Anterior Neymar sigue de dulce y da la victoria al Barça ante el United Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
La atleta española Ruth Beitia gana su segunda Liga de Diamante. EFE
Atletismo

Victoria y nuevo diamante para Ruth Beitia en Zúrich

  • La atleta cántabra ganó la prueba con un salto de 1'96 metros

  • Cierra un 2016 espectacular donde también logró el oro olímpico y el campeonato de Europa

  • Beitia vuelve a hacer historia al ganar su segunda Liga Diamante consecutiva

|

La española Ruth Beitiacampeona olímpica de salto de altura, consiguió por segundo año consecutivo el diamante que le acredita como ganadora de la prueba de altura en la Diamond League al imponerse en la reunión de Zúrich, penúltima del circuito, con un salto de 1,96 metros.

El diamante ya lo tenía seguro desde una hora antes, porque la santalucense Levern Spencer, su única rival con posibilidades de ganar la general, fue eliminada en 1,93 -octava-, y sólo le valía la victoria, unida a un puesto fuera de los cinco primeros de la española.

Con 41 puntos y 16 de ventaja sobre Spencer al llegar a Zúrich, a Beitia le bastaba con terminar entre las cinco mejores, o que no ganara Spencer, para asegurarse una nueva piedra preciosa, que sólo ella ha conseguido -ahora dos veces- a lo largo de la historia del atletismo español.

Beitia empezó en 1,86 y continuó con 1,90, 1,93 y 1,96, altura, esta última, que sólo ella fue capaz de superar. Ya sola en competición, atacó sin éxito los 2,02 metros, su récord de España.

La sueca Sofie Skoog y la estadounidense Inika McPherson, ambas con 1,93, subieron al podio con la campeona olímpica.

Con victorias en Oslo, Estocolmo, Londres, París y Zúrich este año -junto al sexto puesto en Eugene- Ruth Beitia ha logrado una abrumadora victoria en la Diamond League, que concluirá el 9 de septiembre próximo en Bruselas.

El mejor año de la historia para un atleta español

Ni en el mejor de sus sueños pudo Beitia imaginar que con 37 años iba a realizar una temporada así, que empezó en marzo en Portland con una medalla de plata en los Mundiales de pista cubierta, continuó en julio con su tercer título europeo consecutivo en Amsterdam y alcanzó su punto culminante en agosto con la medalla de oro olímpica en Río, antes de concluir con la victoria en la Diamond League.

En el ámbito español, los éxitos de la atleta cántabra en conjunto sólo admiten parangón ahora con los de Fermín Cacho, campeón olímpico de 1.500 en Barcelona'92 y declarado por la IAAF mejor atleta español de todos los tiempos, pero el soriano nunca llegó a cuajar una temporada tan impresionante como la que cierra ahora la saltadora.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente