Anterior El Madrid debuta con derrota en los penaltis ante el United pero deja buenas sensaciones Siguiente Las 'Guerreras' de Oca pasan a semis en la tanda de penaltis Arriba Ir arriba
Pablo Hernández celebra el cuarto gol del Celta frente al FC Barcelona.
Pablo Hernández celebra el cuarto gol del Celta frente al FC Barcelona. REUTERS MV/ /XG
Celta 4-3 FC Barcelona | Liga

El Barça vuelve a pegársela contra el Celta en Balaídos

  • El equipo gallego sometió al Barça con tres goles en la primera mitad (3-0)

  • De la mano de Iniesta, los de Luis Enrique se acercaron al empate (3-2)

  • Ter Stegen falló en el momento clave y Hernández resolvió el partido (4-2)

  • Datos y estadísticas del Celta 4-3 FC Barcelona de Liga

|

Ficha técnica:

4 - Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral, Roncaglia; Radoja, Hernández, Wass (Jonny, min.82); Pione Sisto, Bongonda (Marcelo Díaz, min.61) y Aspas (Guidetti, min.87).

3 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mathieu, Jordi Alba (Paco Alcácer, min79); Busquets (Denis Suárez, min.75), André Gomes; Arda Turan, Neymar, Rafinha (Iniesta, min.46); Luis Suárez.

Goles: 

1-0, m.22: Pione Sisto.
2-0, m.31: Aspas.
3-0, m.33: Mathieu, en propia puerta.
3-1, m.57: Piqué.
3-2, m. 63: Neymar, de penalti.
4-2, m.76: Tucu Hernández.
4-3, m.86: Piqué.

El FC Barcelona no ha podido asaltar el liderato tras el tropiezo del Real Madrid. El equipo de Luis Enrique no ha podido puntuar en uno de sus campos malditos, Balaídos, tras un partido loco en el que los locales se han impuesto de manera agónica después de irse al descanso con el partido encarrilado. [Datos y estadísticas del Celta 4-3 FC Barcelona de Liga]

Como ya ocurriera la temporada pasada el Celta de Vigo ha conseguido marcar hasta cuatro goles al todopoderoso Barça. Ya no están Nolito ni Augusto Fernández en los celtiñas pero sí que se mantiene el técnico Berizzo y su estrategia, de nuevo mejor que la de Luis Enrique.

Apoyados en una presión muy adelantada y en un Iago Aspas que también repite como líder del ataque local, los gallegos arrollaron al Barça al aprovechar los errores de los culés en la salida del balón.

Así llegaron los tres goles, el primero de Pione Sisto (min 21) tras un mal pase de Ter Stegen, un peor control de Busquets y un pase magistral de Aspas, que habilitó a Sisto para batir al portero alemán en el mano a mano.

El segundo llegó en un contragolpe en el que Iago Aspas se midió cara a cara frente a Piqué para escorarse a su pierna buena y fusilar de nuevo a Ter Stegen con un tiro cruzado (min. 30).

Sin tiempo para reaccionar llegó el tercero (min. 32) tras un nuevo robo en la zona de creación visitante. Esta vez Piqué no picó en la trampa de Aspas pero el balón le llegó a Wass. El danés buscó de nuevo a su delantero centro lo que obligó a Mathieu a interceptar de cualquier manera el centro.

El esférico acabó introduciéndose en su propia portería y subía al electrónico el tercer gol local en un intervalo de once minutos. Se necesitaría un milagro en la segunda mitad para asaltar el liderato.

Iniesta cambia el partido

Los milagros son difíciles pero con Iniesta parecen más fáciles. De ahí que Luis Enrique le sacara a escena en la reanudación en detrimento de Rafinha.

Con el manchego sobre el césped el Barça se hizo dueño y señor de la posesión. Precisamente un centro suyo lo remató de cabeza Gerard Piqué para acortar distancias en el minuto 57.

El gol atemorizó a los jugadores del Celta. Ahora esperaban en su campo y ya no presionaban. El miedo en las piernas de los jugadores celtarras y en el público se acentuaron todavía más cuando Iniesta de nuevo rompió las líneas con un pase profundo y el juez de línea sugirió a Vicandi Garrido penalti de Hugo Mallo sobre André Gomes. Neymar ejecutaría el segundo gol desde los once metros (min. 63).

El esfuerzo físico de los visitantes fue mayúsculo por lo que tenían que dosificarse, el Celta lo agradeció. En esa calma tensa, cuando más cerca estaba el Barça del empate, llegó el regalo de Ter Stegen que significó el cuarto gol gallego (min. 77). El alemán trató de salvar la presión de Pablo Hernández con un pase en corto en vaselina pero falló, el chileno metió la cabeza y el rebote acabó en las mallas.

El final del partido sería agónico debido al gol de Piqué en el minuto 86, de nuevo de cabeza, que llevó el silencio a Vigo hasta el final del choque en el 95’.

La derrota deja a los blaugranas cuartos en Liga, a dos puntos de la cabeza que comparten el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente