Anterior Ibaka brilla con los Raptors; sin minutos para los Hernangómez Siguiente Una nerviosa España cede ante el poderío de Noruega Arriba Ir arriba
ATLÉTICO MADRID - BARCELONA
El delantero argentino del FC Barcelona Leo Messi (i) lucha el balón con el belga Yannick Carrasco, del Atlético de Madrid. EFE EFE
Copa del Rey | Semifinales

Las claves del Atlético 1 - 2 Barcelona de Copa del Rey

  • Los rojiblancos salieron sin fe y fueron vapuleados por el Barça en el primer tiempo

  • Los golazos de Suárez y Messi, dos genialidades que decantaron el encuentro

  • Torres fue el revulsivo de un Atleti que dominó la segunda mitad

  • Crónica del Atlético 1 - 2 Barcelona, por José Moneo

|

Con 90 minutos aún por disputarse, el FC Barcelona ha puesto pie y medio en la final de la Copa del Rey. Su victoria 1-2 en el Calderón le otorga bastante ventaja ya que obliga al Atlético a ganar, como mínimo, 0-2 en el Camp Nou o marcar aún más goles si los rojiblancos no son capaces de mantener su portería a cero.

Pero la eliminatoria podría haber estado aún peor si Griezmann no hubiera acortado distancias a los dos golazos de Suárez y Messi. A continuación repasamos las claves de la semifinal de Copa entre el Atlético y el Barcelona.

1. Un Atlético sin iniciativa

Hemos tirado el primer tiempo. Esa es la sensación más repetida entre la afición rojiblanca que no entendió por qué su equipo saltó al campo sin fe, sin mordiente, sin alma. El ‘Cholo, acostumbrado como está a que el rival tome las riendas, no supo llevar la iniciativa pese a apostar por un centro del campo con Gabi, Koke, Saúl y Juanfran.

A eso hay que añadir el tempranero gol de Suárez (min.6) y el Atlético terminó bajando los brazos y limitándose a correr detrás de la pelota ante una ‘MSN’ que hizo lo que quiso.

2. Dos golazos para enmarcar

Otra clave del partido fueron los dos goles del Barsa. Dos auténticas genialidades que quedarán en la memoria.

En el primero, Luis Suárez anotó el gol más bonito desde que está en España. El uruguayo cogió el balón el mediocampo, le sacó dos metros sin problemas a Godín, esquivó con un autopase a Savic y remató suave, con el exterior, para batir a Moyá. Un gol para enmarcar que dejó muy tocados a los atléticos.

Después, en el 33, otra obra maestra de Messi supuso el 0-2. El argentino recibió el balón en la frontal, se apoyó en Rakitic y cuando este le devolvió el balón soltó un zurdazo que se estrelló en el poste derecho y terminó entrando. Un disparo imparable para Moyá.

3. Leo Messi

Ese extraordinario gol fue solo una muestra más del increíble partido de Messi. El argentino fue, una vez más, el mejor de su equipo.

Mandó, anotó y controló el partido en la primera mitad. Asustó al rival con una magnífica falta que Moyá y el larguero evitaron que entraran y supo sufrir cuando el Barça lo pasó mal. Sin duda ese plus extra que tiene el Barça y que decanta los partidos.

4.Torres y la reacción Atlética

Y si los primeros 45 minutos fueron un baño del Barça al Atlético, tras el descanso se giraron las tornas. Simeone dejó en la caseta a Vrsaljko y sacó a Torres. El ‘Niño’ fue el revulsivo del partido y, junto con Gabi, permitió que su equipo se volviera valiente, desafiante y arrollador.

Su entrega y arrojo dieron al equipo una energía que no tuvo en la primera mitad y, aunque le faltó el gol, Torres volvió a demostrar que en el Atleti nunca hay que dejar de luchar.

Lo mismo hizo Gabi que tomó la batuta del encuentro y dominó el mediocampo ante unos jugadores del Barça que no se lo podían creer.

5. Antoine Griezmann

El ‘Principito’ fue sin duda otra de las claves del choque. Anotó el gol rojiblanco y, acompañado por una afición que se vino arriba, dio alas a su equipo. De hecho estuvo cerca de marcar el 2-2 en un centro a bocajarro que detuvo Cillessen.

6. Los porteros

Y es que los guardametas también fueron protagonistas. El 1-2 final pudo haber sido diferente de no haber sido por ellos.

Con el Atlético volcado sobre la portería del Barça, Cillessen se convirtió en un muro impenetrable dejando muestra de su calidad y sus reflejos, entre otros, en la ocasión de Griezmann comentada anteriormente.

Pero Moyá también fue decisivo para el Atlético. Cierto es que en el gol de Suárez, si hubiera salido, podría haber hecho más pero luego se desquitó con un paradón a Messi. El argentino sacó una falta y el meta mallorquín voló para meter la mano en la escuadra y evitar un balón endiablado que se colaba por la esquina.

7. El árbitro

Por último el colegiado De Burgos Bengoetxea también tuvo su protagonismo. En la primera mitad controló sin problemas el choque, pero ya en la segunda, llegaron las complicaciones.

Los culés apreciaron falta de Koke por agarrón a Luis Suárez antes de gol de Griezmann. El vasco, sin embargo, no pitó nada ya que consideró que Suárez no tenía opción de intervenir en la jugada.

El Atlético también se quejó al apreciar un penalti a Gaitán o cuando el colegiado estaba tan encima de la jugada que impidió un remate tras un saque de córner. En los últimos minutos no se cortó en sacar amarillas, aunque al final los únicos que se perderán el partido de vuelta son Gabi y Neymar.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente