Anterior Muguruza derrota a Caroline Garcia y se mete en semifinales Siguiente Atlético y Sevilla, al acecho del Barça Arriba Ir arriba
Philippe Gilbert vuelve a coronarse en la Amstel Gold Race.
Philippe Gilbert vuelve a coronarse en la Amstel Gold Race. EFE
Ciclismo | Amstel Gold Race

Gilbert gana su cuarta Amstel en un mano a mano con Kwiatkowski

  • El ciclista belga se apunta la primera clásica del tríptico de las Ardenas

  • Gilbert y Kwiatkowski se fueron de un grupo donde estaban Izagirre y Rojas

  • Valverde quedó cortado a 40 km de meta y se quedó sin opciones

|

El belga Philippe Gilbert batió en un mano a mano al polaco Michal Kwiatkowski e inscribió por cuarta vez su nombre en la Amstel Gold Race, primera clásica holandesa de primavera y primera etapa del tríptico de las Ardenas, que seguirá esta semana con la Flecha Valona y rematará con la Lieja-Bastoña-Lieja.

Los dos campeones del mundo llegaron solos al último kilómetro, tras dejar atrás a sus cinco compañeros de fuga -entre ellos Jon Izagirre, José Joaquín Rojas y Sergio Henao-, y libraron un bello esprint que en sólo 300 metros cambio de cara. El polaco fue el primero en atacar y abrió un amplio hueco, pero, cuando ya saboreaba la victoria, Gilbert volvió para arrebatarle el triunfo.

Vencedor en 2010, 2011 y 2014, el campeón belga ratificó este domingo su asombrosa eficacia en la clásica cervecera, que ha ganado las cuatro veces en las que ha participado.

El recorrido de 261 km entre Maastricht y Valkenburg presentaba 35 subidas, tres de ellas al famoso Cauberg, casi siempre juez de la contienda, aunque en esta edición fue suprimida la última, que estaba a un solo kilómetro de la meta. Entre el último Cauberg y meta había este año 19 kilómetros, alimentando las esperanzas de los esprinters.

Junto al último ganador, el italiano Enrico Gasparotto, partían como favoritos Gilbert, Alejandro Valverde -segundo en 2013 y 2015, tercero en 2008-, Michael Matthews, Greg Van Avermaet y Michal Kwiatkowski (ganador en 2015).

En los diez primeros km se formó una fuga de doce: Lars Boom (LottoNL-Jumbo), Stijn Vandenbergh (AG2R), Mads Wurtz (Katusha), Tim Ariesen (Roompot), Nikita Stalnov (Astana), Michal Paluta (Sprandi Polkowice), Brendan Canty (Cannondale), Johann Van Zyl (Dimension Data), Kenneth Van Rooy (Vlaanderen-Baloise), Pieter Van Speybrouck (Wanty), Vincenzo Albanese (Bardiani) y Fabien Grellier (Direct Energie).

Valverde quedó cortado en el muro de Kruisberg

La diferencia llegó a ser de ocho minutos, antes de que el pelotón emprendiera la caza y pusiera fin a la aventura a 40 km de meta, tras un arreón del colombiano Sergio Henao en el muro de Kruisberg que seleccionó a ocho arriba -entre ellos Jon Izagirre y José Joaquín Rojas- y dejó cortados a Valverde y a Gasparotto. El italiano sufrió una caída poco después y abandonó sus opciones.

Con más de 30 km por delante el pelotón se había fracturado en varios grupos, marchando por carreteras estrechas en un continuo sube y baja. Valverde y Van Avermaet tuvieron que asumir la persecución pero arriba Gilbert y Henao ya habían decidido echar el resto en busca de la victoria y la diferencia, lejos de bajar, aumentaba: 40 segundos a 15 km de meta.

La tercera y última subida al Cauberg no cambió la situación, pero el grupo de siete escapados se rompió, a su vez, a falta de 5 km con el ataque de Gilbert, que se llevó a Kwiatkowski, encargado de rematar el trabajo de Henao para el Sky.

La victoria ya era cosa de dos campeones del mundo: Gilbert, que lo fue en 2012, y el polaco, que se coronó dos años después. Los dos culebrearon en el último km con un ojo en los que venía por detrás. Kwiatkowski rompió las hostilidades a 300 metros y abrió un hueco de cinco metros, pero Gilbert aún guardaba un cambio en sus piernas para erigirse, por cuarta vez, en vencedor.

El tríptico de las Ardenas continúa el miércoles próximo con la Flecha Valona y concluye el domingo siguiente con la Lieja-Bastoña-Lieja.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente