Enlaces accesibilidad

NBA - All-Star Game

Pau Gasol se suma a la fiesta de despedida de Kobe Bryant en el All-Star

  • El de Sant Boi jugará a sus 35 años su sexto partido de la estrellas
  • Kobe, que ha anunciado su retirada, disputará su último All-Star
  • Toronto acoge el encuentro, que por primera vez se celebra fuera de EE.UU.

Enlaces relacionados

Por
Pau Gasol y Kobe Bryant se verán las caras en el All Star
Pau Gasol y Kobe Bryant se verán las caras en el All Star. EFE/PAUL BUCK

Ha tenido que ser gracias a la lesión de su compañero de los Bulls Jimmy Butler pero Pau Gasol podrá disputar este domingo en Toronto su sexto All-Star, el partido que reúne a las principales estrellas de la NBA, cuya 65 edición tendrá lugar en el Air Canada Centre de la ciudad canadiense. Es la primera ocasión en la que un encuentro de estas caracerísticas se celebra fuera de territorio estadounidense.

El jugador español había hecho méritos suficientes para estar en esta gran cita anual del baloncesto norteamericano: se quedó a las puertas en la votación popular pero, incomprensiblemente, tampoco fue seleccionado por los entrenadores como reserva. Su inclusión por la lesión de Butler no es ningún demérito sino el reconocimiento a un jugador fantástico que, en el supuesto ocaso de su carrera, está acumulando números de estrella (17 puntos, casi 11 rebotes y 3,4 asistencias por noche).

El panorama es muy distinto al de 2015, cuando Pau Gasol y su hermano Marc, ahora lesionado, protagonizaron un histórico salto inicial en el Madison Square Garden de Nueva York como titulares de los equipos de ambas conferencias.

Sea como fuere, a sus 35 años Gasol podrá sumar una nueva presencia en esta prestigiosa cita y, además, asistir a la despedida de su gran amigo y compañero en los Lakers Kobe Bryant, con quien jugó tres finales y logró dos anillos con la camiseta de la franquicia angelina. Desde que hace unos meses la ‘Mamba Negra’ anunciara que esta iba a ser su última temporada en activo, las canchas por las que han desfilado los Lakers se han convertido en un homenaje a Bryant y se espera que algo similar suceda en este All-Star, un partido hecho a la medida del genial escolta.

"Será muy especial enfrentarme a Kobe Bryant en su último All-Star", ha declarado Pau en las horas previas el encuentro y ha asegurado que tratará de "disfrutar los momentos que estemos juntos en la cancha, será un momento muy emocionante".

Kobe, dispuesto a competir

No podemos olvidar que Bryant tiene marcadas unas cuantas muescas en el Partido de las Estrellas, del que ha sido cuatro veces jugador más valioso –récord que comparte con Bob Pettit, jugador de los 50 y los 60-. Además, es el más votado de la historia (30.260.939 votos, muy por delante de Shaquille O’Neal y LeBron James), el jugador que más veces ha sido elegido para un quinteto inicial (15, si contamos la de este domingo) y mantiene el récord de puntos conseguidos, 280, pero esta marca caerá antes o después pues LeBron James, al que aún le quedan varias temporadas por delante, ha conseguido hasta el momento 278.

Kobe ya ha advertido que no viene al All-Star a recibir palmaditas en la espalda sino a competir. Y eso, viniendo de un tipo como él, significa que va a ir a por todas, sobre todo si tenemos en cuenta que en las dos últimas citas no pudo estar presente por lesión. No hay que olvidar que en esta misma cancha el escolta de los Lakers le endosó hace diez años nada menos que 81 puntos a unos Toronto Raptors en los que por entonces militaba José Manuel Calderón, lo que puede suponer una dosis extra de motivación.

Aunque no podrá igualar los seis anillos de su gran ídolo, Michael Jordan, la carrera de Kobe Bryant forma ya parte de la historia de la NBA.

El triunfo del 'small-ball'

Este All-Star es, además, el del triunfo del ‘small-ball’, el juego de bajitos que se está imponiendo en la NBA sobre todo merced al sistema que emplean los Golden State Warriors, el líder de la Liga y, hasta la fecha, el equipo que está batiendo todos los registros de victorias, amenazando la marca histórica de los Bulls de la temporada 95-96 (72 victorias y solo 10 derrotas en temporada regular). 

Tanto que en ninguno de los dos quintetos elegidos por votación popular hay pívots ni ala-pívots. Una anomalía fomentada en parte por el sistema de votación pero que dice mucho de por dónde van los tiros en la NBA en los últimos años: posesiones cortas, transiciones a toda velocidad y, sobre todo, una lluvia constante de triples. Los espectadores aplauden este estilo de juego en el que la defensa ha dejado de ser lo más importante. Algo que, por otro lado, tampoco es algo nuevo en el All-Star

El Este gana en el global

Si nos atenemos al historia de los últimos años, el Oeste -que ha vencido en cinco de los últimos seis encuentros, parte como favorito, aunque en el global el Este se impone por 37 triunfos a 27.

El entrenador de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, dirigirá al Oeste, que partirá con un quinteto formado por Stephen Curry (Golden State Warriors), Russell Westbrook (Oklahoma City Tunder), Kobe Bryant (L.A. Lakers), Kawhi Leonard (San Antonio Spurs) y Kevin Durant (Oklahoma City Thunder); con Chris Paul (Los Angeles Clippers), James Harden (Houston Rockets), Klay Thompson (Golden State Warriors), Draymond Green (Golden State Warriors), Anthony Davis (New Orleans Pelicans), LaMarcus Aldridge (San Antonio Spurs) y DeMarcus Cousins (Sacramento Kings) en el banquillo. 

El Este contará con un técnico casi sin experiencia, Tyronn Lue, que acaba de suceder en el banquillo de los Cavaliers de Cleveland a David Blatt. Su quinteto será el formado por Kyle Lowry (Toronto Raptors), Dwyane Wade (Miami Heat), LeBron James (Cleveland Cavaliers), Paul George (Indiana Pacers) y Carmelo Anthony (New York Knicks); mientras que John Wall (Washington Wizards), Isaiah Thomas (Boston Celtics), Pau Gasol (Chicago Bulls), DeMar Derozan (Toronto Raptors), Paul Millsap (Atlanta Hawks), Al Holford (Atlanta Hawks) Andre Drummond (Detroit Pistons) partirán desde el banquillo.

Deportes

anterior siguiente