto disputado en el Sinan Erdem Dome de Estambul ante 13.697 espectadores.

El Real Madrid ha dicho adiós a la Décima Copa de Europa de baloncesto al no ser capaz de superar al Fenerbahce en un partido en el que los turcos han mandado desde el principio en el marcador: 84-75.

Los de Laso lo han dado todo pero por segundo año consecutivo son alejados del trofeo por el equipo de Zeljko Obradovic a pesar de contar con otra actuación estelar de Sergi Llull: 28 puntos y 8 asistencias.

Ambiente infernal para llevar en volandas a Fenerbahce

Al equipo blanco le esperaba un infierno en Estambul, lo sabían desde que llegaron al pabellón y aún estaba en juego la primera semifinal. Con ese apoyo de los suyos, los turcos salieron como un huracán al parquet del Sinan Erdem Spor Salonu.

Los de Obradovic exhibieron músculo a las primeras de cambio con un parcial de 9-2. Pablo Laso, desde la banda, no era capaz de frenar la sangría con sus cambios (17-7) por lo que tuvo que encomendarse al 'Increíble Llull'. El menorquín mantuvo a su equipo vivo al término de los diez primeros minutos con 11 puntos —de los 13 en conjunto—: 21-13.

En el segundo cuarto Fenerbahce trató de meter una marcha más y llegó a llevar la diferencia en el marcador a 13 puntos (26-13).

El pabellón turco estaba enloquecido cuando el Real Madrid sorprendió a los locales con una defensa en zona al que siguió un parcial de 0-11 (tres triples consecutivos) que acercó a los blancos: 26-24.

Sin embargo Fenerbahce demostró carácter y no se dejó intimidar. Con Dixon y Bogdanovic al frente, consiguieron llevar el duelo 44-34 al descanso.

Los nervios atenazan al Real Madrid

En la reanudación los nervios desbordaron a los jugadores de Laso. Cinco pérdidas casi consecutivas llevaron al Fenerbahce a la máxima diferencia del partido, 15 puntos, y dejaron el marcador en un rotundo 52-37 (16 balones perdidos al final del partido).

Carroll anotó tres triples que eran tres flotadores en el océano (56-46) pero el trabajo de remar siempre contracorriente era cada vez más difícil. Había que meter todo y que Fenerbahce fallara, algo que no parecía probable esta noche.

Además de esto era necesaria mucha garra, esa que aseguran siempre Nocioni o Felipe Reyes, ambos sin un minuto en la pista del Sinan Erdem Spor Salonu.

Fenerbahce acabó por desatarse en el último cuarto, llegándose a colocar 16 puntos arriba gracias a la actuación del pívot Ekpe Udoh en defensa y en ataque.

El Real Madrid se dejó la piel, llegó a colocarse a ocho puntos (72-64) a falta de tres minutos y medio pero nada pudo hacer para colocarse por encima. La batalla se la acabó llevando el equipo que la lideró desde que el balón fue lanzado al aire, aunque ese equipo no tuviera en sus filas al mejor del partido, a Sergi Llull. El marcador final reflejaría la diferencia demostrada: 84-75.

El Olympiacos espera en la final

El Olympiacos es el primer finalista después de doblegar al CSKA de Moscú por 78-82. Eran favoritos los rusos, por plantilla y por los antecedentes de la temporada, pero apareció el liderazgo de Spanoulis para llevar a los griegos a la final.

El veterano base de Olympiacos anotó nueve puntos en el último cuarto para dar la vuelta a un marcador que a lo largo del partido había sido dominado por el CSKA.

El Real Madrid jugará por el tercer puesto contra el CSKA Moscú el domingo a las 17:00 horas.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente