Anterior Chaz Davis gana la primera carrera en Lausitzring Siguiente Rohan Dennis del BMC es el primer líder de la Vuelta Arriba Ir arriba
El periodista y exatleta Martí Perarnau, autor de Pep Guardiola. La Metamorfosis.
El periodista y exatleta Martí Perarnau, autor de Pep Guardiola. La Metamorfosis. Deportes RTVE.es

Perarnau: "Guardiola podría cerrar su carrera con un reto como la selección"

  • Pep Guardiola. La metamorfosis, de Martí Perarnau, retrata su trienio alemán 

  • El técnico considera el Manchester City "el máximo desafío de su carrera"

  • Perarnau cree que Guardiola no alargará su carrera porque persigue retos

|

Pep Guardiola dejó al FC Barcelona en 2012 con un récord de 14 títulos de 19 y adoración absoluta del barcelonismo. Había pasado cuatro temporadas en el primer equipo y parece que según su propia opinión le sobró la última, más partidario de ciclos de tres años. Es incomprensible esta marcha para cualquiera que piense que la cuadratura del círculo es ganar, sentar escuela y que te quieran.

En Múnich, donde el mismo admite la 'espinita' de la Champions, se va batiendo todos los récords de la Bundesliga y siete trofeos de 14, ganados. tres años depués. 

Martí Perarnau nos cuenta en Pep Guardiola La Metamorfosis (Editorial Corner) cómo el entrenador catalán actúa en general como un artista y, en estos casos, ya ha completado su obra. En su opinión, el Barcelona jugaba como el quería y el Bayern también y ahora afronta "su reto de mayor exigencia" en el Manchester City, sin una identidad tan marcada y una maquinaria de triunfos como Barça y Bayern.

Perernau que ha pasado tres años cerca del de Sampedor compartiendo entrenamientos, partidos, momentos de privacidad, de reflexión no ve a Guardiola como un Fergurson, con una dilatada carrera en el fútbol, sino persiguiendo retos como hasta ahora, y quizá con un remate como la selección. 

El autor cree que al técnico le apetece vivir un proceso de clasificación para un Mundial y sostiene que el exinternacional recuerda con mucho cariño el tiempo que él pasó en 1994. Entiende también que el proyecto con una selección española podría ser más conflictivo para los demás que para el propio técnico, aún con su "compromiso independentista".

En cualquier caso cree que Guardiola, cuando salga del City, y no necesariamente ahora tras tres años, lo hará para buscar un reto mayor, que también le podría llevar a Brasil o a Holanda, pero que "nunca buscará la comodidad"

Guardiola aporta y absorbe de Alemania

En esta especie de Herr Pep II, Perarnau  nos muestra las claves de la evolución del técnico catalán y cómo el cambio de club de la comodidad del Barça se convierte casi en un desafío 'intelectual' más que deportivo, un viaje iniciático. Nos vas a detallar la evolución tanto táctica como de liderazgo para hacer del Bayern marca Guardiola y como el club y la Bundesliga le hacen evolucionar a él.

El de Sampedor llegó con 42 años recalaba en Múnich para dirigir a uno de los equipos más grandes del mundo y con una cultura endogámica sin matices "Mia san Mia" (nosotros somos nosotros), con más exigencia si cabe que en el Barcelona. Se había dado un año sabático, un fenómeno de descompresión

Fue el club el que le buscó y el que le defendió, pero se enfrentó a una cultura con sus propios códigos como los que le reclamaron figura del peso de Mathauss o Effenberg. La presión de Mourinho la había experimentado al calor de su club, el Barcelona.

Es un ciclo de tres años fundamental en Guardiola que ahora trata de evolucionar en el Mánchester City en un club absolutamente distinto, "un lienzo en blanco" donde puede fichar e influir en todas las áreas del club. El "adolescente" que deja el comfort de su casa y pasó por un master vital en Alemania ve en el City "el desafío de su carrera"

Perarnau admite que la mayoría podía pensar que Pep Guardiola iba a replicar al Barça, como si fuera posible encontrar clones de Messi, Xavi o Iniesta, pero era algo que no estaba en el mente del catalán. Cambiaba de aires para aprender y la oferta le llegó en el momento oportuno. 

La selección alemana y el Dortmund tienen su influencia

Guardiola se adapta comprometido a la cultura bávara casi más papista que el papa... se encierra en hablar en alemán en las ruedas de prensa, a costa de los matices de dominar el idioma, se fotografía en la Oktoberfest con todo su atuendo, y sobre todo acepta el equipo médico que le impone el Bayern... es un un error que cuenta Perarnau ha resuelto en el City, donde ha contratado un nutricionista de primer nivel y llevado al médico Eduard Mauri.

Perarnau cuenta la anécdota de cómo Helenio Herrera tuvo que afrontar, ya con mucho experiencia, ese trago en el Inter... y cómo Guardiola sufrió las consecuencias de no hacerlo. Es un ejemplo más de la evolución que en el libro se evidencia en sus reflexiones ante y post partido, en la mirada que sobre el proyectan cercanos como Estiarte o de otras áreas de conocimiento como Ferran Adria.

El fútbol de Guardiola en Múnich ha introducido nuevos factores y Perarnau cree que su marchamo se puede ver en el juego de la selección alemana o en el Borussia Dortmund.

Jugar con cinco delanteros

El autor también analiza cómo Alemania cala en el técnico catalán hasta el punto de abrirse a jugar con extremos, o dos delanteros centro. En el libro, Guardiola reconoce que su desafio en el Barcelona es que el balón le llegue a Messi y ahora es otro, e irremplazable, y por tanto ha de adaptarse. Es llevar a Cruyff a casa de Beckenbauer y que funcione.

Eso le hace tácticamente más rico y osado. Sus equipos cambian nombres, dibujos y tiempos como nunca, siempre consciente de lo que tiene y siempre conociendo al rival. Tanto que al final se desentiende de algún entrenamiento de recuperación para depositar su tiempo en estudiar al siguiente rival.

En el libro se cuenta como esa observación le permite desarbolar y golear a la Roma en Champions League. Tenía claras las debilidades del rival. También nos demuestra como el de Sampedor piensa en catorce jugadores por partido y no en el 11 incial.

Son solo algunos de los cambios que opera y que llevan también en la Bundesliga a poner sobre el césped a cinco delanteros o a defender con dos. Jugadores decisivos para su estilo han sido Lahm, Alaba o Xabi Alonso como antes lo fueron Xavi, Iniesta o Messi.

Es la 'metamorfosis' de Guardiola a la espera de saber cuál será su próximo paso. "No importan los sistemas de juego - sentencia el técnico del City - importan las ideas"

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente