Anterior Rodrigo Moreno renueva con el Valencia hasta 2022 Siguiente Messi recibe su cuarta Bota de Oro en Barcelona Arriba Ir arriba
Los 'Hispanos' pinchan ante Dinamarca
Europeo balonmano | España 23-27 Dinamarca

Los 'Hispanos' se desploman en la segunda parte

  • La selección española ha perdido ante Dinamarca por 23-27

  • Ni la gran actuación de Sterbik ni la buena defensa evitaron la derrota

  • España sigue dependiendo de sí misma para estar en semifinales

  • Sigue el Europeo de Polonia 2016 en RTVE.es

|

- Ficha técnica:

23 - España: Sterbik; Víctor Tomás (3, 1p), Maqueda (3), Morros (1), Ugalde (2), Cañellas (1) y Raúl Entrerríos (4) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (-), Aginagalde (2), Antonio García (1), Baena (-), Rivera (4, 1p), Mindegia (-), Del Arco (1) y Dujshebaev (1)

27 - Dinamarca: Landin; Svan (2), Christiansen (2), Mensah Larsen (1), Hansen (3), Eggert (3p) y Toft Hansen (2) -equipo inicial- Moller (ps), Lynggaard (-), Mortensen (1), Lauge (-), Noddesbo (5), Lindberg (1), Mollgaard (1), Damgaard (6) y Balling (-)
Marcador cada cinco minutos: 4-1, 5-2, 6-5, 9-7, 11-9 y 14-11 (Descanso) 15-12, 16-15, 18-18, 18-20, 19-24 y 27-23 (Final)

Árbitros: Nachevski y Nikolov (MKD). Excluyeron por dos minutos a Morros por España; y a Noddesbo por Dinamarca.

La selección española de balonmano dio un paso atrás en el camino hacia las semifinales del Europeo, y deberá ganar a Hungría y Rusia para poder pelear por las medallas, tras perder este domingo por 23-27 ante Dinamarca, en un encuentro en el que el conjunto español se desplomó por completo en la segunda mitad.

Ni la excepcional actuación del guardameta Arpad Sterbik, que por momentos superó el 75 por ciento de paradas, ni el excelente trabajo defensivo de los "hispanos" en la primera mitad, evitaron el derrumbamiento del equipo español, que careció por completo de ideas en ataque en el segundo tiempo.

Tal y como atestiguan los más de once minutos, mediado el segundo período, que el conjunto español encadenó sin marcar y que permitieron a Dinamarca dar la vuelta al tanteador (18-23) con un parcial de 0-7 que dejó en nada el sensacional primer tiempo del equipo español.

Obligado por la ausencia del lesionado Gedeón Guardiola, el conjunto español apostó de inicio en defensa por un 5-1 muy profundo con Cristian Ugalde en el puesto de avanzado, que no tardó en sorprender a los daneses.

De hecho, no habían transcurrido ni cinco minutos de juego cuando el preparador danés, Gudmundur Gudmundsson, se vio obligado a pedir un tiempo muerto para tratar de corregir el rumbo de una desnortada Dinamarca.

Todo lo contrario que España, que, de la mano de un lúcido Raúl Entrerríos, solventó sus cuatro primeros ataques con cuatro goles, que permitieron a los de Manolo Cadenas dar el primer estirón (4-1) en el marcador.

Aunque el principal problema de Dinamarca no era la intensa defensa del equipo español, sino la estratosférica actuación del portero español Arpad Sterbik, que detuvo seis de los ocho primeros lanzamientos del equipo nórdico, incluido, tres de la superestrella danesa Mikkel Hansen.

Paradas y más paradas que permitieron a España aumentar a los once minutos de juego su ventaja a unos más que esperanzadores cuatro goles (6-2) de ventaja, que premiaban la mejor puesta en escena del conjunto español.

La 'pájara' de la segunda mitad

Pero en un Europeo nada es sencillo y mucho menos cuando enfrente se encuentra un rival como Dinamarca, por lo que bastó que la selección española perdiera mínimamente la claridad en ataque para que los nórdicos volviesen a ajustar (6-5) a la carrera el marcador.

Una circunstancia que obligó a los "hispanos" a redoblar de nuevo sus esfuerzos en defensa, donde por primera vez en este Europeo, España se mostró como ese equipo, que a base de inteligencia, constantes ayudas y, sobre todo, piernas, muchas piernas, es capaz de cerrar cualquier posible hueco al rival.

Todo un muro inexpugnable para el conjunto danés, que lastrado por la gris actuación de Mikkel Hansen, que cerró el primer período con tan sólo un gol, vio como de nuevo España volvía a distanciarse en el tanteador (13-9) bajo la dirección de un impecable Raúl Entrerríos.

Un gol menos de ventaja que los tres (14-11) con los que el equipo español arrancó una segunda parte, en la que España careció de la claridad ofensiva del primer período.

Problema al que se añadió la irrupción del pivote Jesper Noddesbo, que con cuatro goles en los once primeros minutos de la reanudación, permitió a Dinamarca reducir su desventaja a tan sólo un tanto (17-16)

Únicamente la excelente actuación del portero Arpad Sterbik, empeñado en amargar la tarde a los jugadores daneses, retrasó lo inevitable, que Dinamarca se pusiese por primera vez en el partido por delante en el marcador (18-19) apenas superado el ecuador de la segunda mitad.

Toda una prueba de madurez para el conjunto español, que, en un visto y no visto, pasó de jugar por ampliar su renta a verse obligado a tener que remontar una desventaja (18-23) de cinco tantos en el marcador tras acumular más de once minutos sin marcar.

Una gesta que nunca llegó, lo que condenó a España a su primera derrota (23-27) en un Europeo de Polonia en el que todavía sigue dependiendo de sí misma para llegar a las semifinales si logra vencer a Hungría y Rusia en las próximas jornadas.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente