Anterior El Tribunal Administrativo del Deporte abre expediente a Villar por unanimidad Siguiente Juan Luis Larrea, nuevo presidente de la RFEF Arriba Ir arriba
La selección española de balonmano se lleva la plata europea
Balonmano | Campeonato de Europa

Alemania anula a España y se proclama campeona de Europa

  • Los germanos mandaron en la final de principio a fin (24-17)

  • Las paradas de Wolff y la efectividad goleadora dan el título a Alemania

  • España, seca en ataque, pierde su tercera final europea

|

Ficha técnica

24 - Alemania: Wolff; Reichmann (3), Wiede (-), Pekeler (2), Lemke (-), Fath (3) y Dahmke (4) -equipo inicial- Lichtlein (ps), Sellin (1p), Strobel (1), Schmidt (1), Hafner (7), Kuhn (1), Ernst (-), Pieczkowski (-) y Kohlbacher (1)

17 - España: Sterbik; Víctor Tomás (4, 3p), Maqueda (-), Raúl Entrerríos (5), Antonio García (2), Rivera (1p) y Aginagalde (-) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (-), Ugalde (1), Cañellas (1), Morros (-), Baena (-), Guardiola (-), Del Arco (-) y Dujshebaev (3)

Marcador cada cinco minutos: 1-0, 5-1, 7-2, 8-4, 8-5 y 10-6 (Descanso) 12-7, 14-8, 16-9, 18-12, 22-14 y 24-17 (Final)

Árbitros: Gjeding y Hansen (DEN). Excluyeron por dos minutos a Schmidt (2), Kuhn, Kohlbacher, Pekeler (2), Sellin y Lemke por Alemania; y a Guardiola (2), Morros y Raúl Entrerríos por España.

Incidencias: Final del Europeo de Polonia 2016 disputado en el Tauron Arena de Cracovia ante unos 15.000 espectadores. El presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, presenció el encuentro en directo.

La selección española de balonmano ha caído ante Alemania en la final del Europeo y se ha colgado la plata después de una final dominada por los germanos (24-17). La nueva campeona de Europa no dio opciones a los Hispanos y, tras mandar de principio a fin, coronaron su magnífico campeonato con la medalla de oro y el acceso directo a los Juegos de Río 2016.

Los de Manolo Cadenas fueron todo el partido por detrás en el marcador y no dieron sensaciones en ningún momento de poder ganar la final y acabar con la maldición de los Europeos, en los que acumulan tres platas. A pesar del decente partido en defensa y la buena actuación de Sterbik (14 paradas), la falta de definición en ataque condenó a España.

Alemania, por su parte, fue una locomotora desde el principio. Desde el muro impuesto por Wolff en la portería, con sus 16 paradas, los germanos construyeron una sólida victoria en la que consiguieron mantenerse en pie en las inferioridades y se mostraron certeros en ataque con los siete tantos de Häfner como goleador destacado.

El ya campeón de Europa mostró las cualidades que le habían llevado a la final y mostró que tiene ante sí un futuro esplendoroso con un equipo joven y llamado a dar mucha guerra en el panorama mundial del balonmano, mientras que los Hispanos, que no había jugado su mejor balonmano en este campeonato, volvieron a tener los mismos problemas de ataque y estuvieron lejos del juego que mostró ante Croaciasin encontrar buenas sensaciones en los 60 minutos de la final.

España se jugará el pase a Río en el preolímpico

Los alemanes arrancaron con un 2-0 y España tardó más de seis minutos en conseguir su primer tanto, obra de Valero Rivera desde los siete metros. La sequía goleadora de los Hispanos fue aprovechada por Alemania, que sin conseguir una cosecha abultada, comenzó pronto a hacer hueco en el marcador con los goles de Häfner y las paradas de Wolff.

Alemania dominaba con claridad y España buscaba a Enterríos y Cañellas para tirar del carro. Pero ni el MVP del torneo ni el líder de España en el Mundial conquistado hace tres años consiguieron hacerse con el mando del choque y sacar adelante una final que se complicaba con el paso de los minutos al tiempo que crecía la impotencia ante la regularidad alemana.

La segunda parte no cambió los parametros del encuentro y España languidecía entre la dura defensa de Alemania, que mantenía una cómoda distancia de seis goles que le permitió llegar al final sin mayores apuros. Alemania navegó directa hacia el oro y España, subcampeona de Europa y cuarta del mundo, acabó condenada a jugar un preolímpico para luchar por una plaza en Río 2016.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente