Anterior Chaz Davis gana la primera carrera en Lausitzring Siguiente Rohan Dennis del BMC es el primer líder de la Vuelta Arriba Ir arriba
Cristiano Ronaldo intenta marcar ante el Eibar
El deantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo trata de centrar el balón en el partido ante el Eibar. REUTERS
Jornada 7 | Real Madrid 1-1 Eibar

El Eibar sorprende en el Bernabéu y agrava la crisis del Madrid

  • El Madrid suma su cuarto empate consecutivo y pierde el liderato de Liga

  • Un valiente Eibar se adelantó a los 6 minutos gracias a un cabezazo de Fran Rico

  • Bale puso el empate en el 18' pero los blancos no pudieron remontar el choque

  • Datos y estadísticas del Real Madrid 1-1 Eibar de LigaSantander

|

Ficha técnica:

1 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane (Nacho, m.46), Pepe, Danilo; Kroos, Isco (Marco Asensio, m.72), Kovacic; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.46).

1 - Eibar: Riesgo; Capa, Mauro, Lejeune, Luna; Fran Rico, Dani Garcia, Escalante, Pedro León (Adrián, m.92), Rubén Peña (Bebe, m.87); y Sergi Enrich (Kike, m.75).

Goles:

0-1, m.6: Fran Rico.

1-1, m.17: Bale.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Bale (44), Carvajal (44), Morata (56) y Kroos (73) por el Real Madrid; y a Escalante (29), Dani García (48), Lejeune (57), Peña (71) y Fran Rico (84) por el Eibar.

Incidencias: encuentro correspondiente a la séptima jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 72.103 espectadores.

El bache de resultados del Real Madrid se prolonga una semana más y los blancos suman ya cuatro empates consecutivos después de acabar 1-1 ante el Eibar en el Santiago Bernabéu.

El conjunto merengue, que tiene 15 puntos, pierde así el liderato de la Liga, ya que la victoria del Atlético en Mestalla pone a los de Simeone por delante gracias al 'golaverage'. Además, el FC Barcelona podría adelantar a ambos si gana al Celta en Balaídos.

El Eibar, por su parte, logra un punto histórico ya que es la primera vez que consigue puntuar en el feudo madridista. Un punto que llegó gracias al tanto inicial de Fran Rico y que los blancos no pudieron remontar, pese al empate de Gareth Bale.

Intensidad y descaro para abrir el marcador

Zidane se encontró con el primer contratiempo en el calentamiento. James, que iba a ser titular, se resintió de unas molestias musculares y el técnico blanco tuvo que alinear a Kovacic.

Tras el pitido inicial, el Madrid se encontró a un Eibar intenso y organizado que, lejos de esperarle atrás, salió a presionar arriba e impedir que el conjunto merengue moviera el balón. Así, y tras un zapatazo de Bale que se estrelló en el lateral de la red, fue el conjunto armero quien inauguró el marcador a los seis minutos.

Pedro León puso un centro desde la derecha y Fran Rico, completamente solo, apareció desde atrás para cabecear el balón y batir a Keylor Navas. Un gol que quedará para el recuerdo ya que es la primera vez que el Eibar marca al Madrid en Liga y en el Bernabéu.

El tanto en contra obligaba al Madrid a espabilar, pero el juego de los blancos, salvo por Kroos y Danilo, era muy gris. La crisis de juego por la ausencia de Modric y Casemiro se acentuaba y la presencia de Isco no era suficiente para imprimir ritmo al partido.

Afortunadamente, Bale y Cristiano se asociaron con acierto en el 18 para poner el empate a uno. Gran jugada del portugués que, tras hacer dos recortes, centró al segundo palo donde apareció el galés y anotó el 1-1 de un gran cabezazo.

El empate no asustó a los de Mendilibar que cerca estuvieron de hacer el 1-2 poco después tras una ocasión clarísima de Pedro León.

Poco a poco, el Madrid se fue haciendo con el control del juego pero los blancos no conseguían una circulación rápida y apenas generaban ocasiones de peligro.

El mejor en ese tramo fue Danilo, muy activo por la izquierda, aunque sus centros nunca encontraban a un Benzema que estaba totalmente desaparecido.

Poco antes del descanso, Bale y Cristiano trazaron una jugada idéntica a la del gol, pero en esta ocasión el remate de Bale se marchó por encima de la portería defendida por Riesgo.

Un Madrid sin capacidad de reacción

Zidane dejó en la caseta a Varane y a Benzema, ambos con problemas físicos, y dio entrada a Nacho y Morata.

La segunda parte arrancó con ocasiones en ambas áreas y se empezaron a escuchar los primeros pitos en el Bernabéu, que pedía a los suyos más intensidad y acierto en el remate.

En el 54, el colegiado anuló correctamente un gol a Morata por fuera de juego y, un minuto después, le mostró la cartulina amarilla por simular un penalti.

Fueron minutos de mucha intensidad, ya que el Eibar también puso en aprietos a Navas con un cabezazo de Enrich, que se marchó alto, e instantes después Bale estrelló el balón en el palo.

El partido estaba abierto y, aunque era el Madrid quién llevaba el mando, el gol podía llegar en cualquier portería.

Mauro Dos Santos salvó al Eibar tras un centro de Danilo que casi remató Morata y Cristiano y Bale lo intentaban desde lejos pero el ansiado gol no llegaba.

Zidane realizó el tercer cambio en el 72. Isco que, aprovechando las lesiones de Modric y Casemiro, salía como titular no cumplió las expectativas y se marchó al banquillo dejando su lugar a Marco Asensio.

Corrían los minutos y al Madrid le entraron los agobios y la prisas. Pero en esta ocasión no hubo lugar para la épica. El Madrid ni siquiera acabó los minutos volcado en el área rival y es que, el Eibar en lugar de encerrarse para asegurar el empate, intentaba sorprender a los blancos cada vez que podían.

Al final, el Madrid cedió su cuarto empate consecutivo, el tercero liguero y perdió el liderato de la Liga. Los de Mendilibar, por contra, confirman su gran arranque y ya suman 11 puntos tras lograr tres victorias, dos empates y dos derrotas en sus siete primeros partidos.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente