Enlaces accesibilidad

Taekwondo

Jesús Tortosa: "Aquel combate estará en mi mente toda mi vida"

Por
El taekwondista español, Jesús Tortosa.
El taekwondista español, Jesús Tortosa. EFE

Hay deportistas que se vienen abajo tras una derrota y otros que se levantan con más fuerza. El pasado 17 de agosto, ya en plena madrugada española, Jesús Tortosa perdía un punto de oro ante Luisitio Pie que lo alejaba del podio olímpico en Río 2016. Tan solo tenía 18 años pero se había ganado a pulso un puesto entre los nombres a tener en cuenta. Se quedó a un paso de la gloria pero ya trabaja para volver a intentarlo. Y de qué manera.

"El diploma olímpico lo guarda mi madre en casa, yo no quería ni verlo". Aunque ya está empezando a valorar su logro, por la cabeza de Jesús Tortosa no pasa otra cosa que una medalla olímpica. Séptimo en el ránking mundial, el taekwondista español recibe a RTVE.es en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid todavía algo aturdido por el 'jet lag'. Hace dos días que regresó de Las Vegas, donde fue elegido el mejor deportista del Open de Estados Unidos.

El diploma olímpico lo guarda mi madre en casa, yo no quería ni verlo

El primer gran campeonato del año fue un éxito para España, que vive un momento dulce en este deporte. Tortosa, que se hizo con el oro en su categoría tras ganar en la final al subcampeón olímpico, reivindicó con su persona este arte marcial que tantas alegrías da al deporte español. Antes de partir para Estados Unidos, recibió el Premio Nacional del Deporte Princesa Leonor que le reconocía como el mejor deportista del país menor de 18 años con mayor progresión.

Pregunta (P).: ¿Piensas mucho en aquel combate?

Respuesta (R).: Ese combate estará en mi mente toda mi vida. Pero todo tiene su parte buena, he aprendido de mis errores y aquella derrota me ha hecho tener más ganas de conseguir esa medalla tan deseada. Igual en Tokio llega la de oro... Yo llegué a Río con todas las expectativas posibles, aunque fuera joven. Estaba bien preparado y era capaz de poder ganar a cualquiera, pero no se dio el caso y habrá que seguir intentándolo.

P.: ¿El taekwondista vive siempre pensando en los Juegos?

R.: Para nosotros, el objetivo final son los Juegos Olímpicos, pero antes tenemos otros objetivos como el Mundial o el Europeo que son importantes y que hay que preparar. Son objetivos a corto plazo que nos sirven de preparación para llegar a los Juegos a gran nivel.

P: Tu comienzo de temporada en 2017 es toda una declaración de intenciones.

R: Esperemos que siga así de bien, ha empezado el año de la mejor manera posible, pero todavía queda mucho por delante. En una semana tenemos el campeonato de España y el gran objetivo del año es el Mundial, donde espero lograr el oro.

P.: ¿Cómo fue tu actuación en el Open de Estados Unidos?

R.: Era el primer campeonato del año, y nos iba a servir para ver a qué nivel estábamos. Era un campeonato con mucho nivel, y en cada combate fui mejorando la posición, hasta que en semifinales gané por unanimidad al número 1 del ránking, y luego, en la final, al subcampeón olimpico, lo que significa que estoy en un nivel muy alto.

P.: Lo que pasa en Las Vegas… ¿qué siga en España? En diez días, campeonato nacional, ¿cuál es tu objetivo?

R.: ¡Qué siga, qué siga!. Ojalá sigamos en esta línea y consigamos el oro, el primer puesto.

P.: Y en el horizonte... el Mundial

R.: Es el reto de este año, el más importante, y voy con las máximas expectativas. Estoy entrenando bien, estoy batiendo a rivales que están ahí arriba y creo que llegaré bien posicionado en el ránking. Espero sacar una medalla como mínimo y estar ahí en el podio. Para prepararme hay dos campeonatos al mes hasta mayo y luego habrá una concentración en Corea, donde luego será el Mundial en junio.

P.: ¿Estás siguiendo el camino que esperabas o te estás sorprendiendo a tí mismo?

R.: El objetivo era llegar a conseguir estas metas, pero siempre te lo planteas como un sueño que está lejos. Pero se ha ido dando la oportunidad, he ido sacando resultados y aquí sigo.

P.: ¿Qué supuso para tí y para el taekwondo recibir el Premio Nacional del Deporte Princesa Leonor?

R.: Creo que es increíble. De todos los deportistas españoles, de todos los deportes... que escojan a un deportista de taekwondo y que sea yo... es increíble, significa que estamos haciendo las cosas bien y que vamos por el buen camino

P.: Joel González, Eva Calvo, Jesús Tortosa… ¿qué te dicen estos nombres del momento actual del taekwondo español?

R.: Estamos en un momento muy bueno, acabamos de venir de los Juegos Olímpicos con dos medallas y un diploma, y el taekwondo cada vez está creciendo más y dando más resultados.

P.: La cantera llega pisando fuerte, ¿se está trabajando bien el futuro del taekwondo en nuestro país?

R.: Sí, sí. Se ha demostrado en Estados Unidos, que ha venido la cantera y gente nueva ha logrado el oro, como Javier Pérez, que acaba de lograr el oro en su categoría de -68 kilos, y el equipo español, que es muy joven, ha logrado el campeonato. 

P.: En tu caso, la cantera se pulió en casa. ¿Qué ha supuesto para ti la figura de tu padre?

R.: Desde pequeñitos estábamos gateando en un tapiz y los consejos de mi padre han sido algo fundamental para poder llegar hasta aquí. Es un referente, porque es mi padre y porque fue competidor, hizo lo mismo que yo. Ahora mi padre disfruta con lo que hago yo y lo que hacen mis hermanos, y con lo que salga en el club. La labor de los clubes es importantísima, todos salimos de ahí y su trabajo es muy importante para que lleguemos aquí preparados.

P.: ¿Cuáles han sido tus referencias?

R.: Mi padre, por supuesto, ha sido una referencia, por ser mi padre y por cómo me ha inculcado los valores del taekwondo, y luego Brigitte Yagüe, Juan Antonio Ramos, Nico García, Joel González... lo han dado todo por el deporte español y todo taekwondista querría llegar adonde han llegado ellos.

P.: Para tu crecimiento como taekwondista fue muy importante tu estancia en Corea en 2013 ¿En qué te cambió?

R.: Ese viaje fue un antes y un después. Por lo vivido allí, la experiencia fue increíble. Ver cómo se daban por contentos por nada, cómo luchaban con todo... Ese estilo de vida me hizo pensar que si quería lograr algo tenía que luchar y sacrificarme. Entrenaba en turnos de tres horas pero para llegar iba andando una hora y luego otra en autobús. Dormía en el suelo y me bañaba con un cubo de agua. Fue duro pero ahora lo agradezco. Tenía 15 años y me cambió completamente, a partir de ahí comencé a sacar resultados y hasta hoy. 

P.: ¿Cómo es un día en tu vida actualmente?

R.: Vivo en la residencia y entreno en el CAR dos horas por la mañana y dos por la tarde. En esos intervalos aprovechamos para ir a clase a la Universidad o estudiar. Es duro porque necesitas ayuda de profesores para cambiar exámenes, así que tienes que organizarte bien y no puedes ir tan rápido como los demás, pero poco a poco. Y luego entre viajes y campeonatos hay poco tiempo para el ocio, el que tenemos entre los compañeros.

P.: ¿Cómo llevas los cambios de normativa? ¿Te han beneficiado o te han perjudicado?

R.: El cambio de 2008 me favoreció, y en general a toda la gente alta, espigada y de peso bajo, pero ahora ha vuelto a cambiar y hay que adaptarse. Yo creo que gana el que mejor se adapta. Aquí no gana el más fuerte o el más rápido, gana el más listo.

P.: Tu entrenador, Marco Carreira, apunta a tu mentalidad como una de tus grandes cualidades.

R.: Le agradezco esas palabras. Yo también lo considero así, hay deportistas más rápidos, más ágiles, pero en mi caso es la cabeza. Sé leer bien los combates, tengo esa garra, no doy ni un segundo por perdido y lucho hasta el final, nada está perdido hasta que está acabado.

Deportes

anterior siguiente