Enlaces accesibilidad

Copa del Rey de baloncesto 2016

Charanga, colorido y todo El Coliseum hablando ya con acento gallego

Por
La afición del Herbalife Gran Canaria celebra la victoria de u equipo frente al Valencia Basket.
La afición del Herbalife Gran Canaria celebra la victoria de u equipo frente al Valencia Basket. EFE EFE

Se han disputado ya los cuartos de final de la Copa del Rey de baloncesto. Eso quiere decir que hay cuatro equipos clasificados para semifinales y otros cuatro que han sido enviados a casa. Sin embargo, aunque la procesión vaya por dentro, todos los aficionados de esos equipos no se han ido. Muchos de ellos han revendido sus abonos y otro se quedan aquí hasta el domingo porque "la Copa mola", como repiten siempre que se les pregunta por qué han venido hasta tan lejos. [Dominion Bilbao - Herbalife Gran Canaria en directo, a las 19:00h. en Teledeporte y RTVE.es]

En las gradas del Coliseum coruñes se mezclan todos. Una hora antes del primer partido comienzan a producirse retenciones en los accesos por acerretera -por no hablar de las que se montan al cierre de la jornada- y el ambiente de fiesta es contagioso juegue quien juegue.

Las aficiones de Obradoiro y Baskonia compitieron de manera sana.

Las aficiones de Obradoiro y Baskonia compitieron de manera sana. Felipe Fernández

Los hinchas del Obradoiro jugaban en casa y eso se notaba. Especialmente bonito -y con una rivalidad sana envidiable- fue el duelo que mantuvieron en cuartos de final con los seguidores del Laboral Kutxa Baskonia. Los alaveses serían probablemente los más representados en A Coruña más allá de los gallegos y saben por experiencia cómo hay que animar a su equipo en una Copa.

Integrantes de la charanga que acompaña a los aficionados del Laboral Kutxa Baskonia.

Integrantes de la charanga que acompaña a los aficionados del Laboral Kutxa Baskonia. Felipe Fernández

Competían además con cierta ventaja y es que la charanga que les acompaña derrochaba potencia pulmonar, tanto dentro del pabellón como sobre todo fuera, en la carpa que el equipo vasco habilitó para sus seguidores al lado de El Coliseum.

La mascota del Obradoiro baila con la mascota del Herbalife en medio de la pista.

La mascota del Obradoiro baila con la mascota del Herbalife en medio de la pista. Felipe Fernández

En decibelios por número de seguidores nadie gana a la afición del Montakit Fuenlabrada. Alternan camisetas azules (color originario del club) con naranjas y con faldas escocesas pero a la hora de animar sí que saben sincronizarse. Todo con tal de hacer más ruido que los hinchas del equipo rival, el Real Madrid, ubicados a escaso 20 metros.

Aficionados vestidos de Minions durante el partido Real Madrid - Fuenlabrada.

Aficionados vestidos de Minions durante el partido Real Madrid - Fuenlabrada. EFE EFE

La posición de los fuenlabreños en las gradas era también cercana al grueso de las aficiones del Valencia Basket y del FC Barcelona. Ambas llegaron en gran número a Coruña pero la decepción del primer día les ha hecho disminuir su ímpetu a los pocos que se han quedado. La mayoría de ellos ha podido encontrar algún comprador baskonista para revender su abono.

La afición del Dominion Bilbao celebra la clasificación a semifinales.

La afición del Dominion Bilbao celebra la clasificación a semifinales. Felipe Fernández

Por el contrario, en el lado alegre del primer día, están los aficionados del Dominion Bilbao y del Herbalife Gran Canaria. Los primeros incluso llegaron a llorar con la eliminación del Barça a manos de los suyos (Vídeo). Los segundos se quedaron casi hasta que apagaron las luces el jueves para felicitar de cerca a sus jugadores.

Los jugadores del Herbalife retornan a la pista para saludar a su afición.

Los jugadores del Herbalife retornan a la pista para saludar a su afición. Felipe Fernández

Deportes

anterior siguiente