Anterior Griezmann: "No me arrepiento de haberme quedado en el Atlético" Siguiente El Madrid se desahoga en Nicosia y sella su pase con una goleada Arriba Ir arriba
Rusia elimina a Irán y disputará la final del Mundial de Fútbol Sala
Rusia celebra su victoria ante Irán en las semifinales del Mundial de Fútbol Sala. AFP gls
Fútbol Sala | Irán 3-4 Rusia

Rusia elimina a Irán y espera en la final a Portugal o Argentina

  • Los rusos han ganado 3-4 y disputarán la final por primera vez

  • Su rival saldrá del enfrentamiento entre Argentina y Portugal

|

La selección de fútbol sala de Rusia se clasificó a su primera final en un Mundial al vencer a Irán por 3-4 y espera la definición de la otra serie, entre Argentina y Portugal.

Rusia, que refleja su ritmo perfecto con seis triunfos en seis partidos, logró superar con su juego equilibrado al campeón de Asia, y ahora está a 40 minutos del título.

En el Coliseo del Pueblo de Cali se coronará un campeón inédito, luego de la eliminación de los superfavoritos Brasil y España.

La mejor participación de Rusia en un Mundial había sido el tercer en la edición de España'96, además de finalizar cuarta en las de Guatemala 2000 y Brasil 2008.

Si los rusos llegaron a las semifinales tras haber eliminado a España, Irán propinó primero la gran sorpresa al dejar en la cuneta a Brasil y luego sacar del camino a Paraguay.

La táctica evitó las emociones en el inicio del compromiso en el Coliseo Iván de Bedout. Lo mejor en ataque lo puso Eder Lima, que consiguió exigir con sus remates al portero iraní Alireza Samimi mientras que sus compañeros apenas habían registrado dos acercamientos con Ali Hassan Zadeh y Ahmad Esmaeilpour.

Los asiáticos estuvieron erráticos y le dieron la opción al quinteto ruso de manejar los tiempos de la semifinal, situación que los hizo correr riesgos porque la dinámica de Sergey Abramov abrió espacios y dio una opción clara a los seis minutos.

Sin hacer un partido brillante, el equipo de Seyed Nazemalsharieh no sufría, pues aguantó cada embestida del subcampeón de Europa. Sin embargo, la lesión del capitán Mohammad Keshavarz golpeó anímicamente al grupo y se vio superado ampliamente por el rival.

El juego lo desequilibró Dmitry Lyskov con su anotación al minuto 13; un disparo potente al ángulo imposible de atajar para Samimi.

Así, con el 1-0, el quinteto de Sergey Skorovich se montó por completo en el compromiso y, sin renunciar a la solidez defensiva, trabajó el segundo gol con insistencia, incluso Robinho estrelló un balón en el palo. Sin embargo, en el peor momento de Irán, Esmaeilpour igualó el compromiso al minuto 16 en un tiro libre.

La igualdad le dio un segundo aire a los asiáticos en el segundo tiempo. Pusieron con sus ganas el partido de ida y vuelta, pero faltó efectividad y algo de fortuna frente al arco de Gustavo, quien con una doble atajada y la ayuda del palo evitó el segundo tanto.

Una vez más, los rusos descifraron el compromiso por cuenta de su eficacia. En un tiro de esquina, Abramov con volea y gran gesto técnico puso el compromiso 2-1 al minuto 22.

La emotividad subió, el partido se jugó a mayor velocidad y ambos seleccionados cargaron con todo para conseguir su avance a la final. Y lo mostraron con la anotación de Hassan Zadeh, al minuto 29, que emparejó el compromiso por solo unos segundos, porque Vladislav Shayakhmetov consiguió el tercer gol de Rusia.

Gustavo se hizo figura en medio del ímpetu del seleccionado iraní. Y fue más insistente cuando los asiáticos apostaron por un juego de cinco, con portero-jugador, a tres minutos del final.

Tomó el riesgo y no le funcionó, pues terminó recibiendo el cuarto gol por intermedio de Chishkala al minuto 39.

A pesar de la victoria rusa, los aplausos en Medellín fueron para Irán que nunca se entregó y le alcanzó para un gol más, el de Mahdi Javid en el último suspiro.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente