Anterior Neymar sigue de dulce y da la victoria al Barça ante el United Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Cristiano celebra su segundo gol en Liga y el de la victoria en Mendizorroza
Cristiano celebra su segundo gol en Liga y el de la victoria en Mendizorroza AFP PHOTO / ANDER GILLENEA
Alavés 1-4 Real Madrid | Jornada 10

El Madrid afianza el liderato en Mendizorroza con una victoria generosa

  • Cristiano logra un hat trick, a pesar de fallar uno de los dos penaltis que lanzó

  • El Alavés se adelantó en los primeros minutos y acabó el partido sin entrenador

  • Datos y estadísticas del Alavés 1 - Real Madrid 4, de la cuarta jornada

|

Ficha técnica:

1 - Deportivo Alavés: Pacheco; Kiko Femenía, Alexis, Feddal, R.García, Theo; Dani Torres (Santos, min. 83), Camarasa, Manu García (Krsticic, min. 61); Edgar (Katai, min. 66) y Deyverson.

4 - Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Pepe (Nacho, min. 24), Varane, Marcelo; Kroos, Kovacic, Isco; Bale (Lucas Vázquez, min. 87), Ronaldo y Benzema (Morata, 66).

Goles: 1-0, m.7: Deyverson. 1-1, m.16: Ronaldo, de penalti. 1-2, m.32: Ronaldo. 1-3, min. 84: Morata. 1-4, min. 88: Ronaldo.

Árbitro: Sánchez Martínez (Murciano). Expulsó a Mauricio Pellegrino por protestar en el minuto 77. Además amonestó a los locales Deyverson (min. 15), Dani Torres (38), Theo (51) y Femenía (80) y Krsticic (86); y al visitante Bale (59).

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada de la LaLiga Santander, disputado en Mendizorroza ante 19.840 espectadores que llenaron el estadio vitoriano.

El Real Madrid mantiene el liderato tras una generosa victoria (1-4) contra el Deportivo Alavés, con tres goles de Cristiano Ronaldo y uno de Morata, que sustituyó a Benzema en el minuto 66. [Alavés 1 - Real Madrid 2. Datos y estadísticas]

Mauricio Pellegrino ya avisó de que no quería jugar cara a cara al Real Madrid y recibir un 5-0 y, por si tenían dudas, los blancos llegaban a Mendirroza conscientes de que tocaba jugársela ante un frontón. Pero fueron los propios blancos los que se pusieron el partido cuesta arriba con una pérdida de balón de Danilo y un fallo en el despeje de Varane, que no impidió que el pase de la muerte llegase a Deyverson Silva para marcar a placer el primer gol.

El propio Deyverson le dio después la opción a Cristiano Ronaldo de empatar, o más bien el árbitro Sánchez Martínez que apreció penalti en un rebote dentro del área que pareció golpear más la cabeza que el brazo. Cristiano se desquitó de la mala racha que le tenía desestabilizado y sumó su tercer gol en Liga.

Pepe sale del campo con molestias

Cuatro minutos después el caliente público de Mendizorroza le pedía la compensación al ábitro en una jugada en la que Danilo llega nítidamente a un cruce sin cometer penalti. En esa jugada, sin embargo, el Real Madrid perdió a Pepe con molestias en el muslo izquierdo. Rápido Nacho le dio el relevo. El Madrid no está para bajas de centrales con la lesión de Sergio Ramos y las dudas de Varane.

El Alavés, en ese momento, disponía del balón mucho más que el Real Madrid, que se confiaba a su BBC, especialmente a su C, que se sacó un latigazo en el minuto 33 desde la esquina del área que acabó mejorando la pierna de Feddal, haciendo el misil imparable para Pacheco. Lograba de nuevo marcar y su cara ya era otra.

Sin embargo, no hubo más noticias en ataque de los blancos, que cuando tenían el balón lo jugaban en su campo ante el enfado de Cristiano. Solo Isco ponía algo de magia para superar el sopor de la sobremesa. Dos pases del malagueño dejaban asombrados a los espectadores y solo a Bale dentro del área, aunque en ambos casos se pitó fuera de juego. 

El Alavés tuvo el empate en la segunda parte

En la segunda parte, el Alavés saltó al campo con mucho ímpetu. Tanto, que en dos minustos había sacado dos buenas ocasiones. Sobre todo, la segunda en la que Keylor agradeció la renovación del contrato sacando un remate claro de Camarasa en un mano a mano. De nuevo, la ocasión la había favorecido el propio equipo de Zidane. En este caso fue Marcelo quien perdió inncesariamente el balón y quien pidió disculpas a todos sus compañeros.

El primer disparo del Madrid a Pachecho se dio en el minuto 53 y es posible que el disparo de Kovacic desde la frontal del área saliese por encima de la grada. A continuación, el Alavés volvía a generar peligro con un disparo de Deyverson que volvió a exigir a Keylor Navas. 

Zidane, que había vuelto a apostar de salida por la BBC, decidió poner a calentar a los damnificados, Morata, Lucas Vázquez y Asensio. Aunque el primero en mover banquillo, mucho más urgido, fue Pellegrino que metió en el campo a Nenad Kriscticic por el capitán Manu García. 

Penalti desaprovechado por Cristiano

A los pocos minutos el técnico del Alavés ponía más mordiente con la salida de Alexander Katai. El parón lo aprovechaba Zidane para dar entrada a Morata por Benzema. 

El partido seguía mecido sin ocasiones y el partido lo sacudía las decisiones arbitrales. En este caso, con la expulsión de Mauricio Pellegrino por protestar un saque de banda y después por un penalti a Cristiano, por agarrón en una jugada a balón parado. 

El portugués se decidió a lanzarlo pero en esta ocasión Pacheco acertó la dirección. Cristiano se quedaba sin hat trick y el Alavés, que había protestado mucho la decisión de Sánchez Martínez, se vino arriba al volver a encontrarse en el partido. 

Morata finiquita el partido en un mano a mano con Pacheco

Le duró unos minutos. Pronto Marcelo encontró a Morata en carrera y le puso el balón para que solo tuviera que medir la intensidad de la vaselina. El balón le quedó botando y el madrileño de cara a la portería y desde fuera del área le daba el toque justo para que superase a un Pacheco a media salida.

El canterano marca su séptimo gol en lo que llevamos de temporada y agita el debate de la elección del 9 del Madrid, después de ser decisivo contra el Athletic Club de Bilbao y de los dos goles a la Cultural Leonesa.

El partido parecía ya visto para sentencia, pero Cristiano Ronaldo no quería que se le escapase el hat trick, y encontró la ocasión para hacer el cuarto cerca del pitido final, con otro pase de Marcelo.

El delantero consiguió su ansiada revancha y el Real Madrid consolidó el liderato con un resultado más holgado de lo que trabajó en los 90 minutos.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente