Enlaces accesibilidad

Eurocopa 2016 | Selección española

España, de la luz a la incertidumbre en tres partidos

  • La selección iniciará los octavos con dudas, pese a su gran comienzo de Euro
  • La derrota ante Croacia destapó un bajón físico y errores de concentración
  • El buen juego contra Turquía, la magia de Iniesta y los goles de Morata, esperanzas de España
  • Octavos de final: Italia - España en vivo, este lunes a las 18:00h. en RTVE.es

Por
La selección española, en un entrenamiento en la Eurocopa.
La selección española, en un entrenamiento en la Eurocopa. REUTERS

España afronta los octavos de final de la Eurocopa 2016 sembrada de dudas. Pese a su ilusionante comienzo contra República Checa y su explosión contra Turquía, la derrota con Croacia dejó un sabor amargo, un camino empedrado hacia el objetivo de revalidar el título y la incertidumbre sobre cuál es el estado real de la selección española

¿Qué España veremos el lunes contra Italia? ¿Será el equipo de Del Bosque capaz de levantar el vuelo y volver a meterse de lleno en la lucha por la Euro? Repasamos las claves de la primera fase de la Roja en Francia 2016.

De más a menos

Después de tres grandes torneos sin ganar en el debut (derrotas contra Suiza y Holanda en 2010 y 2014, y empate contra Italia en 2012), España conseguía empezar con buen pie al derrotar a República Checa con un gol de Morata, sufrido pero acorde a la superioridad de la Roja. Las buenas sensaciones se confirmaron en el segundo partido contra Turquía, con un fantástico 3-0 que disparó la euforia. Sin embargo, el rival más difícil del grupo, Croacia, nos bajó los humos y nos condenó al más difícil todavía.

En las manos de Iniesta

El sensacional centrocampista de España fue el mejor en los dos primeros partidos. Recopiló elogios por toda Europa y se erigió como el gran líder de esta selección. No estuvo tan fino contra Croacia, aunque sigue siendo la referencia más clara de un equipo que vive de su magia de y de la de otros 'jugones' como Silva o Cesc.Del juego del '6' de España dependerá buena parte del futuro de la Roja en Francia.

Dudas sobre el físico

El fantasma del bajón físico que arrastró España en Brasil volvió a aparecer en Burdeos, donde, como en Brasil, el calor aletargó a los nuestros. Tres partidos en ocho días pueden pasar factura a estas alturas de la temporada. Del Bosque, tras el buen resultado de los dos primeros envites, apostó por mantener su once ideal y fue el único seleccionador de todo el torneo que no varió a sus titulares en toda la primera fase. España perdió frescura y fue superada claramente en el plano físico por Croacia.

Once tipo

Nadie esperaba ese once tipo contra Croacia. Ni siquiera en el seno de la concentración, donde se barruntaban rotaciones. Sobre todo por parte de aquellos jugadores que aún no habían disputado ni un minuto de competición. Pero Del Bosque optó por la continuidad y lo positivo de tener un once consolidado (uniformidad en el juego) se enfrenta ahora a sus inconvenientes: los suplentes no se sienten valorados y el equipo pierde frescura.

Pedro agita las aguas

Aquí aparece Pedro y su inoportuna 'rajada'. El extremo del Chelsea explotó dos días antes del crucial choque contra Croacia y dejó caer que no volvería más a la selección para ser suplente. Las palabras cayeron como una bomba en la concentración en la Isla de Ré y Del Bosque tuvo que salir a apagar el repentino fuego donde parecía imposible que saltara una chispa. La derrota posterior acrecentó el malestar y puso el dedo en la yaga de la falta de rotación en la Roja.

La defensa, capaz de lo mejor y de lo peor

Segura y firme contra Chequia y Turquía, la base del equipo de Del Bosque se resquebrajó ante Croacia, con errores propios de falta de concentración y de relajación en un partido que comenzó mandando una España que ya se veía como primera de grupo antes de tiempo. El error de Ramos en el marcaje a Kalinic del primer gol y la clara derrota en la carrera de Juanfran con Perisic en el segundo acabaron con las opciones de liderato, amén de la seguridad perdida por un De Gea que se metió en más de un problema y cedió el primer palo en el definitivo tanto de Croacia.

La pizarra de Del Bosque

El papel del seleccionador vuelve a estar en entredicho. Tras las críticas a su lista, llegó el buen comienzo de Eurocopa y el viento se puso de cara... hasta que llegó la primera derrota y volvieron las dudas. Junto a la ya comentada escasa rotación entre sus jugadores, tampoco funcionó el doble pivote Busquets-Bruno que probó el salmantino para intentar detener a Croacia o la recurrente entrada de Thiago, que no termina de explotar con España. A partir de ahora habrá mucha expectación por ver cómo gestiona el seleccionador el partido contra Italia, el comienzo de unas eliminatorias que determinarán con que nota se despide el salmantino después de una trayectoria inigualable.

Morata pone el gol

Se le pedían goles y los está dando. Álvaro Morata está siendo uno de los nombres propios de la Eurocopa. Con sus tres goles encabeza la tabla de máximos goleadores junto a su próximo compañero de equipo, Gareth Bale. El revalorado punta está acertado de cara al gol y será la referencia contra Italia, donde se enfrentará a 'su' defensa. Bonucci, Barzagli y Chiellini, más Buffon, sus colegas de la Juventus, serán ahora sus máximos enemigos.

Italia... y lo que viene

Así quedan los octavos de la Eurocopa noticias

La zaga juventina es uno de los puntos fuertes de Italia. La eterna Italia. Contra ellos empezó todo, que diría aquel. En los recordados cuartos de final de la Eurocopa 2008, España se quitó una presión histórica de encima al eliminar a Italia en los penaltis, lo que se puede considerar el punto de partida del ciclo de dominio español. Ahora, de nuevo, nos cruzamos con la 'azzurra', cuyo último recuerdo nuestro lo tiene de la final de hace cuatro años. España la barrió por 4-0 y ahora, en muy diferentes circunstancias para ambos, buscarán la 'vendetta'. Pocos apostaban por esta renovada Italia sin grandes estrellas pero nadie se atrevería a minusvalorarla. Ni a ella, ni a lo que vendría después, donde para llegar a la final habría que dejar por el camino, presumiblemente, a Alemania y Francia o Inglaterra. Ahí es nada. Empieza el reto definitivo para la selección española.

Deportes

anterior siguiente